4 pilares que debe aplicar la ganadería para subsistir en el mercado

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Marzo 2019
compartir
 Cuatro pilares para mantenerse en el mercado, suelos sanos y vivos, máxima carga y mínima ocupación, poco tiempo de ocupación, mayor tiempo de recuperación, producir más litros por hectárea al año, producir más kilos por hectárea al año, producir a menor costo, producción basada en pastoreo, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Es indispensable mantener los animales solo unas horas en cada potrero”, dijo Felipe Aristizabal. Foto: Contextoganadero.com
Consultor del eje cafetero recomienda 4 elementos que son claves para producir más barato y lograr mejores resultados por animal, y así mismo, mejorar la relación costo beneficio. Dice que los productores colombianos deben aprender a hacer más litros de leche o de kilos de carne por hectárea al año a menor costo.
 
Los ganaderos deben tener en cuenta que los costos no van a bajar y tampoco se reducirán los precios de los fertilizantes, medicamentos, suplementos o concentrados o todos los relacionados con la canasta ganadera, y por tal razón, es indispensable aprender a producir más barato, o sencillamente, la influencia del mercado internacional lo desplazara del mercado.  (Lea: Silvopastoriles permiten disminuir en 19 % los costos de producción)
 
Así lo manifestó Felipe Aristizabal Henao, MVZ y especialista en nutrición de rumiantes de la Asociación Nacional de Especialistas de Medicina Bovina de España, Anembe, quien dijo a la vez que, “es imperioso lograr una producción más barata y que el costo de producción se sustente más en producciones basadas en pastos”.
 
Esta es una recomendación general para los productores de leche pero igualmente la hago extensiva a los que se dedican a la carne.
 
Aristizabal quien también es docente de la Universidad Autónoma de las Américas -sede Pereira- y gerente de la empresa Consulta Pecuaria, sostuvo que, “aprender a hacer una mayor cantidad de litros o de kilos por hectárea por año con menos costos, es el camino de la salvación.
 
 
4 pilares
 
Recomienda ceñir los esquemas productivos en 4 pilares fundamentales. “Han sido aplicados por los ganaderos de lechería especializada y han resultado benéficos en lo que se refiere a resultados operativos y de rentabilidad”, resaltó Aristizabal.
 
1-La salud del suelo. Es vital insistir en tener un suelo sano caracterizado por la macrofauna, escarabajos, lombrices y demás organismos vivos. (Lea: Mantener los suelos vivos para aumentar materia orgánica)
 
Para lograrlo se requiere no matar dicha macro fauna y la manera de hacerlo es mediante la eliminación desparasitantes y de Ivermentinas.
 
Considero que las prácticas de regeneración de los suelos se basan en lo natural y estas son precisamente las que contribuyen a mantenerlos vivos.
 
2-Máxima carga, mínima ocupación. Este concepto se refiere a tratar de mantener la mayor cantidad de animales que el terreno soporte, pero que su carga sea alta e instantánea.
 
3-Poco tiempo de ocupación. De acuerdo con Aristizabal, se deben tener los animales solo durante unas horas en cada potrero, para que de esta forma se logre mantener la carga instantánea siempre alta. (Lea: Ocupación de potreros debería ser de un día o menos)
 
4-Mayor recuperación. Se refiere a darles a los potreros un mayor periodo de recuperación.
 
De acuerdo con el MVZ, “si seguimos con pastoreos alternos en los cuales, los animales están 4, 5, 10 o 15 días en un potrero y luego los paso a otro terreno otros 15 días, y así sucesivamente, esto sencillamente no es pastoreo rotacional”.
 
En esta clase de producción no rinde el pasto, y además, ganan la batalla las arvenses y no hay rendimientos individuales. Simultáneamente, se tiene baja capacidad de carga y de productividad individual.
 
Un ejemplo de estos modelos de producción se da en gran parte de la ganadería del Magdalena Medio y de los Llanos Orientales. 
 
“Las unidades productoras especializadas en lechería han tenido éxito porque son esquemas que se basan en la rotación, el aumento de la capacidad de carga y en dejar recuperar el pasto en su cierta medida”, sintetizó Aristizabal.