¿El apetito por la carne de origen vegetal ya alcanzó su punto máximo y ahora está en declive?

Por: 
CONtexto ganadero
14 de Febrero 2022
compartir
carne vegetal, consumo carne vegetal, consumo carne vegetal en Estados Unidos y Reino Unido,  carne bovina, investigación, hamburguesas, origen animal, proteínas, niños mujeres gestantes, adultos mayores, estados nutricionales subóptimos, Financial Times, ganado bovino, ganadería bovina, carne, leche, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, vacas, vacas Colombia, bovinos, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
La carne de origen vegetal registró su mayor crecimiento de consumo en EE. UU. durante el 2020, pero se estancó en 2021. Foto: bienestarcolsanitas.com

De acuerdo con las últimas estadísticas, el consumo de este tipo de proteína vegetal habría llegado a la cúspide de su crecimiento y estaría disminuyendo en países como Estados Unidos y Reino Unido. ¿A qué se debe este comportamiento? Aquí se lo explicamos.

 

Si bien las hamburguesas de lentejas o tofu existen desde hace décadas, el interés de los consumidores por la nueva generación de carnes de origen vegetal, que imitan el sabor, la textura y el olor de la carne animal, se disparó en los últimos años.

 

Como reportó Financial Times, la salida a bolsa de la empresa estadounidense Beyond Meat en 2019 habría contribuido a ello, y varias cadenas de restaurantes la incorporaron en sus menús. (Lea: Carne vegetal no remplaza las propiedades y aportes de la de bovino)

 

Tras crecer 46 % en 2020 debido a una mayor demanda al comienzo de la pandemia, las ventas de carne de origen vegetal en EE. UU. en 2021 cayeron 0,5 %. En Reino Unido, las ventas se redujeron en la segunda mitad del año pasado, aunque en diciembre repuntaron.

 

“Probablemente hemos tenido un poco de ciclo de exageración, con muchas personas probando cosas una o dos veces. Eso ha impulsado un crecimiento muy rápido”, afirmó para este medio Will Hayllar, socio gerente global de OC&C Strategy Consultants.

 

La desaceleración del crecimiento ha tomado por sorpresa a algunos ejecutivos. Muchos habían anticipado que la continua ansiedad por el cambio climático y el costo ambiental de la industria cárnica actuaría como un gran estímulo para la carne falsa de origen vegetal.

 

Creada con la ayuda de bioquímicos y científicos moleculares, este alimento ofrece una forma de reducir el consumo de carne sin sacrificar algo que muchas personas prefieren consumir. (Lea: La hamburguesa con carne, más sana que la vegetal)

 

Esta categoría se ha desacelerado en todos los ámbitos”, dijo Michael McCain, director ejecutivo de Maple Leaf Foods, a los analistas en noviembre cuando anunció una revisión del negocio de carne de origen vegetal del grupo canadiense.

 

Por su parte, Arlin Wasserman, fundador de la consultoría Changing Tastes, aseguró a ese medio que la carne vegetal tuvo su “gran audición” durante la pandemia, lo que desencadenó el gran salto en las ventas en 2020, por las compras en grandes cantidades.

 

Sin embargo, en el largo plazo parece que fue una estrategia en contra de la categoría, sobre todo en EE. UU. Para él, la larga lista de ingredientes con nombres desconocidos en el alimento altamente procesado actúa como una barrera para repetir la compra.

 

“Los consumidores pueden comprarlo una vez, pero después de leer la etiqueta, reducen la velocidad de sus compras”, anotó al medio estadounidense. (Lea: Aprueban proyecto de ley que prohíbe usar la palabra “carne” en productos de origen vegetal)

 

Otra explicación tienen los consultores de agrotecnología y expertos en inversiones, quienes sostienen que las pistas sobre si la carne de origen vegetal es solo otra moda pasajera se pueden encontrar en el “ciclo de sobreexpectación de Gartner” de las tecnologías emergentes.

 

Desarrollada por la firma Gartner Inc., la curva ilustra cinco fases en el ciclo de vida de una nueva tecnología: el pico inicial en las expectativas y luego la decepción cuando no se cumple, lo que lleva a la consolidación, mejora del producto y, finalmente, la adopción generalizada.

 

 

Muchas innovaciones, incluidos los teléfonos móviles, la inteligencia artificial y los vehículos eléctricos, siguen el ciclo. La carne de origen vegetal junto con otras tecnologías agrícolas, como la agricultura vertical, se pueden trazar contra la misma curva.

 

Según Henry Gordon-Smith, fundador de la consultora Agritecture, la carne de origen vegetal está “sobre el pico y ya en el 'punto bajo de la desilusión'”. (Blog: La hamburguesa no es un filete: qué compras cuando compras la carne preparada del supermercado)

 

Para ellos, sería un indicio de que el consumo podría consolidarse y habría una adopción en los próximos años. De hecho, continuamente se están haciendo inversiones en proteínas alternativas. En 2021 se recaudaron a nivel mundial 3 mil millones de dólares.

 

Massimo Zucchero, jefe de soluciones de comidas a base de plantas en Nestlé, grupo de alimentos más grande del mundo, culpa del bajo crecimiento de ventas en EE. UU. al poco interés de los medios y a que los minoristas reconsideran sus estrategias.

 

En Europa hay un alto crecimiento de dos dígitos en la mayoría de los países: “Sí, ha habido una desaceleración. [Pero] el mercado va a empezar a crecer de nuevo”. El valor de la categoría ronda los USD 8000 millones en ventas y podría crecer 20 % anualmente en los últimos cinco años.

 

El próximo gran avance en las proteínas alternativas será el eventual lanzamiento comercial de carnes cultivadas en laboratorio a partir de células de vaca, cerdo y pollo. Aunque no son de origen vegetal, se espera que generen menos emisiones que los animales vivos.

 

Habiendo obtenido la primera aprobación regulatoria del mundo en Singapur en 2020, los empresarios detrás de la carne cultivada en laboratorio esperan que en algún momento de este año, las autoridades alimentarias de EE. UU. le den el visto bueno.