Incendios forestales amenazan varios municipios colombianos

Por: 
CONtexto Ganadero
14 de Enero 2014
compartir
Incendio forestal en Colombia.
Alertas amarilla, naranja y roja se mantienen en varias zonas de Colombia. Foto: Sigpad.
La oleada de calor con la que el país recibió este 2014 ha provocado en menos de 15 días más de 200 igniciones lo que ha generado emergencias en diferentes departamentos y alerta en otros tantos.
 
Los cambios climáticos en el país han dejado un número considerable de desastres durante la primera quincena de 2014. El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, mantiene la alerta amarilla, naranja y roja en varias zonas de Colombia.
 
Lluvias en el centro y sur occidente del país
 
El director del Ideam, Omar Franco Torres, informó que la temporada de lluvias por la que actualmente atraviesa el centro y sur occidente colombiano continuará hasta finalizar el mes de enero y aseguró que el clima que por estos días se vive en esta parte territorio nacional es normal. (Lea: Lluvias e incendios forestales tienen en jaque a Antioquia y Chocó)
 
Las condiciones de humedad y las lluvias se concentrarán en Bogotá, Eje Cafetero y en algunas zonas del departamento de Antioquia. Mientras tanto, en el norte-centro de departamentos como Boyacá, Casanare y Santander, permanecerá la temporada seca”, añadió Franco Torres.
 
De igual forma, el funcionario del Instituto anunció que existen alertas naranja por deslizamientos y crecientes de los ríos y quebradas del sur occidente de Colombia, por lo que recomendó a los bañistas tener precaución.
 
Incendios forestales arrasan la vegetación
 
Meta, Vichada, Boyacá, Córdoba y Norte de Santander son los departamentos más afectados por los incendios forestales. En estas zonas más de 200 igniciones  se han presentado en lo corrido del año.
 
El comandante del Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Villavicencio, en Meta, William Álvarez, aseguró que en el departamento han ocurrido aproximadamente 100 incendios, especialmente en el municipio de Puerto Gaitán. (Lea: Se incrementan los incendios forestales en Meta)
 
La alerta máxima rige para los municipios de Acacías, Cumaral, Cubarral, El Castillo, El Dorado, Fuentedeoro, Granada, La Macarena, Lejanías, Mapiripán, Mesetas, Puerto Concordia, Puerto Gaitán, Puerto Lleras, Puerto López, Puerto Rico, Restrepo, San Juan de Arama, San Martín, Uribe, Villavicencio y Vista Hermosa”, añadió Álvarez.
 
En la misma línea, el departamento de Vichada concentra su máximo riesgo en cuatro municipios: Cumaribo, La Primavera, Puerto Carreño y Santa Rosalía. Allí, la alerta roja se hace con base en las recomendaciones del Ideam, que piden dar aviso a los sectores agropecuario, forestal, energético, ambiental, de transporte, educación y comunicaciones para que también estén atentos y den aviso a los organismos de socorro: Bomberos, Defensa Civil y Cruz Roja Colombiana.
 
De igual forma, en el municipio de Barrancabermeja, en Santander, ya se han registrado 48 incendios forestales atendidos por el cuerpo de Bomberos Voluntarios de la zona. Su comandante, Carlos Humberto Sierra, informó que la misma población es la causante de la alarmante cifra.
 
Aunque las altas temperaturas son una característica que aviva los igniciones, lo que los provoca en la mayoría de los casos es la costumbre de la gente de quemar basura en lotes baldíos”, explicó Sierra.
 
De los 40 municipios que existen en Norte de Santander, 38 están en alerta máxima ante incendios forestales en zonas rurales, lo que ha generado la unión de esfuerzos para evitar que las conflagraciones puedan afectar a los productores agropecuarios y sus cultivos en el departamento. (Lea: Sequía e incendios forestales tienen en alerta a Santander y Tolima)
 
La alerta roja fue comunicada por el Ideam a la coordinadora de Gestión de Riesgo y Desastres del departamento, Norela Arenas, quien lanzó una llamada de alerta para que se maximicen esfuerzos, pues Norte de Santander solo cuenta con ocho cuerpos de bomberos para atender las emergencias que impliquen llamas.
 
Basándonos en los eventos históricos con incendios forestales que se han presentado en los municipios en el primer trimestre de algunos años, es necesario estar alerta para contrarrestarlos de manera oportuna”, explicó Arenas.
 
En Boyacá, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia emitió alerta roja para 56 municipios del departamento por posibles incendios forestales. Ante esto, el jefe de la oficina de Prevención y Atención de Desastres en el departamento,  Alirio Rozo Millán, determinó que se deben tomar las acciones preventivas.
 
Los municipios deben aplicar las estrategias de respuesta y deben convocar a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo para tomar las medidas preventivas con el objeto de evitar que se presenten incendios forestales en cada uno de esos municipios”, aseveró Rozo Millán.
 
En el departamento de Córdoba, el municipio de Sahagún llamó la atención de la comunidad y de las organizaciones de la fuerza pública en días pasados. Un incendio forestal, que se presentó en el Parque La Gran Diversión, se elevó unos 50 metros. (Lea: Activan plan de contingencia para prevenir incendios forestales en Cesar)
 
Finalmente, la Policía Nacional y la Defensa Civil llegaron al lugar y extinguieron las llamas que por poco llegan hasta las instalaciones de la Casa de la Cultura y la Biblioteca Municipal en la ciudad.
 
Click en la imagen para ampliar. 
 
Manejo seguro del fuego, llamado del Sigpad
 
El Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Sigpad, publicó un comunicado donde recuerda las acciones que se deben mantener en el país frente a la temporada seca de este inicio del año y teniendo en cuenta que actualmente el 85% de las regiones del país registran altas temperaturas.
 
Carlos Iván Márquez Pérez, director nacional de Gestión del Riesgo, aseguró que entre las recomendaciones que se elevan desde la entidad, se encuentran la disponibilidad a nivel institucional y regional de cada municipio para atender incendios de cobertura vegetal, y no dejar de lado las actividades de educación y prevención sobre el uso racional de agua y el manejo seguro del fuego. (Galería: Las impactantes consecuencias que deja el intenso verano y la sequía en Colombia)
 
No podemos olvidar que se deben evitar las fogatas, arrojar elementos de vidrio o colillas de cigarrillos a los bosques que puedan generar incendios y no realizar quemas de basuras ni de material vegetal”, explicó Márquez Pérez.
 
Asimismo, el director nacional de Gestión del Riesgo agregó que es necesario realizar vigilancia de bosques nativos en época de verano para dar aviso oportuno de la generación de un incendio, mantener herramientas que puedan apoyar las labores de extinción de fuegos y los números de emergencias, realizar labores de recuperación de las zonas afectadas por el incendio y sembrar semillas de rápido crecimiento.