4 ganaderías doble propósito en Colombia con tecnología de punta

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Marzo 2015
compartir
ganadería doble propósito
Las fincas ejemplo a seguir se hallan en el departamento de Tolima. Foto: CONtexto ganadero.
Brasilia, El Guayabito, El Cura y Santa Lucía son las 4 ganaderías ejemplo a seguir en Tolima por sus avances en alimentación, genética, sistemas silvopastoriles, sanidad y manejo animal.
 
Cada una de ellas será visitada por un grupo de 56 pequeños y medianos ganaderos de Huila que conocerá las estrategias tecnológicas implementadas en los predios doble propósito como parte de la gira técnica del Asistegán Lácteo Express de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, en esta región del país.
 
Las visitas se harán del 12 al 14 de marzo próximo, 3 días durante los cuales los productores de Huila escucharán hablar a los dueños de las 4 fincas sobre los avances alcanzados en producción, bienestar animal y la forma de replicarlos en sus predios.
 
Gustavo Barragán Mosquera, profesional en gestión de proyectos estratégicos de Fedegán, en Ibagué, Tolima, dijo que seleccionaron las fincas por ser modelos productivos que se constituyen como empresas rentables. (Lea: Ramoneo, una alternativa viable para la ganadería durante la sequía)
 
El Guayabito, manifestó el médico veterinario de Fedegán, ha trabajado con responsabilidad los silvopastoriles y bancos mixtos de forraje, y El Cural le ha apostado a la producción industrial con la incorporación de animales con buena genética para generar derivados lácteos de alta calidad.
 
La Santa Lucía, por su parte, ha dado de que hablar en la región por creer en los silvopastoriles con especies nativas, entre esas el Pelá que crece con facilidad en Tolima y que suele tumbarse por ser confundido con maleza.
 
Gabriel Peña, propietario de Santa Lucía, finca ubicada en Natagaima, a 320 metros de altura sobre el nivel del mar, incorporó el Pelá luego de fracasar con la siembra del matarratón.
 
“Sembré 100 árboles matarratón y quedaron 3. Entonces arboricé con el árbol nativo que tiene propiedades curativas para descongestionar”, describió Peña. 
 
La idea de sembrar la especie nativa surgió tras considerar que si crecía en una región seca y casi desértica podía funcionar en las ganaderías. Fue así como pasados 4 años su finca se convirtió en modelo a seguir. Hoy por hoy, animales que se encuentran a 42 grados bajo sol disponen de una zona de confort y sombra con la posibilidad de comer en el potrero sin estrés.
 
“Los animales comen la semilla del Pelá y aprovechan la sombra”, señaló el productor, quien consideró que el beneficio más significativo del sistema silvopastoril ha sido tener animales dispuestos a alimentarse incluso en horas en las que la tempratura es muy alta. 
 
“Entre las 11 am y 3 pm el sol es más fuerte y las reses no comían o pasaban por estrés, con la especie nativa tienen sombra, comen mejor y ello se refleja en la producción”, anotó. (Lea: Carreto Colorado se conservará en ganaderías para dar sombra a reses)
 
El Pelá alcanza los 3 metros de altura, dura 5 años hasta que se seca y gusta a los rumiantes gyr puro y F1 gyr por holstein que tiene Peña en Santa Lucía, donde la capacidad de carga, tras la incorporación de la especie, pasó de 0,1 animales a 3,5 por hectárea.
 
La ganadería Brasilia, ubicada en el municipio Alvarado, Tolima, a 555 metros de altura sobre el nivel del mar, es otro ejemplo a seguir entre los productores. Desde ella se busca proporcionar bienestar a las reses brahman comercial y de lechería gyrolando con los silvopastoriles matarratón, guásimo, leucaena y melina.
 
Yesid Serrato, propietario de la finca, expuso que hace 3 años se propuso tener una empresa ganadera y por eso ha creído en el proyecto de Ganadería Colombiana Sostenible que lideran Fedegán y el Cipav, entidades que lo han ayudado a cumplir su sueño.
 
De esta manera, pasó de tener 2 hectáreas de silvopastoriles a 5, añadió cercas vivas, división de praderas y bancos de proteína. Además, su amor por la ganadería lo llevó a hacer mejoramiento genético apostándole a las razas simmental y gyr.
 
“Aplico las técnicas de silvopastoriles para generar cambios en la ganadería y volverla empresa. La zona es seca y con los árboles se da bienestar a los animales y esto mejora la producción del ganado doble propósito", relató Serrato. (Lea: Cercas vivas y la rotación evitan que la brisa seque los pastos ganaderos)
 
Después de finalizada la gira técnica, los ganaderos del Huila discutirán sobre su experiencia en las 4 fincas doble propósito y modelos a seguir.