En Pivijay se consume carne en deficiente estado sanitario

Por: 
CONtexto Ganadero
25 de Julio 2013
compartir
Sacrificio de reses en Colombia.
En Pivijay, se vende carne que no tiene control sanitario. Foto: Nuevo Mercado.
La falta de controles en el municipio, que no cuenta con una planta de sacrificio legal, ha llevado a que las reses sean sacrificadas en las fincas e incluso en las calles, lo que genera una carencia total de higiene en la trazabilidad del producto final.
 
Además del aumento en los casos de abigeato, que azotando a esta región de Magdalena, en los últimos meses se ha sumado otra problemática: la falta de una planta de sacrificio legal en la zona. Varios ganaderos y líderes del sector han venido denunciando este hecho y aseguran que la comunidad está consumiendo carne de mala calidad y sin control sanitario. (Lea: Ganaderos y Policía de Pivijay buscan blindar el municipio)
 
Martin Luciano Restrepo Pertuz, presidente del Comité de Ganaderos del Bajo Magdalena y Pivijay, aseguró que el año anterior eliminaron una gran cantidad de mataderos en la región, dejando al municipio sin un recinto exclusivo para el sacrificio de reses.
 
Aquí se están sacrificando ganados sin ningún control sanitario, los matan en las fincas, en las vías públicas. Esto genera que no se pague el impuesto que debería recibir tanto la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, como el municipio por la muerte de los animales”, agregó Restrepo Pertuz.
 
Al no existir control alguno en el sacrificio de semovientes, ha comenzado a aumentar aún más el abigeato, lo que genera una deficiencia de trazabilidad en la carne que llega a los hogares pivijayeros.
 
Estamos comiendo una carne sin ningún control, pues la carne la venden en cualquier parte. La Policía ya perdió el control de la situación. Nuestro municipio, al ser netamente ganadero, es muy extenso yse hace complicado que las autoridades cubran toda la zona”, aseveró el presidente del Comité bovino.
 
Como solución al tema, el gremio ganadero de Pivijay le propuso a la administración municipal que los facultara para administrar dicha actividad, abriendo un lugar en el cual se pueda sacrificar con medidas higiénicas y de control que estén bajo los estándares de calidad adecuados. (Lea: Ganaderos y Policía de Pivijay buscan blindar el municipio)
 
Ante esto, José Ricardo Bedoya, profesional en Gestión de Proyectos Estratégicos de Fedegán, informó que el problema también radica en los inconvenientes epidemiológicos que se pueden generar por la falta de controles.
 
Algunos productos veterinarios, como los antibióticos, solo permiten sacrificar al animal 30 días después de ser aplicados. Pero si controles como este no se ejercen de la forma adecuada, se sacrificarán reses enfermas constantemente. Una situación que, sin duda, perjudica a toda la población”, concluyó Bedoya.