La Gran Vía contradice a ganaderos de Boyacá y Cundinamarca

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Julio 2015
compartir
Leche La Gran Vía
El gerente general de la empresa aseguró que el pago lácteo volverá a la normalidad. Foto: CONtexto ganadero.
Ante las afirmaciones realizadas por productores lácteos en ambos departamentos, el gerente general de la empresa zipaquireña aseveró que las labores se vienen adelantando en su normalidad.  
 
Héctor Orlando Rincón Forero, gerente general y representante legal de La Gran Vía, marca registrada del portafolio de bienes y servicios de la Compañía Lechera de El Mortiño, Comlemo, se comunicó con CONtexto ganadero para contradecir a los productores lácteos en Boyacá y Cundinamarca que en días pasados aseguraron irregularidades de la empresa.  
 
En principio, Rincón Forero aseveró que lo expresado por Mauricio González, presidente de la Asociación de Ganaderos del Altiplano Cundiboyancense, Asogaboy, en una nota publicada el pasado 24 junio, sobre que la empresa La Gran Vía no recolectaría 20 mil litros de leche, no es cierto. (Lea: (Lea: A Ubaté le ‘sacaron la leche’ y está al borde de la quiebra)
 
Comlemo Ltda., a través de su marca La Gran Vía, no desarrolla ni registra recolección de leche en el departamento de Boyacá, sino solamente en Cundinamarca en las Sabanas de Bogotá, Ubaté y Chiquinquirá, bordeando los límites con Boyacá. Adicionalmente, no registra compras y, por ende, recaudo del lácteo con Asogaboy”, puntualizó Héctor Orlando Rincón.
 
De igual forma, señaló que no son 20 mil litros lácteos los que se han dejado de recoger, sino 4.000, los cuales no son recolectados por no contar con los estándares de calidad que exige la compañía. (Lea: Lo que piden las cuencas lecheras de Colombia para no desaparecer)
 
Asimismo, el gerente general de La Gran Vía señaló que los productores lácteos en el departamento de Cundinamarca que aseguraron en el artículo publicado el pasado 9 de julio que la empresa no les había cancelado el precio por los litros de leche, también están equivocados.
 
No es cierto que se les adeude más de 30 días. Los pagos se están haciendo quincena en caja y al respecto se decidió mover las fechas de pagos debido, en parte, a los altos inventarios de producto terminado en bodega, aunado al acceso a las grandes superficies que realizan sus pagos entre 45 y 60 días, así como la temporada vacacional y la desaceleración económica del país”, señaló Rincón Forero.
 
Sin embargo, les volvió a dar un parte de tranquilidad a los lecheros en Cundinamarca asegurando que “dicha situación” volverá a la normalidad y se retomarán las fechas de pago “en un término cercano, en la medida que se mejore la actual coyuntura económica conocida por toda la opinión pública”. (Lea: Gobierno e industria láctea pueden acabar con crisis en Colombia)
 
Al finalizar, Héctor Orlando Rincón Forero afirmó que desde la empresa se continuará trabajando para apuntarle al crecimiento nacional de la mano con la generación de confianza tanto en los proveedores como en los consumidores.