Genética criolla sigue siendo apetecida en los Llanos Orientales

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Junio 2017
compartir
Criollos, criollos meta, Ganado criollo, bovinos criollos, sanmartinero, prueba de desempeño de toros sanmartienero, Corpoica, Asocebú, CONtexto ganadero, ganadería colombia
Las bondades del sanmartinero son apetecidas incluso por criadores Cebú de vieja data. Foto: Fedegán.
Con éxito concluyó el pasado viernes el remate denominado ‘Expogenética 2017’, un evento organizado por los criollistas del Meta, Asocebú y Corpoica. Animales de las razas Cebú y Sanmartinero protagonizaron la venta vía martillo dejando ventas por más de $37 millones.
 
En el departamento del Meta vienen trabajando con mucho ahínco y decisión por promover el uso de las razas criollas en los hatos de la zona. La adaptación histórica que han logrado estas especies autóctonas, las hacen cada vez más interesantes para quienes tienen predios en la región. (Lea: Raza Sanmartinero se destaca por su carne y leche de alta calidad)
 
A esos proyectos que vienen adelantando los productores, se le suma la acción de Corpoica, entidad que desde su Centro de Investigación La Libertad, sigue adelantando pruebas de desempeño para demostrarles a los colombianos las condiciones y el rendimiento que tienen en pastoreo los ejemplares nativos colombianos.
 
La unión de criadores criollos y la institucionalidad, permitió que el pasado viernes 9 de junio se llevara a cabo y con mucho éxito un remate con 9 de los toros de las razas Cebú y Sanmartinero que participaron en las pruebas de desempeño de Corpoica.
 
Carlos Andrés Rodríguez, criador de animales criollos y quien participó en el evento, indicó que a la prueba de desempeño en pastoreo entraron 22 ejemplares, de los cuales solo se escogieron 9 que fueron los que finalmente salieron a pista el pasado viernes. (Lea: Beneficios de las razas criollas en los cruzamientos)
 
Los semovientes participantes tenían un peso promedio de 511,8 kilos y reportaron una ganancia diaria de 601 gramos, es decir, cada ejemplar ganó 18 kilos al mes entre el verano y el invierno. Eso durante toda la prueba que organizó Corpoica que tuvo una duración de un año.
 
“A eso se le sumó la medición de testículos y análisis de fertilidad de los toros, en donde se midió la concentración, movilidad, motilidad, condiciones de permeabilidad y todo ese tipo de factores. También se sometieron los bovinos a análisis de morfometría y de grasa dorsal. Con esos indicadores, se estableció un puntaje y de ahí se obtuvieron los 9 machos que posteriormente participaron en el remate”, detalló Rodríguez.
 
Las ganaderías Campo Alegre y Civira de los Mojos, y los animales de propiedad de Corpoica, fueron los que reportaron los mejores indicadores. (Lea: Razas criollas, en riesgo de extinción y sin plan de emergencia)
 
El empresario aseveró que con el remate se busca que los productores tengan acceso a toros élites de la ganadería pura sanmartinero, así como buscar nuevos ganaderos interesados en buscar recursos de la región que ayuden a mejorar la reproducción, la adaptación, rusticidad y mansedumbre de la ganadería que hay en la zona.
 
Cada animal rematado partió con una base de $3 millones, el máximo valor fue de $6 millones 300 mil y el promedio por toro llegó a los $4 millones 177 mil. A esta clase de eventos se vienen vinculando ganaderos que eran fieles seguidores al Cebú, pero quienes han encontrado en el criollo un rol económico importante porque les va a permitir aumentar su eficiencia”, añadió.
 

El próximo mes empieza la tercera prueba de desempeño en toros de la raza Sanmartinero así como el primer test en hembras. Para mayores informes comuníquese con Corpoica en su seccional La Libertad. (Lea: Las razas criollas, alternativa eficiente ante el cambio climático)