Ganaderos siguen con problemas por errores en Ciclo de Vacunación

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Marzo 2017
compartir
Ganaderos Cundinamarca quistes vacunación 2016, quistes II Ciclo vacunación 2016, Segundo ciclo 2016, Ciclo II 2016, ciclo vacunación noviembre diciembre 2016, traumatismos ciclo II, Federación Colombiana de Ganaderos, fedegan, Fondo Nacional del Ganado, FNG, Segundo Ciclo de Vacunación 2016, vacuna contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovina, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
Desde diciembre del año pasado, ganaderos de Cundinamarca están reclamando que sus vacas tienen quistes por mala aplicación de la vacuna contra fiebre aftosa. Foto: fedegan.org.co
Casi 3 meses después de finalizado el proceso, propietarios de ganado en Cundinamarca manifestaron que varios de sus animales quedaron con vacunas enquistadas, hecho que generó traumatismos y afectó transacciones comerciales.
 
La improvisación del Ministerio de Agricultura y el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, frente a los ciclos de vacunación de 2016 contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovina no ha dejado de traer consecuencias negativas para los productores.
 
En esta ocasión, ganaderos del interior del país lanzaron la alarma cuando al revisar su ganado se percataron de unos quistes en los sitios donde se aplicó la vacuna. (Lea: Preocupan inconvenientes causados en el II Ciclo de Vacunación de 2016)
 
Gerardo Santos Estrada*, ubicado en el municipio de Cogua, contó que tenían 16 ejemplares Angus listos para entregar a la Asociación Angus y Brangus de Colombia. Cuando el profesional empezó a hacer la revisión, encontró las protuberancias.
 
No nos recibieron los animales y nos tocó comercializarlos por otro lado. Tenemos 27 hembras que todavía tienen los quistes. Había 2 novillos de los que sacamos que estaban en estado crítico, porque se les formó una masa grandísima”, señaló.
 
El productor tuvo pérdidas económicas a raíz de este problema, pues en lugar de vender el ganado en $5.200 por kilo gracias a un bono adicional que paga la Asociación, tuvo que ofrecerlos a $4.800. (Lea: Oficializan resultados del II Ciclo de Vacunación contra aftosa)
 
Esto ha generado toda una suerte de conjeturas que los profesionales no han podido resolver. Santos Estrada criticó que el médico veterinario que atendió su caso no le haya explicado qué otras consecuencias pueden traer los quistes.
 
La misma situación padeció Eugenio Posada Socarrás*, productor de Zipaquirá, cuyos animales también tuvieron masas por cuenta de la vacuna y teme que esto pueda traer más problemas.
 
“Estoy esperando que las mías drenen a ver qué les hacemos. (…) Yo estoy haciendo mis averiguaciones, porque hay mucha especulación. Por ejemplo, si se enquistó la vacuna y luego estalla, ¿quiere decir que esa vacuna no sirvió?”, se preguntó.
 
Heriberto Tejada Mora*, otro productor de la misma zona, reveló en diciembre del año pasado que más del 80 % de sus animales se inflamaron tras la aplicación de la vacuna contra la fiebre aftosa y 4 murieron, aunque no se atrevió a afirmar que fuera por este motivo.
 
“Luego de la inyección se me inflamaron bastantes animales, porque no se respetaron los tiempos entre un Ciclo y otro”, declaró. (Lea: MinAgricultura utilizaría pago de vacuna para perjudicar a contradictores)
 
Tanto Ramírez como Posada y Santos coincidieron en que hubo problemas en la capacitación de los vacunadores. Según ellos, no se contrató el personal con suficiente tiempo, por lo cual no recibieron la instrucción adecuada.
 
Nosotros dijimos que colocaran la vacuna en la tabla del cuello, porque es la parte que menos carne tiene y que se usa para la industria. Pero los vacunadores la pusieron detrás del brazo, un sitio donde no se recomienda aplicarla”, anotó Santos.
 
También cuestionó que las vacunas empleadas fueran más delgadas que las anteriores y reclamó que en una próxima ocasión, les entreguen las dosis para aplicarlas ellos mismos.
 
“Uno se preocupa porque el ganado es muy importante para uno como productor. Es como si a un hijo o a un sobrino lo inyectaran y luego sale con algún problema”, dijo.
 
Este medio confirmó que la Cuenta Nacional de Carne y Leche, CNCL, el nuevo fondo parafiscal que asumió la vacunación, y Fiduagraria, su actual operador, tuvieron que contratar a más vacunadores y a recurrir a programadores nuevos.
 
CONtexto ganadero intentó comunicarse con el funcionario de la CNCL responsable de la vacunación en el área. Aunque no atendió nuestra llamada, un representante del Comité de Ganaderos del Área 5, que ejecutó el proyecto en la zona, confirmó que el profesional ya empezó a trabajar en el primer Ciclo de 2017 para corregir estas fallas.
 
“(Somos) conscientes de la falencias en la vacunación. A partir de hoy el comité cuenta nuevamente con su líder y secretaria del Ciclo. En este sentido, hemos dispuesto desde hoy desarrollar una estructura de participación, capacitación, vigilancia y control para los 31 municipios de Cundinamarca”, declaró.
 
Añadió que en los próximos días se reunirán con los ganaderos afectados así como los técnicos que aplicaron la vacuna para conocer de primera mano sus versiones sobre estos hechos y plantear controles y soluciones en pro de la comunidad ganadera. (Lea: Inconvenientes en vacunación de 2016 podrían agravarse este año)
 
Si usted tuvo un problema similar durante Ciclo anteriores o con la aplicación de la vacuna, cuéntenos su caso a [email protected].
 
* Nombres cambiados a petición de las fuentes