Capacitación y asistencia, claves para que ganaderos en Brasil recuperaran suelos degradados

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Mayo 2022
compartir
ganaderia y restauracion de pastos en Brasil y Amazonas
La capacitación y la asistencia técnica permitió que ganaderos de Brasil restauraran terrenos degradados y aumentaran sus ingresos. Foto: imgs.mongabay.com

Un estudio en Brasil concluyó que capacitar a los ganaderos en restauración sostenible de pastos podría generar beneficios económicos y ambientales. Esto podría frenar las emisiones de dióxido de carbono y reducir la deforestación en el Amazonas, logrando elevar sus ingresos.

 

El trabajo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences y replicado por el sitio Mongabay encontró que los ganaderos de la región El Cerrado que recibieron capacitación grupal y asistencia técnica aumentaron la productividad de su ganado y sus ingresos en un 39 %.

 

Según los investigadores, este modelo podría replicarse en el Amazonas. El programa también estuvo vinculado a una reducción de 1,19 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono al sumar el volumen de secuestro de carbono y las emisiones directas y evitadas.

 

Si simplemente mejora la calidad de los pastos, ayudará tanto a la productividad como al medio ambiente”, aseguró al portal Mongabay por teléfono el autor principal del estudio, Arthur Bragança, de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro.

 

Y agregó: “La tierra recuperada tendrá más materia orgánica para el consumo de ganado y para la captura de carbono. Más materia orgánica absorbe más carbono”. (Lea: ¿Qué especies nativas del piedemonte amazónico pueden servir como forraje para el ganado?)

 

Alrededor de 100 millones de hectáreas de potreros en este país se consideran degradados, un área más grande que Venezuela. La degradación del suelo es uno de los mayores contribuyentes al cambio climático según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

 

La investigación se centró en una iniciativa de crédito liderada por el gobierno en Brasil conocida como el programa Agricultura Baja en Carbono (ABC). (Lea: Estas son las acciones de sostenibilidad del gremio y las empresas del sector ganadero)

 

El programa busca reducir las emisiones de carbono con préstamos a bajo interés a productores que deseen implementar prácticas agrícolas sostenibles, como la integración de cultivos, ganado y bosques, la fijación biológica de nitrógeno y la recuperación de pastos.

 

El estudio analizó el impacto de la capacitación en restauración de pastos del programa ABC a 1369 ganaderos. Un grupo no recibió, 395 recibieron 56 horas y 311 hicieron el curso y tuvieron asistencia técnica personalizada, con visitas mensuales de técnicos de campo.

 

Los datos encontraron que solo aquellos ganaderos que recibieron tanto la capacitación como la asistencia técnica mostraron mejoras significativas en la productividad, los ingresos y las emisiones de carbono. El curso por sí solo no tuvo impacto.

 

“La mayor parte de la política agrícola brasileña se centra en otorgar subsidios y créditos a los productores”, señaló el experto de la Universidad Católica de Río de Janeiro. (Lea: Productividad de ganado de carne en Brasil mejora 30 % con árboles de eucalipto)

 

Agregó que aunque el crédito es importante, su investigación encontró que los rancheros solo hacían cambios sostenibles en sus propiedades cuando recibían capacitación personalizada. “Esto sugiere que el problema no es la falta de dinero, sino la falta de información”, dijo.

 

 

Beneficios ambientales de la recuperación de pastos

 

Solo 20 % de los ganaderos brasileños actualmente tienen acceso a asistencia técnica que pueda ayudarlos a implementar una gestión sostenible en sus ranchos, según el estudio. (Lea: El ambicioso plan con el que Brasil pretende mitigar las emisiones de GEI)

 

Ricardo Rodrigues, profesor de la Universidad de São Paulo que no participó en ninguno de los estudios, dijo que la restauración de pastos podría ayudar a reducir la deforestación y liberar tierras para la recuperación de la vegetación nativa, sin afectar el sector agroindustrial de Brasil.

 

“Usando tecnología ganadera, podríamos liberar hasta 32 millones de hectáreas de pastos degradados para restaurarlos para otros usos, mientras mantenemos la misma cantidad de ganado”, afirmó para el portal en inglés.

 

Pero los pastos degradados y la necesidad de más tierra pueden no ser siempre la causa principal de la expansión agrícola, según Celso Manzatto, investigador de Embrapa, el brazo de investigación agrícola del Ministerio de Agricultura de Brasil.

 

“Aunque el ganado normalmente se asocia con la deforestación, en realidad es una estrategia para que la gente tale madera ilegalmente. Después de conseguir madera, buscan la forma de legalizar el terreno. La ganadería es la forma más económica de ocupar un área”, aclaró.

 

Peter Newton, de la Universidad de Colorado Boulder en los EE. UU., coautor del estudio con Bragança, estuvo de acuerdo en que la restauración de pastos podría reducir la necesidad de deforestación para la agricultura y disminuir la presión sobre los hábitats naturales.

 

Como anotó, las fincas en la Amazonía y el Cerrado tienden a tener pocas cabezas de ganado por hectárea. La restauración de pastos puede aumentar la cantidad de ganado en la misma cantidad de espacio, lo que podría reducir la necesidad de deforestación.

 

El plan ABC original finalizó en 2020 y fue sucedido por ABC+, que continuará hasta 2030. Tiene la intención de reducir emisiones en 1100 millones de toneladas métricas en 10 años, 7 veces más que el plan original, e incluye la recuperación de áreas degradadas como un medio clave para promover la agricultura sostenible.