Decreto 616 cumplió 10 años de expedido y sigue sin cumplirse

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Febrero 2017
compartir
decreto 616, decreto 616 colombia, leche decreto 616
. Foto: Scribd.com / www.radiomas.mx.
El pasado 2016 se cumplieron 10 años desde que fuera expedido el Decreto con el que en su momento se buscó regular la comercialización de leche cruda en Colombia. Como con otras normas, el tiempo pasa sin que se haga cumplir y ante la indiferencia del Estado.
 
El tema no es ni mucho menos nuevo, la informalidad en la compra y venta de leche cruda es una realidad innegable y vigente en nuestro país. Sin embargo, procurando ponerle freno se expidió en 2006 el Decreto 616, sin que hasta el momento haya resultados o alguien interesado en su aplicación.
 
De hecho, CONtexto ganadero ha constatado en varias oportunidades que fue desde el Gobierno donde se empezaron a enviar señales y mensajes que incitaban a su no cumplimiento, por lo que en ningún momento fue tomado en serio. (Lea: Colombia necesita reglamentar comercialización de leche cruda)
 
Lo preocupante del tema es que 10 años después el tema de la informalidad sigue vigente y afectando a miles de productores que no saben qué hacer o a quién acudir buscando defender sus intereses. Muchos han optado incluso por abandonar la actividad.
 
El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y el Invima, entidades encargadas de velar por la aplicación y cumplimiento de la norma tampoco asumieron su papel y para ello se respaldaron en que desde el Ejecutivo empezaron a echarse para atrás con lo definido.
 
El Decreto es de suma importancia toda vez que reglamenta la comercialización de leche cruda en todo el territorio nacional e impide que se le pueda vender al consumidor final si previamente no ha sido higienizada, transformada y empacada, todo ello con el objetivo de evitarle problemas de salud.
 
El espíritu del Decreto mostró sus bondades a los pocos que en su momento a partir de su expedición decidieron asociarse, buscar ofrecer un producto de mayor calidad, a quienes trabajaron para mejorar los aspectos sanitarios y procuraron hacer las cosas de la mejor manera. (Lea: 21 propuestas de Fedegán y el FNG que ayudarían al sector lácteo)
 
A pesar de eso, paulatinamente los productores se fueron desmotivando al ver que eran minoría y que quienes seguían en la informalidad se estaban quedando con la mayor parte de las ganancias y a unos costos muy inferiores a los que ellos estaban incurriendo.
 
Se acabó 2016 y son pocos los ganaderos que recuerdan o tienen presente el Decreto 616, unan buena iniciativa según afirman muchos de ellos, pero que como tantas otras terminó por quedarse solo plasmada en el papel y desalentar a quienes le apostaron en algún momento.
En no pocas oportunidades, productores de distintos lugares del país se han quejado por la informalidad que persiste en el negocio, en algunos casos bajo la mirada cómplice de autoridades y la indiferencia de los actores del Estado que poca o ninguna atención le prestan a este tema. (Lea: Calidad de leche que vende industria es menor a la entregada: ganaderos)
 
Son muchas las acciones que se han propuesto en todo tipo de escenarios pero nada sucede, como nada sucedió con la revisión del Decreto que debió concluirse en 2015 para su implementación a partir del año que recién concluyó. Un año ha pasado desde entonces, 10 desde la expedición del 616 y la informalidad sigue rampante.