El número de hectáreas aptas para ganadería de carne o leche en Colombia

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Julio 2019
compartir
Upra, Sipra, Sistema para la Planificación Rural Agropecuaria, aptitud para carne bovina Colombia, aptitud para leche bovina Colombia, Uso suelo ganadería, uso suelo ganadería Fedegán, uso suelo ganadería UPRA, Unidad de Planificación Rural, plan de ordenamiento productivo, plan de ordenamiento social, uso del suelo, ganadería extensiva, distribución del suelo, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Este es el mapa de las zonas con aptitud para leche bovina dentro de la frontera agrícola nacional. Foto: sipra.upra.gov.co

El Sistema para la Planificación Rural Agropecuaria (Sipra), una herramienta tecnológica diseñada por la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), determinó que la aptitud del terreno para carne o para leche corresponde en cada caso a alrededor de 28 millones de hectáreas.

 

Felipe Fonseca Fino, director de la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra), señaló que el Sipra es el primer visor geográfico del sector agropecuario en nuestro país, donde se han reunido más de 2 mil conjuntos de datos de diferentes instituciones, públicas y privadas del país.

 

Para el caso de la ganadería bovina, en conjunto con entidades como Fedegán, Analac y gremios locales, entre otras, se analizaron 62 variables a lo largo de 3 años para determinar la aptitud del suelo para carne y leche. (Lea: Colombia tendrá mapa para uso de suelo en ganadería en 2018)

 

“Gracias a un trabajo mancomunado entre distintos productores agropecuarios relacionados con el sector de la ganadería en Colombia, tenemos el primer mapa a nivel nacional de zonas aptas para el desarrollo de la ganadería con fines para producción de carne y para producción de leche”, aseguró.

 

De acuerdo con el funcionario, las variables evaluadas estaban divididas en 3 componentes: físico, socioecosistémico y socioeconómico. El primero hace referencia a las condiciones del suelo y a la oferta de pasturas, que hacían parte de los informes de la FAO o del Instituto Agustín Codazzi sobre uso de suelo.

 

Pero con este nuevo sistema, la Upra incluyó factores como el acceso al agua o la comodidad animal (socioecosistémico), así como infraestructura o seguridad (socioeconómico) que dieron un panorama más preciso. (Informe: Clúster de carne y leche, estrategia hacia la productividad)

 

“Lo primero fue definir muy bien cuál es el sistema productivo. El desafío, lo que implicó 3 años de trabajo, fue combinar en una ecuación 3 variables. Uno es el sistema agrícola, el pastoreo, toda una clasificación para el potencial de pasturas en Colombia”, manifestó.

 

Y agregó: “Después está el animal, en este caso hay distintas razas de las variedades bos taurus y bos indicus, pero decidimos combinar las 2 especies. Además, si la producción estaba dirigida a leche o a carne. En ese caso, sí generamos 2 vertientes y por eso salieron los 2 mapas”.

 

Según el Sipra, para el establecimiento de ganadería de leche hay un total de 28 millones 057 mil 549 hectáreas aptas, en tanto que para ganadería de carne son 28 millones 417. Cada una corresponde al 70 % de la frontera agrícola nacional, que corresponde a más de 40 millones de ha.

 

No obstante, hay una aptitud más alta para producción de la proteína roja que del lácteo. Para la primera, hay más de 10 millones de ha con aptitud alta, mientras que para el segundo son 5,3 millones. (Reportaje: MinAgricultura apoyará Clúster Cárnico del Caribe con miras a exportar a EE.UU.)

 

Fonseca Fino aclaró que la aptitud se dividió en 3 categorías: alta, media o baja. “Estos niveles representan la acumulación de restricciones técnicas, biofísicas o ambientales, que no son otra cosa que el esfuerzo adicional que se traduce en términos económicos para adaptar las condiciones del terreno o por tratarse de zonas alejadas. Mientras mayores limitaciones tenga, se afecta la aptitud hasta un punto que resulta inviable”, indicó.

 

Esto quiere decir que una zona con aptitud alta tiene condiciones mucho más favorables que una con aptitud baja, como una mayor disponibilidad de recursos o mejor infraestructura vial. Por este último punto, el sistema de producción de carne supera al de leche en número de ha con aptitud alta, pues este producto es más perecedero y difícil de transportar.

 

Para este segundo semestre y hasta el primer trimestre de 2020, la Upra definirá el Plan de Ordenamiento Productivo para la ganadería bovina de leche y carne, siguiendo un primer plan que se presentó para la producción de madera.

 

“El mapa cierra una brecha al reducir la incertidumbre de dónde se puede desarrollar determinado sistema productivo. Pero es el insumo precursor de un proceso de planificación que define la visión y los objetivos de hacia dónde va la ganadería, hacia dónde van las zonas con las mejores condiciones para consolidar clústeres y ver reflejado este plan en una política”, concluyó.