Aspectos a tener en cuenta para el periodo seco en bovinos

Por: 
CONtexto ganadero
16 de Junio 2021
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, secado de ubres, métodos para el secado de ubres, fin de la lactancia, lactancia en vacas, periodo seco en vacas, tratamientos para el secado de vacas, lactancia, periodo de lactancia en bovinos
Estas recomendaciones garantizarán que el tránsito hacia el periodo seco sea exitoso. Foto: bmeditores.mx

Tenga en cuenta estas recomendaciones para que la finalización de la lactancia y el inicio de la siguiente sea óptima y el rendimiento de la vaca no se vea afectado.

 

El periodo seco es una etapa de tiempo comprendida entre la finalización de la lactancia y el comienzo de la siguiente. De acuerdo con Edwin Andrés Betancur, miembro del Cuerpo Técnico de Ourofino para Antioquia, este cobra especial importancia porque es el momento ideal para realizar el tratamiento de las infecciones subclínicas que se presentaron durante la lactancia. (Lea: La duración del período seco, ¿afecta la producción de leche?)

 

Agregó que es un periodo en el cual hay un alto riesgo de infección intramamaria debido a que durante el comienzo y el final de esta época todavía hay presencia de leche que puede generar nuevas infecciones.

 

Por esa razón, recomendó que la terapia de secado debe comenzar a implementarse, en el caso de ganadería de lechería especializada, alrededor de 45 y 60 días antes de la fecha probable de parto, para que este periodo tenga la duración adecuada sin comprometer la salud de la glándula mamaria.

 

“Lo más importante es tener un adecuado programa de control lechero en el cual se haga seguimiento, ojalá cada 15 o 30 días. Esto debe hacerse mediante la prueba de células somáticas individuales. De esta manera identificar posibles infecciones o inflamaciones que se estén presentando antes de realizar el comienzo del periodo seco; al identificarlas, adelantar un tratamiento adecuado de las mismas para no dejar todo el trabajo al antibiótico del periodo seco, para que este pueda ser efectivo al 100 % y entre menos variables se dejen por manejar al iniciar el periodo, va a ser más alta la eficacia del antibiótico”, explicó. (Lea: ¿Conoce usted cómo es el proceso del periodo de secado de la ubre?)

 

A la hora de tratar, Betancur sostuvo que se puede hacer mediante cultivos microbiológicos o recuento de células somáticas. En el primer caso, antes del momento del secado, se debe realizar un cultivo y después del parto, a los 7 o 14 días, hacer otro, para identificar si las infecciones habían estado presentes antes del momento del secado, si continúan presentes después del parto o hay una nueva.

 

La otra opción es el recuento de las células somáticas, uno antes del parto y otro 10 días después, eso sí, fue enfático al recordar que se debe evaluar la salud de la glándula mamaria durante el periodo seco. Más o menos 15 o 20 días antes del parto, hay que revisar que no haya síntomas de inflamación.

 

Técnicas y manejo del periodo seco

 

Actualmente existen 3 técnicas para el manejo del periodo seco. Una es mediante selladores internos de pezones a base de subnitrato de bismuto, el cual solamente se aplica a vacas totalmente sanas antes del inicio del periodo seco, para evitar la entrada de nuevos agentes durante el mismo. (Lea: La importancia de secar bien las ubres para prevenir mastitis)

 

Otra opción es la terapia de antibiótico antimamario, que actualmente es la que más se utiliza en Colombia. Se lleva a cabo por medio de la aplicación de un antibiótico intramamario de larga acción, ojalá un producto que garantice protección de 60 días, que es lo recomendado.

 

Mientras que la tercera estrategia, es un tratamiento combinado, es decir, la aplicación de un antibiótico intramamario y un sellador interno de pezones. Esta terapia es la más completa y eficaz, llegando hasta a niveles del 95 %. Sin embargo, varían los resultados, dependiendo de factores como la raza de la vaca, el número de partos y el reto que haya en la finca como tal.