ICA desvirtúa que las condiciones de exportación de animales en pie sean de hacinamiento, sin alimento y sin bienestar

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Agosto 2022
compartir
Bienestar animal en exportación de ganado
El ICA ejerce el control de los animales que se exportan y que garantiza el bienestar animal de ganado que se exporta desde Colombia. Foto: elestimulo.com

La Comisión V del Senado escuchará hoy a los ganaderos frente al proyecto de ley 103 de 2022 senado “Por la cual se prohíben progresivamente la exportación marítima de animales en pie con fines de consumo y se dictan otras disposiciones”.

 

Este proyecto, que presentó la senadora Andrea Padilla, expone como uno de los ‘motivos’ para prohibir la exportación de ganado en pie la transgresión de los estándares de bienestar animal en los buques que transportan las reses colombianas hacia Medio Oriente. (Lea: Comisión V del Senado escuchará a ganaderos frente al proyecto de ley 103)

 

En proyecto ha sido altamente cuestionado no solamente por el impacto negativo que causa en un renglón importante de la economía, cuyas exportaciones contribuyen positivamente al balance comercial de Colombia toda vez que aporta cerca de 500 millones de dólares en bienes exportados, así como por su efecto negativo en la cadena de valor y principalmente por deteriorar el ingreso de miles de ganaderos, la mayoría de ellos pequeños productores (Lea: Proyecto de Ley 103: alta carga ideológica, ausencia de contenido técnico)

 

Pero también ha sido cuestionado porque sus argumentos no son hoy ciertos respecto a la calidad del bienestar que reciben los animales exportados.

 

Francisco Javier Osorio Martínez, director técnico de cuarentena del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) aseguró que el Instituto hace acompañamiento del proceso de transporte en todas sus etapas, verificando que previo al zarpe se cumplan todos los requisitos establecidos por la Resolución No 097977 de 2021 que regula la exportación de ganado en pie.

 

Afirmó, en una entrevista de Caracol Radio, que esta entidad ejerce el control de los animales que se exportan y que garantiza el bienestar animal de ganado que se exporta desde Colombia.

 

Sobre afirmaciones de animalistas sobre exportaciones de ganado en pie, que aseguran que van embutidos en los barcos, que son mal alimentados y que no tienen supervisión de médicos veterinarios, el funcionario dijo que la Entidad trabaja en todos los puntos que permitan validar que los animales puedan ir en las mejores condiciones posibles; verifica los espacios (corrales) que son presentados en los planos del barco, donde se comprueba el número de animales que pueden ir alojados cómodamente en determinado espacio sin generar hacinamiento.

 

“Tenemos procesos de verificación desde los predios donde se encuentran los animales; en el momento del trasporte hacia los sitios de salida; en el buque -ya cuando están instalados los animales-; y a lo largo del viaje”. Hay revisiones que garantizan que los animales van a estar en espacios que permitan que se puedan acostar (SIC). “Nosotros no aprobamos el embarque hasta tanto no tengamos certeza de este primer aspecto relacionado con los espacios”.

 

La Entidad también verifica lo relacionado con el alimento, el agua potable y la ventilación. Todo esto se hace con base en las reglamentaciones que tiene el ICA.

 

Recalca que los animales que se van a exportan deben salir de predios certificados por el ICA como exportadores. Estos predios deben cumplir con requisitos de instalaciones, bioseguridad y manejo, en donde se involucran también aspectos de bienestar animal, como la sobra el agua, el alimento. Deben cumplir con todos los requisitos exigidos en una lista de chequeo para que el ICA le pueda dar el aval de finca exportadora.

 

Los animales que son acopiados deben permanecer durante un determinado tiempo mientras se realizan las verificaciones sanitarias, y en algunos casos se requieren hacer pruebas diagnósticas que son exigidas por países de destino. Luego de esto se autorizan las guías de movilización interna para sacar los animales hacia el puerto de salida, en donde se tiene otro punto de verificación.

 

“Todo eso de que los animales van hacinados, de que no hay agua, de que se mueren, eso queda desvirtuado, porque el ICA corrobora además cuántos animales se embarcaron y cuántos llegaron, y que van cumpliendo las condiciones de bienestar”.

 

Osorio aclara que hasta el momento no se ha presentado ninguna situación de mortalidad o algún otro tipo de irregularidad durante el proceso.