¿De qué se trata el proyecto de ley de plantas de beneficio móviles?

Por: 
CONtexto ganadero
24 de Septiembre 2020
compartir
Proyecto plantas de beneficio móviles, plantas de beneficio decreto 1500, proyecto de ley plantas de beneficio móviles, proyecto de ley plantas Jairo Cristancho, Cámara de Representantes, Decreto 1500 de 2007 Invima, decreto 1975 de 2019, Invima, fedegan, ganado bovino, ganadería bovina, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
El proyecto busca habilitar las plantas de beneficio móviles para beneficiar tanto a los productores como a los consumidores en municipios alejados. Foto: prensalibrecasanare.com

En días pasados, la Plenaria de la Cámara de Representantes aprobó en segundo debate la iniciativa del congresista de Casanare Jairo Cristancho que autoriza el uso de plantas móviles para el sacrificio y faneamiento de especies animales. Conozca de qué se trata este proyecto.

 

El autor del proyecto resaltó la importancia de promover un proceso de producción seguro e inocuo en los establecimientos de beneficio animal, bajo los estándares sanitarios decretados por el Gobierno nacional y garantizando la competitividad de la producción.

 

El Decreto 1500 es muy loable en buscar calidad de la carne, pero debido a los altos estándares, en este momento han cerrado más de 1100 plantas de beneficio”, indicó en un video publicado tras la aprobación en segundo debate del proyecto.

 

Agregó que solo quedan 500 a nivel nacional, y los ganaderos de municipios de categoría 5 y 6 tienen dificultades de logística y precios para fanear a sus animales en sitios lejanos. (Lea: Cae número de plantas autorizadas provisionalmente bajo Decreto 1500

 

“Les toca ir, llevar, trasladar los animales 100, 150 km y traerlos nuevamente, generando un alto costo en esa proteína que es la carne al consumidor, a nuestro pueblo. (El proyecto) va a generar calidad de la carne, garantiza cadena de frío y reactiva la economía local”, agregó.

 

En efecto, desde que inició la implementación del Decreto 1500 de 2007, desde los productores primarios hasta los mandatarios de los municipios de categoría 5 y 6 han manifestado los problemas que han tenido para cumplir con la reglamentación.

 

Ante la falta de un matadero local, los ganaderos en estas poblaciones alejadas no tienen recursos para mandar sus animales a establecimientos autorizados. (Lea: Ningún establecimiento nuevo fue certificado por Decreto 1500 en los últimos dos meses)

 

Entre agosto de 2016 al 31 de agosto de 2018 el Invima, en cumplimiento de lo establecido en el Decreto 1500 de 2007, gestionó el cierre de 204 plantas de beneficio. Esto ha ocasionado la intensificación de flagelos como el sacrificio clandestino o el abigeato.

 

Así lo expresa el proyecto, argumentando que si bien estos cerramientos responden a una necesidad pública, “dicho instrumento ha permitido por una parte el traslado de sacrificio formal a un escenario informal”, así como a “una disminución considerable en la producción de carne y su consumo”.

 

Con el fin de resolver este grave problema, el parlamentario elaboró el proyecto con base en experiencias de plantas móviles que operan en países como Estados Unidos, Argentina, Canadá. (Lea: ¿Cómo incidirían los recortes del presupuesto del Invima al sector ganadero?)

 

Al implementar este tipo de plantas de beneficio, sostuvo que se logran beneficios como la disminución de los costos de producción de la industria cárnica, generando márgenes a los productores gracias a la cercanía y trasladando al consumidor final estas reducciones.

 

Ahora, el proyecto pasa al Senado de la República donde se discutirá en la Comisión y Plenaria para surtir los dos debates que faltan para su aprobación y convertirse en ley, para que “sea un beneficio para estas zonas productoras”, concluyó Cristancho.