Con biotecnología le apuestan a recuperar suelos contaminados

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Septiembre 2015
compartir
recuperación suelos contaminados
Las pasturas afectadas por la explotación de hidrocarburos pueden recuperarse a través de la bionización. Foto: jaguaresprocesos.blogspot.com.co.
Una empresa de capital santandereano le está apostando al uso de microorganismos, con el fin de que aquellas zonas que han sufrido por los derrames de petróleo y una aplicación constante de pesticidas, vuelvan a su estado natural y sean viables para la producción agrícola o pecuaria.
 
La explotación de hidrocarburos se adelanta en diversas regiones del país. Son muchos los riesgos que esta actividad genera, entre ellos, la caída de petróleo sobre tierras fértiles y el uso de metales pesados para su extracción. Esa mezcla afecta totalmente el suelo, lo vuelve improductivo y recuperarlo es todo un desafío. (Lea: Así mitigarán daños ambientales por derrame de crudo en Tumaco)
 
Ante esa situación, en Yondó (Antioquia) y Barrancabermeja (Santander) se adelantó una investigación con el fin de determinar si en los semovientes de las 2 poblaciones, ubicadas en el Magdalena medio, había presencia de metales pesados en los tejidos de los bovinos que están bajo el modelo de pastoreo.
 
Según explicó Juan Carlos Buelvas, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en el municipio santandereano, los resultados que arrojaron la investigación revelaron que en algunos bovinos había rastros de plomo, mercurio, radio y bario. (Lea: Inicia plan de apoyo a pescadores afectados por derrame de petróleo)
 
“Ante esos resultados, una empresa presentó el desarrollo con el que están trabajando para lograr limpiar las zonas contaminadas y evitar que los semovientes ingieran sustancias tóxicas que ponen en riesgo la salud del consumidor final”, precisó Buelvas.
 
La compañía que viene trabajando en esa materia es BQ Energy, una empresa de capital santandereano que está trabajando en el bloqueo de aquellos metales pesados que se alojan en el suelo y de paso en la biodegradación de los hidrocarburos que quedan presentes tras un derrame. Ese procedimiento lo vienen haciendo a través de biotecnología aplicando un concepto denominado “bionización”. (Lea: El “crudo” relato de una víctima de los derrames en Putumayo)
 
Según expuso su gerente, Aristóbulo Merchán, ese proceso que desarrolló la empresa consiste en recuperar el terreno a través de una acción microbiana. Es decir, primero se adelanta una del suelo para determinar el tipo de contaminación que está presente y luego se procede hacer un aislamiento de los microorganismos.
 
“Buscamos el microorganismo más eficiente en términos de metabolismo, de tal forma que permita una degradación más eficiente de los compuestos contaminantes. El elegido es cultivado, bioaumentado y bioestimulado para que tenga el ambiente propicio, se desarrolle de una mejor manera y pueda adelantar de forma eficiente su desarrollo metabólico. Reincorporamos en los suelos ese microorganismo, para que haya una biodegradación del lugar y permitir que la tierra vuelva a estar a su estado natural, cargada de vida”, explicó Merchán. (Lea: Los ganaderos también sufren con el crimen ambiental del Putumayo)
 

Al lograr eso, los pastos que nazcan no estarán contaminados, el ganado estará sano y será la cadena alimenticia la que se beneficie del proceso.