Comenzaron las heladas en Cundinamarca y Boyacá

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Diciembre 2018
compartir
Heladas, cambio climático, verano, altas temperaturas, pasturas afectadas, pasturas sin poder nutritivo, Cundinamarca y Boyacá, disminución productiva, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Es un fenómeno cíclico y usualmente afecta la producción de leche y el ganado reduce su ganancia diaria de peso ante la menor oferta de alimento”, dijo Carlos Jairo Gómez Torres. Foto: Ideam
Dirigente manifestó que el inicio de las heladas ha sido leve pero ya comenzaron a afectar la producción ganadera. Se han registrado dos una en el municipio de Sopó y otra en Boyacá. Se espera que este fenómeno climático, unido al verano, impacte negativamente la producción de forrajes y descienda la producción de leche.
 
El verano, las altas temperaturas durante el día y las heladas en las horas de la madrugada,  comenzaron a afectar la producción ganadera en los Departamentos de Cundinamarca y Boyacá.
 
En los últimos 10 días se han presentado dos heladas en la zona norte del Departamento de Cundinamarca, las cuales comenzaron a afectar el crecimiento natural de los pastos y a reducir el poder nutritivo de los mismos. (Lea: Heladas afectan producción ganadera en Altiplano Cundiboyacense y Ubaté)
 
Según Carlos Jairo Gómez Torres, representante de los ganaderos de los Departamentos de Cundinamarca y Boyacá ante la junta directiva de Fedegán, “los descensos de temperatura se registraron a finales de la semana pasada y el martes pasado”.
 
Por ahora se han presentado heladas leves, pero se esperan aún más como siempre sucede en esta temporada del año.
 
Es un fenómeno cíclico y usualmente afecta la producción de leche y el ganado reduce su ganancia diaria de peso ante la menor oferta de alimento.
 
Una de las heladas se presentó en el municipio de Sopó en Cundinamarca, donde las ganaderías han sido tradicionalmente lecherías especializadas. (Lea: Heladas tienen alarmados a ganaderos de Cundinamarca
 
“Otra sucedió en Boyacá en donde la disminución de la temperatura fue más fuerte y por ende el impacto fue de mayor en las praderas”, concluyó.
 
Según Oscar Cubillos, economista y jefe de planeación de Fedegán, “el clima en esta época del año, ocasiona una disminución de la producción de leche y debido a la menor oferta se produce a su vez, un aumento del precio de este alimento”. (Lea: Con la siembra de silvopastoriles se contrarrestan las heladas)