“Estamos en Colombia, donde la ley sirve para los bandidos”: César Ávila

Por: 
CONtexto Ganadero
06 de Diciembre 2012
compartir
Ganadería, robo finca
En este momento las Bacrim tienen bajo su propiedad el predio 'Villa Paola' en el municipio La Primavera, Vichada. Foto: Archivo
Durante 7 horas, César Augusto Ávila, administrador del predio ‘Villa Paola’, en Vichada, fue retenido y amedrentado por las Bacrim. Hoy, 2 meses después, no ha podido regresar a sus tierras debido a inexplicables trabas legales
 
El 2 de octubre me encontraba con el administrador de la clínica, que es el esposo de la propietaria del predio ‘Villa Paola’, allá nosotros tenemos búfalos, caballos, gallinas y patos,  de repente llegaron unas personas armadas, con armas cortas y hasta se alcanzaban a ver dos armas largas, dentro de un carro en el que ellos se movilizaban” comentó César Augusto Ávila, administrador del predio.
 
Este hombre estuvo retenido durante 7 horas en una habitación, escuchando amenazas de muerte. Ávila cuenta que no les hicieron nada gracias a los vecinos del sector que vieron lo que pasaba. Sin embargo, el grupo insurgente tomó propiedad del predio y se robó todo lo que allí había.
 
Pero el drama no paró allí, desde hace un mes oficiales del Ejército Nacional y la Policía hacen presencia en el predio, “aunque están colaborando tampoco tienen la facultad para sacarlos, eso lo tiene que hacer el inspector de policía, es una función que delega el alcalde municipal de La Primavera, en Vichada”, sostuvo César Ávila, quien asegura que ha puesto denuncias en la Fiscalía y en la Policía. Según la abogada del afectado, Ana Cristina Ruiz, el proceso no ha avanzado mucho, “la denuncia en la Fiscalía se hizo el 22 de octubre, estamos esperando razón, pero no ha pasado nada”, indicó.
 
El 6 de octubre se tenía programada una primera visita al predio, se canceló por una supuesta enfermedad del personero municipal, a esta reunión no podía asistir el Inspector de la Policía del municipio La Primavera, “posteriormente fue señalada para el 30 de noviembre y ese día se enfermó el inspector y también se aplazó, hasta el momento no han dicho para cuándo y ya llevamos más de dos meses así”, señaló la abogada.
 
“No entiendo lo que está sucediendo, el martes (4 de diciembre) estuve hablando con el Alcalde y con el Inspector de Policía y me dicen que de pronto me ponen la cita para este año, posiblemente, pero entonces no podemos seguir esperando porque nos siguen robando los animales, estamos en diciembre y desde el 15 ya nadie trabaja”, aseguró Ávila.
 
Modus operandi de las Bacrim en La Primavera
Según las declaraciones de Ávila, hechas a CONtexto ganadero, este grupo ya es conocido en el sector. Las denuncias en su contra, por parte de las personas afectadas, son constantes. Una de las razones por las cuales todavía José Arnulfo Benavides, alias ‘Machete’, y su séquito aún no son procesados, se debe al paro judicial de los funcionarios de la Fiscalía en Vichada.
 
Los señores que entraron allá, ya son reconocidos, tienen varias quejas ante la Policía sobre invasiones, el negocio de ellos es tomar la tierra y venderla rápidamente a la gente de Bogotá que quiere invertir y no conocen mucho, eso no es un secreto”, afirmó César Ávila.
 
Una Fundación comprometida con el ganadero
Desde hace 5 años la Fundación Colombiana Ganadera de Colombia, Fundagán, trabaja por lo Derechos Humanos de las víctimas ganaderas. A través del ‘Programa de Acompañamiento a las Víctimas Ganaderas de la Violencia’ se presta asistencia, asesoría y apoyo jurídico a personas pertenecientes al sector ganadero, las cuales se les haya violado cualquier tipo de derecho.
 
En Colombia no podemos pasar de agache en la aplicación de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, en un tema de gran calado como lo es la problemática de la violencia en el sector ganadero”, señaló Federico Arellano, director programa víctimas ganaderas de la violencia, en su columna.
 
¿Qué será de Colombia en un futuro si le roban el campo a la gente, si no hay lugar para sembrar la papa y la yuca que se comen en Bogotá? Ahora sí entiendo por qué hay tanta gente desplazada en los semáforos”, puntualizó César Ávila.
 
Como el caso de César, otros 1.742 secuestros se han registrado en el país, de acuerdo a las cifras que registra la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, números podrían ser más elevados, dado que la población, muchas veces, por temor no denuncia.