Finca produce 44 mil litros de leche con robots de ordeño y sistema manual

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Septiembre 2022
compartir
Finca produce 44 mil litros de leche con robots y manual
Este caso de éxito es en Argentina, donde una finca produce 19 mil litros de leche diario con robots de ordeño y 22 mil con ordeño convencional. Foto: lavoz.com.ar

¿Se imagina sacar 19 mil litros de leche en un día? Estos son los números que logra tener una finca en Argentina, que gracias al trabajo de padre e hija, hoy son reconocidos en el sector. Conozca el caso de éxito.

 

Se trata de un predio lechero que pertenece a la familia Montechiari ubicado en la localidad cordobesa de Monte Maíz. En este sistema de producción hoy se tienen números altos gracias al manejo, tecnología y agregado valor de origen, como se menciona en el portal La Voz. (Lea: La tecnología y los sistemas silvopastoriles van de la mano)

 

El dueño y cabeza de este negocio es Rodolfo Montechiari, quien junto con su hija Keisy que se sumó en 2018, hoy trabajan en producir leche y vender sus propios productos lácteos. A esto hay que agregarle, que Silvana Priori, esposa de Rodolfo y madre de Keisy, es la encargada de la fábrica de lácteos. Al día de hoy, en la empresa ganadera trabajan 30 personas, 5 dedicados a la actividad agrícola y pecuaria y 15 en la fábrica.

 

La historia de esta empresa comenzó en 1960 con una sociedad entre el padre y el tío de Rodolfo, quienes inicialmente producían cerdos y se dedicaban a la agricultura en campos arrendados. Luego de un tiempo, también se sumó el padre de estos dos, quien le sugiere al padre de Rodolfo iniciar la actividad lechera en 1988. Pero en 1991 los hermanos separaron sus negocios, por lo que el padre de Rodolfo continuó netamente con la ganadería

 

Esta es la razón por la que el mismo Rodolfo le apuesta a la ganadería junto con su padre en tres predios y su hermano. En ese trabajo vieron la necesidad de agregarle valor a la leche que producían, por lo que decidieron asociarse con otro ganadero de la zona y alquilar una fábrica de lácteos.

 

Durante los primeros años, los animales estaban bajo un sistema pastoril, pero luego pasaron al sistema dry-lot, en el que se encierran todos los hatos. En ese mismo momento la familia decidió quedarse con un solo predio y concentrar su trabajo allí. Sin embargo, luego de una grave inundación, pasaron directamente a un free stall que trata de la estabulación libre bajo un galpón con la dieta totalmente mezclada.

 

Pero fue en uno de los viajes de la familia a Brasil en donde decidieron hacer uso de la tecnología con los robots de ordeño, de 9 en total. A su vez, compraron alimentadores automáticos, que generó resultados más interesantes para la familia, sobre todo a la hora de obtener la leche ya que las vacas que están dentro del galpón producen 40 litros de promedio y en el dry-lot 38 litros. (Lea: Ventajas e inconvenientes del ordeño robotizado)

 

En el portal mencionado, Rodolfo dice que “la máxima diferencia y ventaja que tenemos es en la parte reproductiva. La tasa de preñez anual en promedio en establo da 30% y en el dry-lot 24%”.

 

Gracias a estas tecnologías y manejo, en producción la empresa tiene 1.100 vacas de los cuales 470 son animales que se ordeñan en el establo con un sistema de compost y los 8 robots de ordeño y las otras 630 se ordeñan de manera convencional con 3 momentos diarios.

 

En total, estos animales producen 19.000 litros diarios de leche en la parte que corresponde a los robots y 22.000 litros con el sistema manual. Un punto que destaca esta empresa ganadera es que parte de la producción la venden afuera y la otra parte la usan para elaborar sus propios productos en la fábrica.

 

En cuanto a la dieta de los animales, esta es totalmente mezclada porque ingieren una pre-mezcla inicial con harina, expeller, cascarilla de soja, burlanda seca, semillas de algodón y sales. Para cada lote específico se le agrega una pre-mezcla de silo de maíz, silo de moha, paja de trigo, silo de alfalfa, raygras.

 

Para los animales en el dry-lot se utilizan dos momentos para comer, uno por la mañana y otro por la tarde, mientras que dentro del establo es una sola vez en la mañana y luego un robot pasa 8 veces al día para darles de comer continuamente. (Lea: Robot de ordeño permite hasta 21 litros de leche por animal)

 

Pero esto haría pensar que los animales no tienen bienestar animal. Sin embargo, la familia construyó un galpón para el alojamiento de vaquillonas y vacas con una cama de compost. Además, en estos establos se tiene la ventilación necesaria para asegurar que las vacas no sufran de calor, por lo que en los comederos instalaron un sistema de aspersores que refrescan a los animales cuando las temperaturas suben.

 

Esta empresa ha pensado en todo, pues para evitar que haya contaminación ambiental, cuentan con un sistema de efluentes que divide el sólido y el líquido de la materia fecal, para luego ser utilizado en un subproducto biofertilizante para los cultivos que se producen en el predio.