En Norte de Santander prueban forrajes silvopastoriles y cítricos

Por: 
CONtexto Ganadero
10 de Julio 2013
compartir
forrajes cítrico-pastoriles en Norte de Santander
Los forrajes silvopastoriles se han utilizado en la finca La Pradera, en Durania, desde 2012. Foto: Jesús Parada Jaimes.
Jesús Parada Jaimes, profesional de Gestión de Proyectos Estratégicos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Cúcuta, quiso aprovechar media hectárea de su finca La Pradera para sembrar forrajes para su ganado.
 
En 2012, ante las adversidades del verano, pensó en dar un giro a la productividad del terreno. Para eso, consultó con expertos sobre si habría impacto negativo al sembrar mani forrajero y botón de oro en el espacio donde hasta entonces había tenido mandarinos.
 
Una vez le dijeron que no afectaría el crecimiento del los árboles ni de los cítricos sembró ambas semillas. Ahora sus 12 terneros se alimentan en el sitio que antes le generó gastos cada vez que requería cortar la maleza. (Lea: Colombia participa en encuentro internacional de silvopastoriles)
 
Parada Jaimes señaló que se han aprovechados las dos fuentes de proteína de 3 formas. La primera, al cortar y picar el botón de oro que se utiliza como ensilaje con pastos de corte king grass y mani forrajero.
 
La segunda, al cortar y picar botón de oro que se da como pasto verde picado, y la tercera, al cortar el mani forrajero que se seca para luego suministrarlo como heno de mani.
 
Con las tres experiencias ha tenido resultados favorables, lo que se convirtió en un ensayo positivo que replicará en otras hectáreas de su finca, ubicada en el municipio de Durania, Norte de Santander. Como ejemplo tomará el que se vivienció en México con limones. (Lea: En la búsqueda de productores innovadores cítrico-silvopastoriles)
 
Los terneros consumen muy bien el botón de oro y por eso vamos a ensayar con limón y más sistemas silvopastoriles”, dijo Parada Jaimes.
 
El productor está satisfecho con la transformación de parte de su finca, al idearla como un proyecto rentanble, puesto que pasó de cero producción a tener forrajes que son el alimento de su ganado, especialmente en época de sequía.