Este es el panorama de las exportaciones de carne de EE. UU. para finales de año y 2023

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Noviembre 2022
compartir
exportaciones de carne de estados unidos en 2022
Tras récord en ventas en 2022, la industria exportadora de carne en Estados Unidos se enfrenta a la incertidumbre de la inflación y de una posible recesión. Foto: lanacion.com.py

Tras récord en ventas en 2022, la industria exportadora de care en Estados Unidos se enfrenta a la incertidumbre de la inflación y de una posible recesión. Ante una posible caída del inventario bovino y menores compras en el exterior, así es como los frigoríficos se preparan para sortear la crisis.

 

Después de un excelente año para las exportaciones de carne tanto de Norteamérica como del Mercosur, la industria se enfrentará a una realidad tardía que ya ha afectado a otros productos básicos: la inflación, advirtió el portal Food Ingredients First (en inglés).

 

Algunos exportadores de carne han registrado ventas récord en lo que va del año, pero ahora comienzan a surgir desafíos y se espera que pronto surjan tensiones en el mercado de la carne. (Lea: La mayoría de la carne en EE. UU. viene de esta raza bovina)

 

“Hemos estado observando la inflación desde noviembre pasado y no había afectado la demanda de carne de res y cerdo de EE. UU. Pero a partir de este verano comenzó a tener un impacto más significativo en el gasto de los consumidores”, aseguró Erin Borror, vicepresidenta de análisis económico de la Federación de Exportadores de Carne de EE. UU.

 

Y agregó: “A medida que los consumidores de todo el mundo ven reducidos sus ingresos disponibles, existe cierta expectativa de que comenzará a afectar su demanda de carne. Realmente no vemos que esta [inflación] se desarrolle en los datos todavía, pero sabemos que está ahí”.

 

Borror indicó que las exportaciones de carne de res de EE. UU. han superado los mil millones de dólares mensuales en 2022 salvo en febrero, prediciendo que el recuento al cerrar el año alcanzará los USD 12 mil millones para los frigoríficos estadounidenses.

 

“Para la carne de res y de cerdo ha sido un año increíble. Básicamente, estuvo en niveles récord el año pasado y ha sostenido un fuerte crecimiento durante la primera mitad de este año, ya que los consumidores han demandado productos cárnicos, ya sea que coman en casa o fuera. Han elegido carne de res y cerdo incluso a precios más altos”, subrayó.

 

 

Un dólar fuerte amenaza las exportaciones de carne

 

Borror explica cómo el dólar ha alcanzado máximos de varias décadas frente a algunas de las principales monedas, lo que ha llevado a un máximo de 20 años frente al euro y a su nivel más alto desde 1998 en comparación con el yen japonés, siendo Japón el mayor importador de carne de res estadounidense.

 

El dólar fuerte ha sido un viento en contra. A esto le agregas los costos de embarque, y ahí es donde se convierte en un desafío para nuestros exportadores”, señaló. (Lea: En 2023 exportaciones de carne vacuna caerían 1% y las importaciones 2%, dice USDA)

 

Sin embargo, algunas monedas se han mantenido estables frente al dólar, como el peso mexicano, lo que ha ayudado en las ventas ya que México es el mayor importador de carne de cerdo de EE. UU. Por su parte, los comercializadores están enfocados en continuar comercializando carne de alta calidad.

 

Mientras tanto, Borror también precisó que las fluctuaciones de los precios de carne de cerdo en China han hecho que importe más carne de res en lo corrido del año, pero ahora que comenzaron a bajar, es probable que consuman más cerdo hacia el final del año.

 

 

Informe del USDA sugiere que el número de cabezas de ganado disminuirá

 

Por otro lado, el reciente informe Cattle on Feed del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) indicó que se avecinan inventarios de ganado más pequeños, como reportó Iowa Farmer. (Lea: Exportaciones de carne de EE. UU. siguieron al alza en julio)

 

Stephen Koontz, economista agrícola de la Universidad Estatal de Colorado, dice que se esperaban colocaciones más bajas: “Las expectativas previas al informe anticipaban que las colocaciones serían el 96,2% del año pasado con un rango de 91,8 a 99 %”, escribió en su columna “En los mercados de ganado”.

 

Y agregó: “El clima seco, los pastos deficientes y los cultivos de trigo deficientes han llevado a un mayor movimiento de ganado de engorde hacia los corrales de engorde a fines del verano y otoño”. El informe indicó una fuerte comercialización de ganado cebado.

 

“Las industrias de ceba de ganado y las empacadoras de carne continúan avanzando con grandes número en sacrificios de ganado semanales y mensuales. Ha habido mejores promedios de sacrificio en las últimas semanas que en los promedios semanales de los últimos dos años”, indicó.

 

Él afirmó que la cadena de suministro de carne sigue siendo más funcional: “El atraso que se creó y persistió desde los cierres por la pandemia parece finalmente desaparecer por completo durante el cuarto trimestre. Esta es una noticia alcista para las perspectivas del mercado”.