2016 fue otro año fatídico para ganadería de La Guajira

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Diciembre 2016
compartir
Balance ganadería Guajira 2016, ganadería Guajira 2016, Reducción inventario bovino La Guajira, afectaciones La Guajira, fenómeno de El Niño, sequía en La Guajira, disminución del inventario bovino en La Guajira 2016, inventario bovino La Guajira, inventario bovino Guajira Fedegán, inventario bovino Guajira noticias, crisis gobernación Guajira 2016, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Ganaderos de La Guajira sufrieron por la falta de lluvias durante gran parte del 2016. Foto: http://www.periodicolaguajira.com
El fenómeno de El Niño, crisis en la Gobernación, inseguridad y abandono estatal son las problemáticas más graves que han lacerado la economía de los productores pecuarios del departamento, ocasionando una dramática reducción en el inventario bovino.
 
Luego de superar 2015, considerado uno de los peores años para el sector rural, los productores de La Guajira comenzaron 2016 con cierta esperanza. Algunos confiaron en que como lo aseguró el Ideam el fenómeno de El Niño se acabaría pronto para dar paso a las lluvias.
 
Los 3 primeros meses del año los soportaron con estoicismo con la idea en mente de que en abril llegarían las lluvias. Llevaban más de 3 años de verano seguidos y no aguantaban más la falta de agua. (Lea: Alerta por dramática reducción del inventario bovino en La Guajira)
 
Sin embargo, muchos empezaron a desfallecer. En marzo de este año, dirigentes del gremio ganadero estaban anunciando que muchos pequeños y medianos ganaderos estaban abandonando el negocio.
 
Mirian Fátima Cantillo Sánchez, directora ejecutiva del Comité de Ganaderos de Maicao, Codegama, declaró en aquel entonces que los productores no podrían durar mucho más tiempo. Pasó de tener 80 cabezas a 15, así le pasó también a otros de sus colegas.
 
También conozco varios productores que tenían sus animales, y hoy en día ya no tienen ni uno y está vendiendo el predio”, señaló. (Lea: Ganaderos de La Guajira están a punto de desistir de la actividad)
 
Si bien algunos apelaron a la trashumancia y trasladaron sus animales a regiones más húmedas, la mayoría prefirió vender sus bovinos a precios bajos para no perderlos.
 
“Llevo 50 años en La Guajira, y nunca había visto una situación como la de ahora mismo. Nosotros estábamos acostumbrados a que nos llovía una vez en el año, como en agosto o septiembre. En ese tiempo uno se recuperaba y guardaba para tiempos difíciles. Los animales estaban acostumbrados y sobrevivían el resto del año. Pero es que ahora no hay agua en ninguna época”, detalló  Cantillo.
 
El problema es que el verano se prolongó mucho más de la cuenta y a mitad de año apenas cayeron algunos serenos que no causaron ningún efecto. (Lea: Pequeños ganaderos de La Guajira se están quedando sin animales)
 
Esto ocasionó una disminución del inventario bovino departamental de más de 100 mil animales en 4 años. Según las estadísticas del ciclo de vacunación, el número de cabezas pasó de 347 mil a 242 mil entre 2012 y el primer semestre de 2016, con lo cual se evidencia una reducción del 30 %.
 
José Ramón Molina, gerente de la Cooperativa Multiactiva Agropecuaria e Industrial de La Guajira, Cooajira, consideró que estas cifras podrían cambiar con los resultados del segundo Ciclo de Vacunación, que concluye el 22 de diciembre.
 
“No creo que sea el 30 %. Sí hay una reducción (del inventario bovino) pero no creo que sea ese porcentaje. A raíz de los 4 años de verano, a la gente le tocó salir de su ganado y eso afectó ostensiblemente. Cuando se cumpla el Ciclo, tendremos un reporte oficial de cuál es el inventario total de la ganadería de La Guajira”, sostuvo.
 
Afortunadamente, septiembre trajo el inicio de las lluvias y los trabajadores del sector rural empezaron a ver la recuperación de sus predios y sus animales. El tiempo continuó favorable, aunque el paso del huracán Matthew a principios de octubre y la intensificación del invierno provocaron algunas inundaciones en los cascos urbanos.
 
Con todo, los ganaderos esperan que se normalice el ciclo de lluvias y poder dejar atrás el verano de 4 años que por poco los deja al borde de la quiebra.
 
Abandono, inseguridad y robo de ganado
 
Otra queja constante de los productores pecuarios es la falta de apoyo estatal, debido a la escasez de ayudas para el sector y la poca presencia de la Fuerza Pública. Este es otro de los motivos que esgrimen los ganaderos para salir del negocio.
 
“Tanta inseguridad desestimula mucho a la gente que trabaja en el campo. Uno escucha frases como que ya no aguantan más, que se van a retirar de esta actividad porque además de la inclemencia del tiempo en estos 3 años, los robos y el abigeato nos ha terminado de acabar”, manifestó Molina. (Lea: Abandono de Gobierno también toca la ganadería en La Guajira)
 
Los propietarios de fincas fueron víctimas de robo, no solamente de sus animales, sino también de implementos y equipos como paneles solares. Un ganadero reportó el robo de varios de estos elementos que habían sido donados por la Gobernación.
 
A juicio de los productores, las fallas en vigilar el transporte de ganado y el ingreso ilegal de animales de la frontera con Venezuela no hacer más sino agravar la situación de abigeato y sacrificio ilegal que impera en el departamento.
 
La crisis en la Gobernación
 
En las elecciones de 2015, el departamento eligió como su soberana a Oneida Pinto para el período 2016-2019. Sin embargo, en junio de este año, el Consejo de Estado declaró nula su elección, pues consideró que presentar su candidatura apenas 11 meses de haber renunciado a la Alcaldía de Albania la inhabilitaba para ocupar el cargo.
 
Mientras se convocaban a elecciones, el presidente Juan Manuel Santos designó al superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, como gobernador encargado. En noviembre, Wilmer González Brito, del partido de la U, fue elegido como nuevo gobernador.
 
No obstante, Sandy Toro, miembro del Comité de ganaderos de Riohacha, aseguró que los procesos que se estaban dando en la Gobernación respecto al sector productivo quedaron truncados.
 
“El desarrollo del departamento se atrasa. (…) Desde el Comité no tuvimos la oportunidad de dialogar con (Oneida Pinto) todavía, a pesar de que estuvimos acompañándola en la campaña, para presentarle los programas que tenemos planeados”, dijo.
 
De acuerdo con los ganaderos del departamento, este cambio en la administración departamental provocó un retroceso debido a todos los proyectos que fueron suspendidos mientras llegó el nuevo gobernador. Ahora esperan que 2017 haya menos inconvenientes y más oportunidades para fortalecer el gremio ganadero.