Así avanza Plan Nacional de Mejoramiento Genético en Boyacá

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Septiembre 2015
compartir
control lechero en Boyacá
El reto de los ganaderos es trabajar en mejorar el manejo y la higiene de los animales. Foto: Liliana Mancipe.
Esta semana se dieron a conocer los primeros resultados del análisis de la producción de leche de 3.500 semovientes en este departamento. El alto nivel de células somáticas indicó que los productores deben prestar más atención a la higiene bovina.
 
De acuerdo con Juber Oswaldo Bernal Niño, coordinador de la Unidad Regional de Desarrollo Ganadero, URDG, del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en Boyacá, en el marco del Plan Nacional de Mejoramiento Genético, en el departamento se hace el control lechero de cerca de 70 predios productores de leche, con el cual se busca determinar la calidad del producto.
 
Con este proceso se busca obtener resultados como la composición de la leche en aspectos como grasa, proteína, sólidos totales y recuentos en células somáticas. Con base en eso, y en los análisis de las fincas que participan, se hace una evaluación genética de los animales y se hace una sugerencia en los acomplamientos, de acuerdo con las necesidades que se tengan en aras de producir la leche ideal”, aseguró Bernal. (Lea: 21 propuestas de Fedegán y el FNG que ayudarían al sector lácteo)
 
De acuerdo con información conocida por CONtexto ganadero, en este proyecto están involucradas 4 fincas del Círculo de Excelencia, 22 que hacen parte del programa de Ganadería Colombiana Sostenible, 20 predios de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Normando, Asonormando; y otros 20 que hacen parte de la Asociación Holstein de Colombia, Asoholstein.
 
En este primer avance, después del sexto control lechero, los ganaderos asistentes comprendieron el significado de los resultados de dicho examen.
 
“La región está en el promedio. En cuanto a los niveles de grasa, con base en los requerimientos de la industria, el nivel es del 3,5 %, el porcentaje de proteína está sobre el límite en el 3,2 %, pero el conteo que está alto es el recuento de las células somáticas, el nivel promedio es de 400 mil células/mililitro leche, y en Boyacá está sobre los 800 mil. En esta demostración se tomó como referencia a una sola finca”, indicó Julio Dallos, profesional de Proyectos Estratégicos del Centro de Servicios Tecnológicos Ganaderos en Duitama. (Lea: Córdoba será modelo lechero del trópico bajo colombiano)
 
Las correcciones que deben hacer los ganaderos
 
Según Dallos, uno de los aspectos que los productores deben tener en cuenta a la hora de reducir los niveles de las células somáticas es el manejo de los animales. “Habría que revisar la sanidad de la ubre, hacer controles de mastitis subclínica, llevar registros exactos del tiempo de preñez de una vaca, para garantizar que el secado se hace de manera correcta”.
 
En otras palabras, el productor lechero de esta región deberá tener en cuenta no solo la calidad de la alimentación de los animales, sino también las Buenas Prácticas de Ordeño. “Nos falta trabajar mucho en temas como la higiene y el recuento de las células, ya que eso afecta la calidad y el precio de la leche. El llamado es a mejorar el manejo de los animales”, puntualizó el profesional de Proyectos Estratégicos, quien agregó que en la región central del departamento se paga en promedio $780 el litro.
 
El Plan Nacional de Mejoramiento Genético inició en 2012 con recursos del Conpes y en 2014 empezó el control lechero en todo el país, liderado por la Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas Colombianas, Unaga; en conjunto con la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán; y el Fondo Nacional del Ganado, FNG. (Lea: Asocriollo realiza un censo de razas criollas y colombianas)