Ganaderos de Santander en alerta por fuerte verano

Por: 
CONtexto Ganadero
09 de Enero 2013
compartir
Tanque de almacenamiento. Foto: Javier Aguilar, profesional en Gestión productiva y Salud Animal de Fedegán, Santander.
Haga uso de los tanques de almacenamiento para evitar el desperdicio de agua. Foto: Javier Aguilar, profesional en Gestión productiva y Salud Animal de Fedegán, Santander.
Ante la sequía que pronostica el IDEAM, Fedegán hace recomendaciones a los ganaderos para abastecerse. Así mismo, resaltar que las bodegas de suplemento alimenticio puedan cumplir con los requerimientos de los productores en los diferentes municipios.
 
Ganaderos de los departamentos de Santander y Norte de Santander están bastante preocupados debido a las consecuencias que ha dejado la sequía en la región. Hoy presentan problemas graves como la escasez en forrajes, que afecta directamente la producción lechera. “El ganadero no debe confundir el verano normal y corriente con los embates de un ‘fenómeno del Niño’, primero porque los efectos son más severos y segundo porque no siempre ocurre en la misma época”, explica Javier Aguilar, profesional en Gestión productiva y Salud Animal de Fedegán, en el municipio de Socorro, Santander.
 
Laudy Pérez, profesional en Gestión de Proyectos Estratégicos, indica que al evento climático se suman problemas de consecución de agua para la bebida de los animales, “los suplementos para la alimentación animal son escasos, lo que a su vez significa el aumento de precio”. “Lo que debemos tener muy claro como ganaderos es estar preparados con anticipación para afrontarlo, de manera que se minimicen los efectos sobre producción y reproducción del ganado”, sostiene Aguilar.
 
Los municipios y ciudades más afectadas son Barichara, Guane, Villa Nueva, Aguachica, Socorro y Cúcuta, donde el agua y los pastos empiezan a escasear y los incendios forestales agravan la situación.
 
Las alternativas
En cuanto a la producción de comida en fincas, el ganadero puede hacer heno, ensilajes, pasto de corte y caña forrajera, almacenar agua en jaweyes, pozos, casquetes, tanques de almacenamiento y hacer uso adecuado de llaves y flotadores para evitar el desperdicio de agua. También comprar productos subsidiados en las bodegas de Fedegán, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, MADR y el Comité de Ganaderos; sin embargo, debido a la baja práctica de fabricar alimentos para los animales, ganaderos acuden a esta última instancia, lo que hace que aumenten los precios de los suministros.