Primera reunión de Gran Pacto Agrario genera polémica en el sector

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Septiembre 2013
compartir
Gran Pacto Agrario Juan Manuel Santos.
El Centro de Convenciones de Compensar, en Bogotá, fue el lugar donde se llevó a cabo la reunión. Foto: Presidencia.
Entre las medidas se tomaron durante la cita, se destacan el arancel cero para los insumos agrícolas, el régimen de libertad vigilada para el control de precios de dichos insumos y la eliminación del contingente de importación de los lactosueros.
 
Al término de la primera reunión del Pacto Nacional por el Agro y el Desarrollo Rural, que se llevó a cabo el jueves 12 de septiembre en Bogotá, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció la firma de un “paquete” de decretos con medidas que beneficiarán directamente al sector agropecuario. (Lea: Pacto Agrario, ¿respaldo para los campesinos o para el Gobierno?)
 
"Los hemos escuchado, nos hemos sentado con sus representantes en las mesas de concertación y hemos llegado a unos primeros acuerdos sobre medidas de choque. Acuerdos que ya estamos implementando", señaló el máximo mandatario de los colombianos.
 
Asimismo, Juan Manuel Santos explicó que en el Gobierno Nacional se van a volcar al campo: “vamos a refundar el campo colombiano y tenemos que hacerlo con todas las herramientas,  instrumentos y todo el presupuesto que podamos acopiar".
 
Según informó el presidente colombiano, los decretos firmados el jueves 12 contienen medidas como las siguientes:
  • Arancel cero para los insumos agrícolas.
  • Un régimen de libertad vigilada para el control de precios de los insumos agrícolas, y la creación de una comisión para la regulación de estos precios, algo similar a lo que se viene haciendo con los medicamentos.
  • Fortalecimiento de la estructura del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con la creación de un Viceministerio específico para el Desarrollo Rural.
  • Eliminación del contingente de importación de los lactosueros.
  • La formalización por decreto del Sistema de Participación Popular, "para que acordemos el Pacto Nacional por el Agro y lo implementemos con éxito".
Para el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, este encuentro es una buena oportunidad para alcanzar el consenso entre los gremios agropecuarios del país, por medio de la sectorización en diferentes mesas gremiales. (Lea: El “Gran Pacto Agrario”)
 
Esta es una iniciativa válida para focalizar una política nacional en torno al sector agropecuario. Por eso, como producto del Pacto Nacional deberían constituirse mesas sectoriales y en el caso de Cundinamarca una departamental”, agregó Cruz.
 
En los próximos días, se adelantará en Cundinamarca una reunión con los representantes de los gremios agrícolas, tales como: papicultor, lechero, hortifrutícola y ambiental, quienes participaron en la Mesa Agraria Departamental llevada a cabo en días pasados.
 
Allí presentaremos el informe de los acuerdos a los que llegamos en Tunja con el Gobierno Nacional”, señaló el gobernador cundinamarqués.
 
A su vez, Duberney Galvis, coordinador del Movimiento Cafetero en Risaralda, aseguró en su cuenta de twitter que el Pacto es una floja puesta en escena neoliberal que no alcanzó ni para reunir un comité de aplausos.
 
Además, Galvis agregó en la red social que “el Gran Pacto parece esos malos artistas que suelen presentarse antecedidos de muchos elogios y terminan haciendo un ridículo muy dañino”.
 
Por su parte, el senador caldense Jorge Enrique Robledo, aseguró que el Pacto que busca mejorar las políticas agrarias del país es un “falso positivo agrario”. 
 
Esa es una reunión de yo con yo: se van a reunir los santistas, los mismos que han llevado el país a la crisis, supuestamente para proponer soluciones. Falsas soluciones. Ya está claro que los líderes de las agremiaciones ya advirtieron que no van porque lo que van a hacer es darle apariencia de cambio a la idea de mantener todo como está”, añadió el parlamentario. 
 
Entre tanto, José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, durante su discurso en la mesa de concertación aseguró que la verdadera lectura de las protestas campesinas en Boyacá, Nariño y en La Sábana de Bogotá, es que son alimentadas por una profunda crisis de rentabilidad.
 
El problema no son solo los Tratados de Libre Comercio, TLC. Que lo son, porque en algunos casos y para algunos productos no fueron bien negociados. Lo denuncie en su momento. Me quede sólo con mis reclamos en el legítimo derecho de representar los intereses de los ganaderos. Me llamaron apocalíptico cuando dije que se quebraran 300 mil pequeños lecheros del país. Recorrí el país alertando a los productores. Pero también instándolos a mejorar, a no quedarse dormidos. Ya mi desafortunado vaticino se está cumpliendo”, aseveró el líder gremial.
 
Rubén Dario Lizarralde, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, dio a conocer en diálogo con La W Radio, que la política agraria tiene que ser una política de Estado que transcienda gobiernos, con una estructura que recoja el trabajo que se comenzará a realizar con los campesinos. (Lea: 12 de septiembre, día clave para el agro colombiano)
 
Hago un llamado al sector privado para que sea parte de la solución de los problemas del agro. Un labriego no hace nada teniendo una tierra, sembrándolo y no vendiendo nada. El sector sabe que nos tenemos que reunir y nos tenemos que organizar. La feria de estas intermediaciones, sumándole costos a los fertilizantes hasta que llega al productor final, se tiene que acabar, sino se acaba empezamos como en la época de Atila a intervenir”, puntualizó Lizarralde.
 
De igual forma, el jefe de la cartera Agropecuaria indicó que la próxima semana se analizará la cadena de productos para fertilizantes desde que llegan al país hasta que lo reciben los campesinos, porque “hay una cantidad de ineficiencias en esa logística que contribuyen a que el precio sea tan alto”.
 
En el mes de octubre, de acuerdo con fuentes cercanas a la presidencia de la República, podría realizarse la segunda reunión del Gran Pacto Agrario en la ciudad de Medellín. Por el momento, no se sabe de fecha ni lugar fijo para dicho evento.