Ministerio de Agricultura organizó encerrona contra Fedegán

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Abril 2016
compartir
Arremetida Minagriculta
Iragorri difundió en el evento una infografía con cifras confusas, sin tener en cuenta los costos de la vacunación. Foto: CONtexto ganadero.
El ministro manipuló un evento técnico para arremeter una vez más contra el gremio y la nómina del Fondo Nacional del Ganado.
 
A través de un comunicado de prensa, le Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, expuso su malestar frente al evento organizado por el Ministerio de Agricultura y toda su institucionalidad, en donde se presentó el programa nacional de vacunación contra la fiebre aftosa. (Lea: “Iragorri se equivoca si cree que va a fracturar el gremio”: Lafaurie)
 
Según el texto difundido por la entidad, el ministro de Agricultura, que después de quitarle a Fedegán la administración del Fondo Nacional del Ganado no ha dejado de atacarlo ante los medios. Ayer insistió en su estrategia de retaliación contra el gremio con una reunión cerrada y de carácter técnico, con invitación exclusiva e indelegable a los presidentes de los gremios que, durante más de 20 años han sido ejecutores regionales del Programa Nacional de vacunación contra fiebre aftosa y brucelosis.
 
El objetivo era explicar a los gremios el nuevo modelo de vacunación a partir del ciclo que empieza el próximo mes de mayo. No obstante, apoyado en una infografía con aspecto de pasquín que distribuyó desde el día anterior, en la que anunció disminución del precio de la vacuna y mayor remuneración a los gremios regionales, el ministro aprovechó para desviarse del objetivo técnico y arremeter una vez más contra Fedegán, al que acusó de quedarse con una intermediación indebida, echando mano de unas cifras confusas y sin tener en cuenta todos los costos, ni el hecho de que el gremio entregaba gratuitamente todas las dosis de vacuna contra brucelosis que requiriera el programa.
 
El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie se alegró de que el ministro, por fin, dedicara tiempo al gremio ganadero. “Ojalá esta vez les cumpla, pues desde el $1 billón del Pacto Agrario a esta fecha, ha habido más promesas incumplidas y muy pocas realizaciones, para un sector tremendamente afectado por el clima, que no encuentra soluciones estructurales, más allá de unos bultos de silo para paliar el hambre de los animales. Lamento, eso sí, que el ministro hubiera aprovechado para meterse en las entrañas del gremio con el ánimo malintencionado de envenenarlo contra Fedegán. No puede ser ese el talante de un Gobierno que aboga por la conciliación y la concordia”. (Lea: Esfuerzo de Fedegán permitió que Colombia fuera declarado país libre de aftosa)
 
Como en repetidas ocasiones durante las últimas semanas, el ministro atacó también a los empleados del Fondo Nacional del Ganado, mostrando como excesiva una nómina anual de $22 mil millones, y publicando con nombres apellidos los sueldos del equipo directivo del FNG, sin ningún tipo de aclaraciones y sometiendo a estas personas al escarnio público.
 
En el texto, el gremio aseguró que a Aurelio Irragori se le olvidó aclarar que esa nómina que hoy condena, ha sido aprobada por el máximo órgano de dirección del Fondo, que es la Junta Directiva que él mismo preside, directamente o a través de su delegado.
 
“Se le olvida explicar que los cargos que muestra malintencionadamente son salarios integrales y, por supuesto desconoce lo más importante: que esa nómina soporta una importante infraestructura de programas y servicios para el ganadero a nivel nacional; que se trata de un equipo profesional con reconocimiento en el sector, que está detrás de importantes resultados para la ganadería colombiana”, añade. (Lea: La verdad sobre las cuentas de la vacuna en Fedegán)
 

Por último, el presidente de Fedegán advirtió que el ministro debería mirar la viga en su propio ojo, pues la nómina paralela contratada por él, de la cual el 95 % se encuentra en el edificio Liévano en labores varias, y no apoyando a los productores agropecuarios en el campo, alcanza la suma de $19 mil millones. ¿Esa sí es buena?