hidroituango caucasia
Foto: Yorjan Martínez / Fedegán.

Cargando...

Hidroituango: un proyecto que genera zozobra en Antioquia

Por - 01 de Marzo 2023

Los pobladores del Bajo Cauca hablaron con los representes de EPM, empresa que está al frente de la iniciativa, y le manifestaron su inconformidad en cuanto al mantenimiento de los caudales, la migración de peces y los impactos ambientales.


Los pobladores del Bajo Cauca hablaron con los representes de EPM, empresa que está al frente de la iniciativa, y le manifestaron su inconformidad en cuanto al mantenimiento de los caudales, la migración de peces y los impactos ambientales.

Hidroituango, una de las iniciativas más ambiciosas en materia de generación de energía, aún genera muchas dudas entre la comunidad antioqueña que se ve afectada por su funcionamiento. Es el caso de Caucasia, población que aunque no tiene injerencia con el proyecto, siente que lo que se hace con el río Cauca, va a generar efectos negativos en un futuro no muy lejano. (Lea: Tres de las hidroeléctricas más grandes del mundo están en Latinoamérica)

Ante estas preocupaciones, el Jardín Hidrobotánico de Caucasia le envió a las Empresas Públicas de Medellín, EPM, como responsables de la iniciativa, un derecho de petición para que le explicaran a la comunidad caucasiana 3 aspectos importantes como son el mantenimiento de los caudales ambientales aguas abajo del embalse; ¿cómo garantizar el fenómeno biológico de la migración de peces?, es decir, la subienda y disminución; y ¿cuál es el manejo que EPM va hacer de los picos de inundaciones y sequías provocados por el cambio climático?

Según explicó Jorge Eliecer Rivera, director de la entidad, las respuestas dadas por la empresa tienen muy buena argumentación desde el punto de vista hidráulico, pero carecen de consistencia en materia ambiental, ya que el agua no solo es necesaria para el consumo humano sino para todas las actividades productivas y los ecosistemas que habitan en la región. En la región consideran que EPM no ha hecho nada por preservar los caudales. (Lea: Presentan programa para proteger páramos y bosques en Boyacá)

Con relación a la migración de peces, la compañía ha hecho varios muestreos durante los 2 últimos años y aseguran que hay una interrupción natural por la existencia de unos raudales que no permiten la migración de las especies, percepción errada según explica Rivera.

“Los muestreos se deben hacer durante ciclos extensos, más cuando se trata de un proyecto que se viene estructurando desde hace más de 45 años. De acuerdo con el testimonio de los pescadores y por la misma respuesta biológica, puede que la migración no sea masiva, pero algunos peces logran superar esas barreras y eso mantiene la permanencia genética de las especies a lo largo del río. Si los animales no pueden subir por la limitación de los raudales, si pueden bajar: el muro de la represa mide 225 metros y las aguas que llegan al embalse van a entrar a lo que llaman los expertos, la turbinización del agua, momento en el que se altera totalmente su estructura biofísica, perjudicando la actividad de la pesca”, aseveró el director del Jardín Hidrobotánico de Caucasia.

Mientras que en materia de cambio climático, la compañía ha venido trabajando con Luis Carlos García, un ecólogo que ha presentado trabajos en la zona de la depresión momposina, los cuales son poco actuales y con los que acusaban a la ganadería y minería del deterioro del medio ambiente. (Lea: Efectos ambientales preocupan en Planadas por hidroeléctrica)

“A su juicio, ellos no son los responsables del deterioro, pero con ese argumento nos dan la razón en el sentido de que estamos ante ecosistemas altamente vulnerables y frágiles, que ya han sido maltratados por las actividades humanas; por lo tanto, cualquier nuevo factor de perturbación que se reciba va a tener un impacto mucho más serio que cualquier otra cosa, porque los ecosistemas ya están alterados”, remató Jorge Eliecer Rivera.

Por su parte, Daniel Cadavid Londoño, director de la Asociación de Ganaderos y Agricultores del Bajo Cauca y Alto San Jorge, Asogauca, aseguró que en la región hay mucha inquietud frente al proyecto, ya que la única socialización fue la que tuvo lugar la semana pasada en la que los estudios enseñados por las Empresas Públicas de Medellín mostraban un panorama sin daños adicionales contra el ambiente distintos a los causados por la minería y la ganadería. (Lea: 2013: Un año brillante para las energías renovables)

“La posición de EPM es muy irresponsable, porque indudablemente esta clase de proyectos tienen efectos. Nadie está evadiendo la responsabilidad que durante tantos años pudo haber generado la ganadería frente a la deforestación, pero en este momento la posición debe ser que la iniciativa genere un desarrollo diferente, donde haya una concertación e inversión de recursos para que el río Cauca se recupere de todo lo que le ha ocurrido y le va a pasar con la construcción de la represa”, aseveró el dirigente gremial.

Este diario quiso hablar con Jorge Mesa Arroyave, director del Área Ambiental, Social y sostenibilidad del proyecto Hidroituango, pero no atendió a nuestros llamados. 

Las más vistas