5 consejos para hacer inseminación artificial exitosa en bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Marzo 2015
compartir
inseminación artificial
La inseminación artificial es una técnica de mejoramiento genético que se usa en bovinos del país. Foto: universidadfaca.wordpress.com.
El mejoramiento genético es una de las estrategias que en la actualidad eligen ganaderos en distintas partes del país para tener animales más productivos, sanos y con mejor capacidad reproductiva.
 
La inseminación artificial es una de las técnicas que se usa para tal fin. Conscientes de su importancia, un grupo de 36 productores en Ibagué, Tolima, recibe capacitación sobre el tema, gracias al convenio establecido entre la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán; el Fondo Nacional del Ganado, FNG; y el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena.
 
La capacitación inició el pasado el pasado 10 de marzo y se extenderá por 4 martes más, en los que se dictarán charlas teóricas en el Comité de Ganaderos del Tolima y se tendrá la oportunidad de practicar en la planta de beneficio animal de El Espinal regional. (Lea: 5 enfermedades que causan abortos en bovinos)
 
Así lo dio a conocer, Gustavo Barragán, profesional de proyectos estratégicos de Fedegán-FNG, en Ibagué: “el objetivo es formar personas en inseminación artificial bovina para así difundir más el uso de esta técnica reproductiva, lo que mejorará sustancialmente la genética bovina del departamento”.
 
El profesional dejó claro que sin nutrición no hay genética animal. Por eso el ganadero necesita comprender primero la importancia de disponer de una dieta nutricional eficiente antes de medírsele a usar la inseminación artificial.
 
 Los 5 consejos
 
1. Bioseguridad: Diego Ortiz, investigador PhD de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, señaló que el productor no puede olvidar la existencia de las enfermedades infecciosas que se transmiten por contacto directo.
 
“Los animales son fuente de transmisión. Las vacas son portadoras en el útero no solo de enfermedades zoonóticas, sino de muchas bacterias que sin medidas de bioseguridad afectan a las personas”, señaló el investigador.
 
Los humanos también son portadores de infecciones que pueden contagiar a los rumiantes. La situación se presenta, dijo Ortiz, cuando un ganadero manipula una pistola de inseminación “mal lavada”.
 
De esta manera, la salud en el hato es una prioridad. De nada sirven los esfuerzos con el uso de la técnica si no hay higiene y se busca mantener un estatus sanitario en el hato. (Lea: Conozca la enfermedades de transmisión sexual que afectan bovinos)
 
2. Diagnóstico animal: Cuando un ganadero quiere usar esta biotecnología debe hacer el esfuerzo de conocer el estado sanitario de los animales a inseminar mediante un diagnóstico.
 
“El diagnóstico se hace para conocer la salud de la vaca. Y el semen que se use debe ser de animales sanos”, especificó el funcionario de Corpoica.
 
3. Compra de semen certificado: Una estrategia para asegurar que la pajilla a usar esté libre de enfermedades venéreas es adquirirlas con certificación en lugares seguros y de confianza.
 
“El semen de toros debe estar libre de enfermedades venéreas. En las ganaderías las hay de varios tipos, unas virales y bacterianas, y se pueden transmitir en el coito”, explicó.
 
 4. Manipulación de pajillas: Los ganaderos con experiencia en el tema de inseminación artificial conocen de las medidas a emplear cuando se manipulan las pajillas. Si alguna de ella descongela de forma inapropiada corre el riesgo de dañarse. (Lea: 8 cualidades que usted debe saber sobre el semen de toro ideal)
 
5. Asesoramiento técnico: Los ganaderos, sobre todo aquellos principiantes en la implementación de la inseminación artificial, se apoyan de expertos en mejoramiento genético para que la inversión hecha en la pajilla dé resultados satisfactorios.
 
Las 5 recomendaciones son bases que guían a los ganaderos en todo el país a mejorar las condiciones genéticas del hato bovino.