Pequeños ganaderos de Córdoba cultivan agua y pastos para el verano

Por: 
CONtexto ganadero
03 de Septiembre 2015
compartir
verano en córdoba colombia
Los pequeños ganaderos de Puerto Libertador, en Córdoba, ponen en práctica conocimientos impartidos por el FNG. Foto: Hacienda Centenario-Elkin Arango.
Pequeños ganaderos ubicados en la zona de Puerto Libertador, en el departamento de Córdoba, cultivan agua y forrajes para tener alimento de calidad disponible durante todo el año, incluso en época de verano.
 
El cultivo de agua lo hacen con represas construidas en fincas, tras la inversión hecha por ganaderos asociados o mediante el aprovechamiento de fuentes hídricas que recorren los predios. (Lea: Radiografía de La Guajira: la ganadería podría desaparecer)
 
Los pastos sembrados se eligieron según las condiciones del suelo, las cuales pueden variar entre fincas vecinas y tipo de ganado. Además, reforestaron los terrenos ante el compromiso que tienen con el medio ambiente y el bienestar animal.
 
Estas prácticas han sido posibles gracias a los aprendizajes que algunos pequeños ganaderos de Puerto Libertador han adquirido en las capacitaciones dictadas por el Fondo Nacional del Ganado, FNG. La charla más reciente se desarrolló a finales de agosto en una jornada en la que 89 productores refrescaron su memoria y esucharon sobre las alternativas para afrontar épocas críticas con pasturas, cultivo de agua y preparación de silos, henos y bloques multinutricionales.
 
Elkin Arango Jaramillo, profesional en Motenlíbano, Córdoba, de Gestión Productiva y Salud Animal del FNG, estuvo al frente de la capacitación a la que asistieron 89 pequeños y medianos productores de esa zona rural del país.
 
“La capacitación estuvo muy concurrida. Los ganaderos llegaron a lomo de mula, a pie o en moto para participar en la charla”, describió Arango Jaramillo, que consideró relevante que los productores escuchen cada año sobre las formas de mejorar pasturas para que el verano no afecte la productividad del predio. (Lea: Humidícola, pasto perfecto para reses que viven en suelos ácidos)
 
Pequeños ganaderos ejemplares
 
Con pocos recursos, 2 ganaderos de Puerto Libertador, que han asistido a las capacitaciones del FNG, conservan pastos verdes, agua y bloques nutricionales para sus hatos bovinos cruzados entre cebú y holstein o simmental.
 
Carlos Arturo Fabra, ganadero en Puerto Libertadores, tiene en su predio más de 4 pasturas sembradas como estrategia nutricional y de prevención por si alguna de las pasturas no reverdece o muere ante las altas temperaturas.
 
El matarratón y la marandú están es su predio con buenos resultados. Según el productor, el verano cada año se intensifica más y ha sido difícil mantener el negocio pero por fortuna, y por responsabilidad, su predio tiene comida bovina, porque además conserva agua.
 
“Tengo una represa en la finca. Hay una quebrada que nos surte y que hemos aprovechado para el ganado. En estos momentos llueve poco pero tenemos algo de comida. Ahora quiero sembrar para hacer heno y bloques”, aseguró Fabra, que reforestó su predio con resultados excelentes, según dijo, porque la finca tiene todo en su sitio, como sales, comida y agua.
 
Mario León Ochoa, ganadero en la región y miembro de la Asociación Agropecuaria de San Jorge, aseguró que gracias al trabajo desarrollado por los asociados, adquirieron 3 represas en las que almacenan agua para los animales. (Lea: Ganaderos pueden desafiar el verano con bloques nutricionales)
 
En su caso particular, ha optado por la siembra del pasto humidícola y decumbens con resultados positivos, aunque quiere forrajes de mejor calidad proteico y más resistentes al verano, por lo que no descarta la siembra de climacuna.
 
León Ochoa manifestó que quiere fomentar el repoblamiento bovino y proyecta para eso la siembra de 1.000 kilos de pastos mejorados en 200 hectáreas de los asociados. "Ya vendrá el posconflicto y queremos estar preparados. Queremos marcar terreno y también que nos ayuden con estas ideas porque somos una asociación sin ánimo de lucro, que busca el bienestar de los ganaderos”.
 
Es así como Mario León y Carlos Fabra mantiene sus fincas, en pleno verano, con forrajes, agua y sales para dar a sus bovinos, y proyectan crecer más, con ayuda de entidades que los guíen a fortalecer el negocio pecuario.