Al igual que en Colombia, el tema del contrabando preocupa en Bolivia

Por: 
CONtexto Ganadero
30 de Agosto 2013
compartir
Contrabando de productos agropecuarios en Bolivia
El contrabando de productos agropecuarios no ha sido controlado en Bolivia. Foto: Gobernanción Norte de Santander.
La importadora y distribuidora Grupo Unión Columbia, GUC, denunció el ingreso de productos agropecuarios de contrabando por 7 puntos fronterizos.
 
Semillas, hormonas, dosis de semen bovino de alta genética, alimento balanceado, fertilizantes, abonos y agroquímicos llegan a Bolivia desde Yacuiba y Bermejo, en la frontera con Argentina; de Puerto Quijarro, San Ignacio y Guayaramerín, en Brasil; de Desaguadero, en Perú; y desde Villa Montes, en Paraguay.
 
Las afectaciones económicas y los riesgos en la salud animal y humana son la principal preocupación del país, según el anuncio que dio a conocer el Grupo Unión Columbia, al Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria, Senasag, y la Aduana en Bolivia. (Lea: Contrabando venezolano enciende alarmas en agricultores colombianos)
                                               
Herlan Villagómez, presidente del GUC, señaló al portal agromeat.com que en Bolivia por lo menos 50 empresas venden los productos con los estándares de calidad exigidos y desde 2010 han estado en crisis por el comercio informal, ante lo que se prestan a generar un informe sobre las pérdidas que han tenido en los últimos años y la cuantía que el Estado ha dejado de recibir por el ingreso sin pago de impuestos de los productos agropecuarios.
 
“La situación se torna insostenible”, aseveró el presidente del Grupo Unión Columbia. (Lea: Ganaderos bolivianos prevén triplicar la venta de carne vacuna a mercados externos)
 
En respuesta a la denuncia de la industria GUC, el director nacional del Senasag, Christian Fernández, afirmó que en los puntos fronterizos están localizados 3 técnicos que intensificarán los controles sanitarios para evitar que a Bolivia sigan llegando productos sin certificación.
 
Con el contrabando todos pierden
 
Ismael Zúñiga, subgerente de Salud y Bienestar Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán,  señaló que el comercio informal y sobre todo el que se establece en las fronteras de los países, genera una cadena de pérdidas que altera a las empresas legalizadas, los productores y el consumidor.
 
“Todo lo que ingresa por contrabando no corresponde a las necesidades de los ganaderos y agricultores”, resaltó Zúñiga. (Lea: Carne boliviana llegaría a nuevos mercados de Suramérica)
 
De igual forma, los productos de contrabando no tienen certificación de calidad del país de donde provienen y mucho menos al que ingresan y eso conlleva a que se propaguen enfermedades.
 
“Podrían tener gérmenes que se pueden reproducir al ganado o a la agricultura. Las enfermedades o patógenos exóticos ocasionan efectos nocivos y pérdidas económicas”, recalcó el subgerente de Salud y Bienestar Animal de Fedegán.
 
Zúñiga manifestó que aunque Bolivia no tiene límites con Colombia, “habrá quienes están ingeniándose la forma de tercerizar la llegada de productos de allá y eso afectaría la producción de las empresas que cumplen con todo lo legal”.
 
El experto de la Federación dijo que las productores pueden conseguir los insumos a precios más baratos en el comercio informal, pero el consumidor puede sufrir las consecuencias al comprar alimentos sin calidad. (Entrevista: Es importante que Colombia recupere su presencia en el mercado venezolano)
 
Ante eso, consideró importante que el Gobierno nacional ayude a los ganaderos y agricultores a obtener insumos más económicos que hagan rentable el negocio.
 
El Colombia el contrabando de alimentos se da en la frontera con Venezuela y Ecuador.