Inteligencia Artificial para sistemas alimentarios más eficientes

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Marzo 2020
compartir
FAO, inteligencia artificial, Tecnología, papa francisco, sector agropecuario, agricultura, alimentación, agroalimentario, digital, competencias, nuevas tecnologías, satélites, sensores, aplicaciones móviles, cadenas, plagas, enfermedades, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero.
La inteligencia artificial juega en papel importante para la seguridad alimentaria pero debe aprovecharse de manera ética y responsable. Foto: ia-latam.com - perulactea.com

La tecnología es una realidad y el sector agropecuario no puede ser ajeno a ella por lo que desde la FAO se promueve el Consejo Digital Internacional para la Alimentación y la Agricultura, una iniciativa propuesta por el organismo internacional y apoyada por 76 ministros a principios de este año en Berlín.

 

Según el director general de la FAO, QU Dongyu, el Consejo se esforzará por lograr la participación de todos los agentes, actores y partes interesadas del sistema agroalimentario, y movilizará a expertos intersectoriales y de diversas competencias para consolidar, mejorar y difundir el estado de la digitalización en el sector, con un enfoque estratégico. (Lea: La inteligencia artificial al servicio de la agricultura)

 

Además, el Consejo ayudará a los gobiernos a determinar el potencial de la digitalización, a fin de que los interesados puedan acceder a las tecnologías digitales y beneficiarse de ellas, y facilitará el diálogo, la sensibilización y el fomento de la confianza en las tecnologías digitales.

 

"Estamos convencidos de que la transformación de nuestros sistemas alimentarios para nutrir al planeta se logrará con una agricultura digital", señaló el Director de la FAO. (Lea: La inteligencia artificial al servicio de la prevención de hambrunas)

 

Indicó que "la FAO está dispuesta a desempeñar su papel de facilitador y de organización de conocimientos en este importante esfuerzo", explicando cómo la Organización analiza macrodatos y usa las nuevas tecnologías, incluyendo imágenes de satélite, sensores remotos y aplicaciones móviles y de cadena de bloques.

 

La FAO utiliza muchos de estos instrumentos en proyectos para optimizar las cadenas alimentarias, gestionar recursos hídricos, combatir plagas y enfermedades, vigilar los bosques, identificar especies, aumentar la preparación de los agricultores cuando se producen desastres y en muchas otras actividades. (Lea: Inteligencia artificial para reducir el uso de medicamentos en ganadería)
 

 

Dongyu se convirtió en uno de los primeros firmantes de una resolución ética sobre la Inteligencia Artificial (IA) respaldada por el Papa Francisco, en la que se subraya la importancia de minimizar los riesgos de esta nueva tecnología, al tiempo que se aprovechan sus beneficios potenciales.

 

"La Inteligencia Artificial debe ser transparente, inclusiva, socialmente beneficiosa y responsable", dijo, añadiendo que "necesitamos garantizar un enfoque centrado en el ser humano a la hora de diseñar e implementar la inteligencia artificial, hoy y en el futuro". (Lea: Inteligencia artificial para el agro, propuesta de jóvenes santandereanos)

 

En un mensaje leído en su nombre en el evento, el Papa Francisco señaló que "la profundidad y la aceleración de las transformaciones de la era digital plantean problemáticas y situaciones inesperadas que desafían al ethos individual y colectivo. Sin duda, el Llamamiento que han firmado ustedes hoy es un paso importante en esta dirección, con sus tres coordenadas fundamentales que señalan el camino: la ética, la educación y el derecho".

 

El Llamamiento de Roma para la Ética de la IA hace referencia a la necesidad de "un enfoque en gran medida sostenible, que también incluya el uso de la inteligencia artificial para garantizar sistemas alimentarios sostenibles en el futuro".

 

Igualmente señaló la necesidad de reducir la brecha entre los países desarrollados y los países en desarrollo: 6.000 millones de personas carecen hoy de banda ancha, 4.000 millones no tienen Internet, otros 2.000 millones no poseen teléfonos móviles y 400 millones de personas ni siquiera señal digital. (Lea: El internet de las cosas aplicado al mundo ganadero)
 
Además, indicó que existen importantes diferencias entre hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, y ricos y pobres, y también una brecha en la promoción del diálogo, la creación de sinergias y el aumento de la concienciación sobre cuestiones específicas de la agricultura digital.