Muerte masiva de bovinos en Cesar a causa del verano

Por: 
CONtexto ganadero
02 de Julio 2015
compartir
Reses muertas por verano
Más de 2.700 semovientes han muerto a causa del verano. Foto: CONtexto ganadero.
De acuerdo con datos suministrados por el Fondo Nacional del Ganado, FNG, a la fecha se contabilizan 2.782 reses fenecidas por la ola de calor que ya alcanza los 40°C. 
 
En los municipios de Agustín Codazzi, Becerril, La Paz y San Diego, ubicados en el departamento del Cesar, los productores ganaderos están en alerta máxima. Los 40°C que se vienen presentando desde hace 4 meses tienen al borde de la quiebra a la actividad bovina.
 
De acuerdo con Mario Muñoz Humanes, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal del Fondo Nacional del Ganado, FNG, en el Cesar, el fuerte verano ha ocasionado que cada vez se presenten más casos de muertes masivas de bovinos. (Lea: Verano se intensifica y afecta a más departamentos del país)
 
Las escasez alimentaria ocasionada por las deficiencias de lluvias por efectos climatológicos viene afectando fuertemente la situación económica de los ganaderos. Muchos de ellos han postergado las fechas de vacunación en el primer Ciclo contra aftosa y brucelosis por el mal estado de sus animales”, acotó Muñoz Humanes.
 
Hernando Villareal, productor bovino en el municipio de Becerril, aseveró que es tan crítica la situación que en su predio se han muerto más de 100 semovientes y lo mismo está ocurriendo en fincas vecinas. (Lea: Más de 15 mil reses han muerto en el Caribe por el verano)
 
Vivimos en un drama diario. Realmente necesitamos ayudas alimentarias para nuestras reses, así como proyectos gubernamentales enfocados en incorporación de maquinaria e implementos para producir comida para los bovinos”, añadió Villareal.
 
Por su parte, Adriana Castro, ganadera en Agustín Codazzi, manifestó que hacen falta ayudas por parte de las Alcaldías municipales y la Gobernación del Cesar para que esta situación no se pase “de castaño a oscuro”. (Lea: Anuncian falta de forrajes y agua para el ganado en el Caribe)
 
Necesitamos acompañamiento para producir forrajes en épocas adecuadas y, de esta forma, logremos conservar alimentos para los periodos críticos. Todo lo que prometen las entidades (gubernamentales) se queda en palabras”, ultimó Castro.
 
Según datos suministrados por funcionarios de todo el país del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán, hasta el pasado 30 de junio, la cifra de animales que habían muerto producto del verano en el Cesar ascendía a 2.782.