Sistemas silvopastoriles en Amazonas, una alternativa sostenible del uso de la tierra

Por: 
CONtexto Ganadero
11 de Enero 2013
compartir
Sistemas silvopastoriles en Amazonas
Con la implementación de sistemas silvopastoriles se disminuye el impacto en el cambio climático. Foto: Archivo.
En la región amazónica, últimamente los sistemas silvopastoriles son tema de todos los días al ser estos una eficaz alternativa para un mejor uso sostenible de la tierra. El Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias del Ecuador, INIAP, señala en un estudio realizado, que gracias a estos sistemas donde se integran árboles, pastos y animales, se puede lograr una alternativa para la sostenibilidad de los ecosistemas.
 
Carlos Nieto, investigador agropecuario por más de 20 años en el INIAP, aseguró que gracias al estudio, lograron evidenciar que “la capacidad productiva de la Región Amazónica, para actividades agrícolas, es muy limitada, pues apenas cuenta con el 17% de su territorio”.
 
Los beneficios del sistema
 
Gracias a estos sistemas silvopastoriles, esta zona de Latinoamérica podrá reducir los efectos perjudiciales del clima, evitará la erosión y conservará la tierra, los recursos naturales y la biodiversidad.
 
Asimismo, según señala el estudio, fijará los gases contaminantes, disminuirá los efectos del cambio climático y ayudará al abastecimiento de diferentes productos como lácteos, carnes, semillas, frutos y forrajes, entre otros, ayudando así a la población ganadera, que corresponde al 77,4%; porcina, con el 11%;  y equina, con el 10.3%.
 
De igual manera, Carlos Nieto afirma que en la amazonía se considera que los recursos naturales se encuentran en un proceso de deterioro. “Esto se debe al uso inadecuado de las prácticas de producción, por ello debemos ponerle más atención a este tema, pues en esta parte del continente las pasturas constituyen el principal justificativo para el cambio de uso de la tierra desde el sistema original del bosque”. 
 
Gracias a este estudio realizado por INIAP, toda la región amazónica sabe que tiene en sus manos una propuesta sencilla para salvar el medio ambiente, solo se necesita trabajo en equipo.