Ganaderos del Caribe les rezan a los santos para que llueva

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Septiembre 2015
compartir
rogatorios para que llueva
Los rogatorios se extienden a lo largo y ancho de la región Caribe del país. Foto: salesganasal.com / FNG Atlántico.
San Pedro y San Isidro son 2 de los santos que los ganaderos en la Región Caribe colombiana invocan mediante rogatorias para que traigan la lluvia en estos momentos de sequía extrema.
 
La tradición de rezar en inglesias, casas y hasta en la calle es común en esta zona del país por tratarse de una de las más secas del país. Orar se ha convertido en la esperanza de los productores creyentes que nunca habían visto veranos prologandos afectar los suelos. (Lea: Pequeños ganaderos de Córdoba cultivan agua y pastos para el verano)
 
Fue así como uno de los rogatorios para aplacar la sequía se celebró en la catedral María Reyna en Barranquilla. La convocatoria fue hecha por la Asociación de Ganaderos de la Costa Norte, Asoganorte. Más de 500 personas acudieron al llamado para que llueva en al región de Atlántico donde hace más de 9 meses no cae una gota de agua.
 
Javier Felipe Ruiz Rodríguez, profesional Operativo de Proyectos del Fondo Nacional del Ganado, FNG, dijo: "la crítica situación en que ganaderos y agricultores se encuentran por causa de la sequía, los ha obligado a recurrir a la gracia divina de Dios, ya que sobre la tierra no ha existido un verdadero apoyo por parte de las autoridades competentes para tratar de amortiguar de algún modo este escenario nada alentador por el que atraviesan actualmente".
 
Añadió que el desabastecimiento de alimento y agua para los semovientes, la especulación de precios que ha llevado a que los ganaderos tengan que salir de sus animales antes de que pasen a engrosar las estadísticas de mortalidad y los valores comerciales de la leche frente a altos costos de producción motivaron a los ganaderos a rezar más.
 
Pero las constumbres de oratorias también se realizan en otras regiones costeras donde el verano ha golpeado al sector ganadero. En la Guajira, una de las más afectadas por la escasez de pasturas y agua, sacrificaron una novilla que fue ofrecida a Dios para que regresen las lluvias.
 
“Los guajiros sacrificaron la res para ofrecerla como alimento”, dijo Javier Suárez, profesional en Maicao de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, que ha sido testigo de la ausencia de las lluvias y de la esperanza que tienen los productores de ver llover de forma prolongada.
 
San Pedro y San Isidro son 2 santos a los que le rezan los ganaderos en los Montes de María, región entre Bolívar y Sucre. Los productores salen a las calles a pedir en voz alta que el clima mejore, para que los cultivos den cosechas prósperas y los animales tengan comida. (Lea: Radiografía de La Guajira: la ganadería podría desaparecer)
 
“San Isidro esconde el sol y trae la lluvia”, se puede escuchar entre las rogatorios que van acompañadas de cantos, velas encendidas y un cura que con agua bendita conduce la petición. 
 
Jorge Luis Acosta Ballesta, profesional de Gestión Productiva y Salud Animal en los Montes de María, expuso que “los ganaderos se encomiendan a santos para que traiga la lluvia. Es un ritual que se hace mucho por esta región de la costa”.
 
En otras zonas de Colombia que atraviesan por periodos de sequía no se acostumbra a hacer rogatorios masivos. Esta costumbre es propia de la costa Caribe del país.