La Primavera, tierra de desarrollo ganadero sostenible

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Febrero 2013
compartir
Sistemas silvopastoriles.jpg
El proyecto busca transmitir nuevos conocimientos y tecnología, complementando los métodos tradicionales, usados por los habitantes de la zona. Foto: Andrés Zuluaga.
En este municipio de Vichada, la Asociación de Fundaciones Petroleras, AFP, con apoyo del Incoder adelanta una labor de establecimiento y desarrollo de sistemas silvopastoriles que busca beneficiar a 150 familias de la región.
 
Compromiso, de eso se trata este proyecto que lidera el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, la Asociación de Fundaciones Petroleras, AFP, el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el cual consiste en establecer sistemas silvopastoriles con la participación de 150 familias del municipio La Primavera, en Vichada. (Lea ‘Fedegán sigue implementando mejoras para la ganadería con los sistemas silvopastoriles’)
 
En 5 plantaciones de 60 hectáreas se están implementando sistemas silvopastoriles y bancos mixtos de forraje, donde aproximadamente 30 semovientes por núcleo, aumentarán y mejorarán su nivel de producción. “Son las familias productoras quienes deben poner en práctica las capacitaciones que se les dan, con el fin de que tengan una mejor producción cárnica, láctea y forrajera; disminuyendo las producciones de CO2, que afectan al medio ambiente”, enfatizó Héctor Ampudia, facilitador del programa AFP. (Lea ‘Ganadería sostenible, la gran apuesta de Antioquia’)
 
Este proyecto arrancó en octubre de 2012, con el objetivo de transmitir nuevos conocimientos y tecnología, para complementar los métodos tradicionales utilizados por los habitantes de la zona. Uno de sus múltiples beneficios radica en que los animales pueden aumentar de peso en menos tiempo, haciendo de la ganadería una actividad rentable”, de acuerdo a lo sustentado por Ampudia. (Lea ‘Sistemas silvopastoriles, de vital importancia en hatos ganaderos’).
 
 
El Incoder realizó aportes aproximados de $1.650 millones a las 150 familias que están distribuidas a lo largo de 74.000 hectáreas, es decir, que a cada una, le fueron otorgados $11 millones para trabajar en dicho proyecto. De igual forma, les han brindado capacitaciones sobre el cuidado de las plantaciones de bancos mixtos de forrajes, inseminación artificial, salud animal, administración social, formación de grupos, acompañamiento, talleres, autoestima y emprendimiento.