Ganadería en reservas nacionales de la sociedad civil en el Caquetá

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Mayo 2019
compartir
Reserva natural de la sociedad civil, Caquetá, produciendo, %, finca, capacidad, liberar, áreas, concentrar, zonas, aptas, ganadería, ganadero, tropical, sistemas, silvopastoriles, caso, Esmeraldas, Villa Mery, labor, Fedegán, organización, organizaciones internacionales, CIPAV, organizaciones nacionales, conservación, no deforestación, cuidado del medio ambiente, gobernanza, patrimonio natural, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia, noticias ganaderas Colombia
Con las reservas naturales de la sociedad civil se pretende incrementar el sistema nacional de áreas protegidas del país. Foto: runap.parquesnacionales.gov.co

La creación de las reservas permite a las regiones preservar el medio natural, manteniendo así la diversidad del ecosistema y adoptando un sistema de producción agropecuario diferente, sostenible y eficiente, acorde con la región.

 

Parques Nacionales oficializó el registro de 2 Reservas Naturales de la Sociedad Civil (RMSC), las cuales aportan gran cantidad de hectáreas para uso exclusivo de la conservación del medio ambiente de la Amazonía Colombiana.
 

Este proyecto inició en 2011 con un análisis estratégico de la finca, tomando dos unidades familiares o fincas muy cercanas y con el mismo pensamiento se crea la Fundación Ava Jeva de la Amazonía.
 

Felipe Eslava Benjumea, jefe de Mercadeo Queso del Caquetá, miembro del Comité Departamental de Ganaderos y dueño de la Hacienda Esmeraldas, confirmó que el 20 de agosto de 2015, 2 haciendas fueron registradas como reservas naturales, la Hacienda Esmeralda con 707 y la Hacienda Villa Mery con 763. 
 

“La fundación Ava Jeva lo que hizo fue definir un derrotero que fue constituir reservas naturales de la sociedad civil en los predios que pertenecían a esos dos núcleos productivos”, aseguró Benjumea. (Lea: Ganadores del concurso de ganadería sostenible realizado por Comité del Área 5)
 

Según Benjumea, las fincas estaban constituidas por varios predios; en esta iniciativa lo que se hizo fue organizar y hacer una sola planificación alrededor del decreto 1996 de 1999 del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, el cual sirvió como base de la planeación estratégica.
 

Con este decreto además se dio la oportunidad de conocer lo que es una reserva natural de la sociedad civil y se eligió el camino de la certificación o de la resolución de reserva a través de Parques Nacionales Naturales de Colombia, añadió Benjumea.
 

“Por medio de la unidad administrativa parques, se hizo la solicitud de 9 predios, que constituyen 2 reservas naturales de la sociedad civil, mediante la cual se agruparon 28 familias y se constituyeron los primeros ejercicios de la consecución de la resolución de reserva que otorga la unidad como institución del Ministerio de Medio Ambiente”, explicó Benjumea.
 

Eligieron hacer una alianza con dos organizaciones importantes como lo son el Comité Departamental de Ganaderos del Caquetá y Parques Nacionales Naturales de Colombia.
 

Para conocer la propuesta del comité sobre la Fundación Ava Jeva de Amazonía y parques en los temas de zonificación ambiental y de planificación predial, se realizó un evento con la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), la Fundación Palmito y se invitó a Mark Raush.
 

 

Para el año 2015, se hizo efectivo el reconocimiento de la resolución de parques en Florencia Caquetá, “se logró realizar esta reconversión del uso del suelo y fue transformar la finca productiva tradicional del Caquetá, dos fincas promedio en reservas naturales de la sociedad civil que siguen un lineamiento que está especificado en una normatividad que nos dicta los lineamientos generales”, aseveró Benjumea.
 

Con creatividad y entendimiento de las técnicas orientadas en temas de silvopastoreo y mejoramiento de la leche por el comité Departamental de Ganaderos y la herencia del Programa Núcleos Municipales de Extensión y Mejoramiento para Pequeños Ganaderos (Asistegán) de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y de La Fundación Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (CIPAV), se logró establecer una ruta que se denominó Ganadería Colombiana Sostenible, en la que participaron más actores.
 

A la fecha participan fuertemente 3 programas del Gobierno de los Estados Unidos que fortalecen el sistema de ganadería. (Lea: En Miraflores, ganaderos ajustarán esquemas al de reservas naturales)

 

Beneficios
 

 

“Con esta iniciativa se ha logrado en dos reservas la reconversión del uso de suelo de las fincas promedio en Caquetá y esa reconversión lo que nos da, es una finca organizada en donde se redistribuye el uso del suelo y se planifica en función del paisaje, de esta forma se podemos excluir áreas de la zona productiva y podemos transformar sistemas convencionales a sistemas silvopastoriles, además se pueden conectar áreas de conservación y eso permite tener zonificación, en la que hay cuatro grandes variables”, aseveró Benjumea.

 

Variables

 

1. zona de conservación.

2. zona de amortiguación y manejo especial.

3. zona de infraestructura y uso intensivo.

4. zona de agrosistemas.

 

Estas dos reservas han permitido liberar hasta el 50 % en Villa Mery del área de agrosistemas a áreas de conservación y de regeneración; y en la Hacienda Esmeraldas se ha logrado hasta un 70 % de reconversión, en donde se tienen actualmente 30 % de agrosistemas y % 70 en las demás zonas.

 

“Es decir, que estamos produciendo en el 30 % del total de la finca y eso nos da la capacidad de liberar muchas áreas que antes eran inoficiosas y concentrarnos en las zonas que son aptas para la ganadería tropical y para sistemas silvopastoriles, específicamente en el caso de Esmeraldas y Villa Mery”, expuso Benjumea.
 

 

Esta labor se ha venido haciendo desde hace 2 años con Fedegán, CIPAV, organizaciones internacionales y nacionales, en el que se trabajan temas de conservación y gobernanza de patrimonio natural. (Lea: Lista de las áreas mejor protegidas del mundo agrega 15 nuevos sitios)

 

Adicional se está realizando una enorme gestión ganadera sostenible para 1.500 fincas y se está elaborando el plan de trabajo del siguiente año para lograr radicar 36 solicitudes de registro de resolución de reserva natural de la sociedad civil; Con esto serían los primero 36 graduados, indicó Benjumea.
 

Finalmente, cabe destacar que el objetivo de esta propuesta es llegar hasta 48 fincas convertidas en reservas para finales del año 2020 y la idea es que estas fincas sean multiplicadoras del modelo, para que antes del 2022 se haya cumplido la meta de las 100 fincas convertidas en reserva nacional de la sociedad civil.