Vecol, de lejos el mejor laboratorio veterinario del país

Por: 
CONtexto Ganadero
22 de Diciembre 2013
compartir
Elías Botero, presidente ejecutivo de Vecol
Para 2014 Vecol también le apuesta a contribuir con la erradicación de la brucelosis bovina en Colombia. Foto: CONtexto ganadero.
Temas como la modernización de la empresa, la erradicación de fiebre aftosa en Colombia, el contrabando, entre otros, fueron claves durante este 2013, según dijo Elías Borrero, presidente ejecutivo de esta empresa de productos veterinarios.
 
Ad portas de que Vecol, empresa colombiana de productos veterinarios, cumpla 60 años, su actual presidente ejecutivo, Elías Borrero, destacó el avance en temas como el crecimiento de la empresa, en especial en estos últimos 10 años; la erradicación de la fiebre aftosa en Colombia, la incidencia del contrabando y el aumento de empresas farmacéuticas.
 
En la última década Vecol se ha dado a conocer por la modernización de sus equipos y el fortalecimiento de la credibilidad en los productores pecuarios del país, llegando a consolidarse como una de las empresas más sólidas en materia de producción de insumos veterinarios. (Lea: Vecol registró un crecimiento del 12% en sus ventas en 2012)
 
“Lo que hicimos primero fue creer en la gente y corrimos con suerte, porque en ese entonces se dio un brote en Uruguay y logramos vender unas vacunas que teníamos, eso ayudó a ganar mercado paulatinamente. La incursión en el mercado internacional para mí fue un reto que hoy día representa el 30 % de las ventas. Así de sencillo”, señaló Borrero.
 
El presidente ejecutivo de esta empresa de productos veterinarios también señaló que otro de los logros fue haber aumentado el volumen de producción de la vacuna para no poner en riesgo el proceso de erradicación de aftosa en el país. “En este momento cuando hay una necesidad de 17 millones de dosis tenemos 24 millones certificadas”.
 
Colombia, libre de fiebre aftosa con vacunación
 
En mayo de 2009 Colombia recibió la certificación de la Organización Mundial de Sanidad Animal, OIE, de 'País libre de aftosa con vacunación', lo que le significó a la ganadería nacional iniciar exportaciones de productos como carne y leche.
 
Ese logro también se debe al trabajo mancomunado entre el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Madr, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA; la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán; y Vecol. (Lea: Erradicar fiebre aftosa, una travesía que cumple 63 años en Colombia)
 
“Esta es una gran demostración de la buena calidad del biológico, del entendimiento, de la colaboración que tenemos con todos los ganaderos del país y del compromiso, pues se logró erradicar la enfermedad que más afecta la actividad ganadera, después del orden público”.
 
Ecuador, Perú y Uruguay, trabajando de la mano con Vecol
 
Con el fin de erradicar la fiebre aftosa, la empresa de productos veterinarios también le apostó a trabajar con países vecinos desde hace 10 años, para mejorar la productividad ganadera. “Entendimos que no sacamos mucha cosa con erradicar la enfermedad, si el problema persiste en Venezuela. En el caso de Ecuador y Perú estaba presente la enfermedad, pero había muy pocos focos, entonces tenemos que concentrarnos también en los vecinos e incluso ir un poco más allá de la frontera, es decir, a países como Uruguay”.
 
Por eso, según Borrero, desde hace 10 años que llegó a la institución, la primera tarea fue hallar una solución a los problemas de producción, con el fin de mantener los inventarios de exportación. Los resultados saltan a la vista ya que Vecol sigue vendiendo entre 4 y 5 millones de vacunas anuales en Uruguay. (Lea: Colombia, favorecida si Ecuador se certifica libre de fiebre aftosa)
 
En Perú también contribuimos con la venta de la dosis para las zonas de frontera más que todo. Esto representa unas 400 o 500 mil dosis. En Ecuador frecuentemente se presentaban focos en grandes cantidades, que de paso nos afectaban a nosotros; entonces montamos el modelo de comités, como el que hay en Colombia, lo que al final nos permitió iniciar con la venta de algunas dosis hasta lograr suministrar todo el biológico”, explicó Borrero.
 
Con Venezuela se presenta una situación en particular ya que hace 4 años se vendía la vacuna anti aftosa, productos biológicos y farmacéuticos. “Luego, cuando se viene este problema político de relaciones empiezan a fallarnos con los pagos y tuvimos una deuda de $5 mil millones, que solo luego de mucho insistir, pagaron. Ahora les vendemos algunos productos, pero las importaciones a ese país son mínimas”.
 
El contrabando y proliferación de laboratorios, también afecta a la industria
 
“El contrabando nos ha afectado muchísimo y especialmente el de Venezuela porque allá tienen la situación del diferencial cambiario donde el precio del dólar oficial, frente al precio del dólar del mercado llega a ser de casi 8 veces. Esto hace que la gente opte por comprar allí con dólares negros los medicamentos de distintos países y los introducen a Colombia”.
 
Sumado a lo anterior, Elías Borrero afirmó que otro de los aspectos que ha afectado a esta empresa es la proliferación de laboratorios, los cuales en los últimos 10 años han pasado de ser 30 a 200 en todo el país. “A Vecol le exigen todo, pero con los demás no hay el mismo nivel de exigencia por parte del organismo sanitario nacional”. (Lea: Informe especial: El ICA, con la obligación de mantener nuestro estatus sanitario)
 
Vecol en 2014
 
Desde nuevos productos, hasta erradicar la brucelosis bovina se convierten en los mayores retos de esta empresa, algo que según su presidente ejecutivo “se ha convertido en una batalla lenta que no ha sido fácil acabar. Es pesado el elefante, pero ahí vamos”, debido a las altas exigencias sanitarias por parte de la autoridad. (Lea: Vecol firma convenio con Farvet SAC para producir vacuna contra la peste porcina)
 
“Es insólito el nivel de exigencia de estos magos de la autoridad sanitaria que están entrando a ver qué cambio pueden introducir, entonces en eso no se avanza de manera rápida, pero estamos en la lucha. El reto grande que tenemos es diseñar un esquema de comercialización para que los beneficios de producir a bajos costos o razonables puedan trasladarse al productor y no se queden en la cadena de intermediación; ese es el reto a futuro”.