Ganaderos en Sucre buscan hacer frente a la ola invernal

Por: 
CONtexto Ganadero
07 de Junio 2013
compartir
Inundación Sucre.
Ganaderos, agricultores y piscícolas se dieron cita para buscar soluciones ante los altos niveles del río Cauca. Foto: CONtexto Ganadero.
La Asociación de Ganaderos de Sucre, Asogasucre, citó a diferentes productores bovinos, agricultores y piscícultores del departamento, para solicitar, de forma conjunta, a las autoridades competentes un mayor control ante las inundaciones que dejan las precipitaciones.
 
El departamento de Sucre está viviendo de nuevo una crisis a causa del intenso inverno que por estos días azota a esta zona del país. Uno de los municipios más afectados es Guaranda, ubicado al sur del departamento y donde los continuos desbordamientos del río Cauca que ha traspasado algunos boquetes, mantiene en alerta al sector agropecuario.  
 
Darinel Regino Ricardo, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, informó que con la nueva arremetida de la ola invernal, el sector ganadero es uno de los más afectados. (Las preocupaciones de los campesinos de La Mojana). 
 
Los animales que se engordaron y aumentaron su producción en la época seca, hoy, por efectos del invierno, se han reducido a su  mínima expresión incluso algunos terneros han muerto. Este hecho es desmotivaste para el sector y lo peor de todo es que no se ve una solución concreta a la problemática”, agregó Regino Ricardo.
 
Ante esto, la Asociación de Ganaderos de Sucre, Asogasucre, llevó a cabo una reunión con las autoridades competentes y diferentes agricultores y piscícultores de la región, para buscar una salida a este tipo de contingencias que afectan el desarrollo habitual de las actividades. (Sorteando los embates del clima con paso firme y certero). 
 
Fernando Támara, miembro de la junta directiva de Asogasucre, señaló que “el río está creciendo hasta 5 centímetros por día, es una barbaridad. La situación es grave, no sólo por la inundación, sino por la contaminación. Por eso nos reunimos para dar soluciones, pues ahora el invierno no dura 5 meses, sino 8 y la vegetación no resiste. El Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres aseguró que se adelantarán trabajos para cerrar los boquetes”.