Ganaderos de Caquetá participan de gira técnica en Texas, EE.UU.

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Marzo 2013
compartir
Gira técnica en Texas.
La idea es que los ganaderos puedan mejorar genéticamente sus hatos, además de poder comercializar pajillas. Foto: Rafael Torrijos.
Un grupo de productores bovinos de San Vicente del Caguán, Albania y Florencia estuvieron de visita en el ‘V8 Ranch’ en el marco de la feria Brahman Houston Livestock 2013, en la que pudieron conocer muy de cerca los avances genéticos aplicados en EE.UU. para lograr implementarlos en la ganadería colombiana.
 
Del 28 de febrero al 2 de marzo, ganaderos del departamento de Caquetá llevaron a cabo una gira técnica en la ciudad de Houston, estado de Texas, EE.UU. con el fin de conocer los desarrollos tecnológicos a través de la visita realizada al ‘V8 Ranch’.
 
“Si lugar a dudas esta visita fue 100% exitosa, porque recorrimos el estado de Texas, pudimos conocer el juzgamiento que se hace en el desarrollo de la más importante feria de la raza brahman del mundo, conocimos los desarrollos de la ganadería élite de Norte América en cruzamiento de esta especie con brangus braford”, sostuvo Rafael Torrijos, presidente del Comité de Ganaderos Departamental de Caquetá. (Lea ‘Reactivan programa nacional de mejoramiento genético’)
 
Durante la gira también realizaron una visita a la empresa ‘Sexing Technologies’, la cual tiene la patente a nivel mundial del mecanismo a través del cual se sexan (se separa y determina el sexo) las pajillas de semen de toro, en compañía de Juan y Mauricio Moreno, “fue particularmente especial poder conocer el toro karu manso, y que es producto de la clonación de la raza karu”, indicó el dirigente gremial.
 
Una visita productiva
De acuerdo con Torrijos, esta visita es la puerta de entrada para que los productores bovinos puedan implementar ese tipo de tecnologías en sus ganaderías y lograr, como dice el líder gremial, “la necesaria reconversión productiva de la finca ganadera caqueteña”. (Lea ‘¿Toro o reproductor?, duda que define la evolución en genética bovina’)
 
“La idea es que ellos puedan mejorar genéticamente sus hatos, además de tener la posibilidad de comercializar las pajillas que se producen de sus animales en la región, con la ayuda del Centro de Servicios Tecnológicos del Comité”, puntualizó Rafael Torrijos.