Desbordamiento en San Marcos afecta a más de 4.000 personas

Por: 
CONtexto Ganadero
15 de Octubre 2013
compartir
Inundación Sucre
Por la falta del cierre en el chorro en Boca de Seheve, nueve corregimientos los que se encuentran inundados. Foto: Gobernación de Sucre.
El atraso que tiene el cierre de la Boca Seheve comienza a afectar a 9 corregimientos del departamento de Sucre. Aunque se asegura que las obras terminarán a finales del año, los hechos dicen lo contrario.
 
Los habitantes de los municipios de San Marcos, Caimito y San Benito, en el departamento de Sucre, se encuentran inconformes por el atraso de la construcción del muro de contención sobre el Caño Boca de Seheve.
 
Una comisión integrada por funcionarios del orden nacional, departamental y local, al igual que personas de la comunidad de San Marcos, pudo constatar que las obras, que deberían estar listas para la época invernal, están inconclusas a la fecha.
 
José Nicolás Vega Lastre, coordinador de Oficina del Control del Riesgo Departamental, aseguró que a raíz del no cierre del chorro en Boca de Seheve, son nueve corregimientos los que se encuentran inundados. (Lea: Ganaderos en Sucre buscan hacer frente a la ola invernal)
 
A raíz de esa situación, más de 4.000 personas de la región del San Jorge han sido afectadas. Por esta razón, estamos haciendo gestiones ante el Gobierno Nacional para conseguir ayudas humanitarias para poder atenderlas”, agregó Vega Lastre.
 
La comisión que fue autorizada por el gobernador sucreño, Julio César Guerra Tulena, no cree que la obra se entregue a finales del año tal como lo han prometido los contratistas y aunque hay personal trabajando, el atraso que presenta es grande.
 
José Portela, miembro de la comunidad de San Marcos que se encuentra afectada, expresó que la situación para ellos es crítica, puesto que hace muchos meses están inundados y aunque ponen quejas en el gobierno departamental, la ayuda no llega. (Lea: Sorteando los embates del clima con paso firme y certero)
 
La obra avanza a paso de morrocoy y eso para nosotros es desesperante. Necesitamos alimentos, kits de aseo, botas de caucho y proyectos de generación de empleo”, aseveró Portela.
 
Para Darinel Enrique Regino Ricardo, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, los caños y ciénagas están en su máxima capacidad hídrica y la afectación en los hatos bovinos sería alta.
 
Si continúan las lluvias, se pueden presentar mayores desbordamientos, lo que perjudicará al sector productivo y a las vías de la región”, concluyó Regino Ricardo.