Exportadores en Australia buscan mantener la calma por reportes sobre aftosa en ese país

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Julio 2022
compartir
exportadores de carne de Australia
Los exportadores de carne australianos están tratando de calmar a sus clientes extranjeros respecto a las recientes noticias sobre aftosa en ese país. Foto: losagronegocios.com.uy - investopedia.com

Los exportadores de carne australianos están tratando de calmar a sus clientes extranjeros respecto a las recientes noticias sobre aftosa en ese país. Los industriales enfatizan que los hallazgos son fragmentos del virus inactivo, y que el territorio continúa siendo libre de esta y otras enfermedades.

 

En días pasados, en CONtexto ganadero informamos sobre un reporte en Australia sobre la detección de fragmentos del virus de fiebre aftosa en un producto de carne de res que llevaba un pasajero procedente de Indonesia y que arribó al aeropuerto de Adelaida.

 

Este hallazgo se produce en medio del brote de fiebre aftosa que vive el país asiático donde más de 230 000 bovinos están infectados. Indonesia tiene estrechos lazos comerciales con Australia, uno de los mayores productores de carne de res en el mundo.

 

Además, apenas días antes las autoridades encontraron rastros del virus de peste porcina africana (PPA) en un negocio minorista en el distrito comercial de Melbourne. (Lea: Detectan rastros de fiebre aftosa en productos cárnicos importados a Australia)

 

Ante los titulares sobre las recientes detecciones virales en Australia, un país que desde hace décadas ostenta el estatus como libre de aftosa y de PPA, los líderes de la industria indican que los reportes equivocados podrían ocasionar daños en su reputación a nivel internacional.

 

Como reportó el diario Port Lincoln Times, el pánico podría manifestarse en el mercado ganadero, por lo que el presidente del Consejo de la Industria de la Carne Roja, John McKillop, enfatizó que Australia es “libre de fiebre aftosa, dermatosis nodular contagiosa y peste porcina africana”.

 

“Se detectaron fragmentos virales de fiebre aftosa y peste porcina en pruebas de rutina realizadas por el Departamento de Agricultura, Pesca y Silvicultura. No encontraron virus vivos y esto no es de ninguna manera indicativo de una incursión de la enfermedad”, aseguró.

 

En cambio, para McKillop la detección de fragmentos virales evidenció que los sistemas de vigilancia implementados por las autoridades nacionales estaban funcionando. (Lea: Brote de aftosa en Indonesia pone en alerta la ganadería de Australia)

 

“Nadie se toma más en serio la amenaza que representan estas enfermedades que las industrias ganaderas y las personas cuyos medios de subsistencia dependen de mantener nuestro estado libre de enfermedades”, añadió en declaraciones al periódico local.

 

Esto fue respaldado por científicos como el profesor Tim Mahony, del Centro de Ciencias Animales de la Universidad de Queensland, diciendo que no había posibilidad de que los fragmentos detectados pudieran haber llevado a una incursión del virus vivo en Australia.

 

Los viajeros de la aerolínea Qantas que llegan desde Indonesia ya están informados sobre el riesgo estimado de 80 mil millones de dólares australianos (o casi 247 billones de pesos colombianos) que representa la aftosa para la industria ganadera.

 

Poco después de abordar el vuelo nocturno de Yakarta a Sídney, los pasajeros del vuelo deben responder “honestamente” sus formularios de ingreso y declarar a las autoridades si estuvieron en una granja, cerca de animales o si tenían zapatos o ropa sucia.

 

"Ahora debe declarar en su tarjeta de pasajero entrante toda la carne, todos los productos lácteos, todos los zapatos y equipos sucios y si ha estado cerca de animales o ha visitado áreas rurales. Si es necesario, puede desechar los artículos en los contenedores de bioseguridad dentro de la terminal”, dice el anuncio.

 

 

Exportaciones de carne de Australia en 2022

 

De hecho, esta noticia coincide con el menor ritmo de las exportaciones de carne de res australiana este año, que han estado “flaqueando” por el bajo el peso de las bajas tasas de sacrificio, los desafíos logísticos y otros factores, como señaló Beef Central.

 

Los volúmenes enviados el mes pasado alcanzaron solo 79 553 toneladas. Este tonelaje del mes pasado fue prácticamente el mismo que el volumen de exportación de abril, pero un 8 % más que el año pasado. Pero cayó un 18 % o casi 17 000 t frente al de junio de 2020, que fue de 96 500.

 

La misma tendencia se observa en las exportaciones del primer semestre completo desde el 1 de enero hasta el 30 de junio. El volumen total para el período alcanzó las 398 475 t, un 6 % menos que el año pasado, pero 155 000 t o 28 % menos que el mismo período de seis meses en 2020.

 

Todos los destinos reflejan la tendencia más amplia, con volúmenes muy bajos en el norte y el sur de Asia, América del Norte, Europa y Medio Oriente. (Lea: Así enfrenta Indonesia el brote de fiebre aftosa tras un mes desde su aparición)