Ganaderos se preparan para evitar más muertes de animales por nitratos

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Abril 2016
compartir
cundinamarca, Boyacá, Valle de Ubaté y Chinquinquirá, Simijaca, Susa, Ubaté, Guachetá, Chinquinquirá, San Miguel de Sema, Intoxicación con nitratos, Prevención y tratamiento intoxicación nitratos, Difenilamina, ácido sulfúrico, Instituto Agropecuario Colombiano, ICA, Asociación de Ganaderos del Altiplano Cundiboyacense, Asogaboy, Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
La difenilamina se utiliza para detectar la concentración de nitratos en los pastos. Foto: inta.gob.ar
Más de 600 productores han asistido a las charlas dirigidas por profesionales del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en las que se demostró la difenilamina, una sustancia para detectar el grado de concentración de nitrógeno en las pasturas.
 
Néstor Fernando Pinilla, profesional en Chiquinquirá del FNG, confirmó que en la última semana ha persistido la presencia de síntomas, pero la mortalidad se ha reducido considerablemente en municipios como Guachetá, Ubaté, San Miguel de Sema, Susa, Simijaca, Chiquinquirá.
 
Ante la grave situación que se vivió el último mes por el alto número de bovinos que murieron, más de 2.000 según los últimos datos, profesionales del FNG acompañados por funcionarios del Instituto Agropecuario, ICA, han hecho capacitaciones a ganaderos afectados por este fenómeno, sobre todo en lo que tiene que ver con la aplicación de la difenilamina.
 
“Es un reactivo que se hace con 80 % de difenilamina y 20 % de ácido sulfúrico. Cuando los nitratos están muy altos en el pasto, este cambia su coloración y se pone azul”, explicó el funcionario. (Lea: 5 formas de evitar intoxicaciones en bovinos por nitratos en pastos)
 
El profesional del FNG explica cómo se prepara la solución con difenilamina
 
La difenilamina fue aportada por la Asociación de Ganaderos del Altiplano Cundiboyacense, Asogaboy, y el ácido sulfúrico por el ICA, para ser distribuidos a los profesionales de las Umatas o las Epsagro, los médicos veterinarios o incluso algunos ganaderos que pueden hacer este procedimiento.
 
Para detectar la concentración de nitratos en los pastos, toman una muestra y la dividen en 4 partes, 2 del tallo y 2 de la hoja, y cuando se aplica la sustancia, el jugo del pasto se torna azul. Al observar dónde está la concentración más alta, se puede saber qué acción se puede tomar a continuación. (Lea: Así se deben tratar las intoxicaciones por nitritos y nitratos)
 
Esta concentración se da sobre todo en el tallo del pasto, y no en la hoja. Cuando se da en ambas partes, se debe restringir el acceso del ganado a ese potrero. Por el contrario, si solo cambia el color en el tallo, se puede hacer un primer corte o esperar a la tarde para soltar el ganado al potrero.
 
“Esta es una prueba cualitativa que no nos dice cuántas partes por millón tiene puede haber, pero nos da una idea de qué tan concentrados están los nitratos en el pasto”, señaló. (Lea: Continúa alerta por intoxicación de nitratos en Cundinamarca y Boyacá)
 
Pinilla hizo la advertencia que la prueba con difenilamina solo la pueden hacer los expertos, por el riesgo que se corre al manipular el ácido sulfúrico, una sustancia corrosiva.
 
Víctor Manuel Fajardo Becerra, presidente de la Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán, lamentó la tardanza de las autoridades para atender esta emergencia y sostuvo que lo peor ya pasó. (Lea: ¿Cultivos con altas dosis de nitratos pueden intoxicar y matar al ganado?)
 
“El mayor número de muertes se presenta 10 o 15 días después de las primeras lluvias. Pero como ha seguido lloviznado, los pastos tienden a estabilizar sus contenidos y las formas nitrogenadas anómalas tienden a convertirse en proteína vegetal, y ahí la posibilidad de intoxicación baja”, dijo.
 
Sin embargo, el llamado de los ganaderos a las autoridades es que los planes de contingencia se apliquen a tiempo, pues esta es una situación que se va a presentar con mayor frecuencia debido al cambio climático y a los intensos veranos que se verán en esa región.
 
El profesional del FNG coincidió con Fajardo en que habrá disminución, aunque añadió que los suelos son muy ricos en nitrógeno y se conservan por mucho tiempo, por lo que seguramente en la próxima pastada se volverán a presentar complicaciones.
 
La última lluvia fue hace 8 días, y en estos días ha hecho bastante sol. Eso hace que, obviamente, en cualquier momento que llueva, se dispara el crecimiento del pasto y hace que los nitratos se concentren mucho más”, indicó Pinilla.