Multas de hasta 5.000 salarios mínimos a expendios ilegales

Por: 
CONtexto Ganadero
03 de Abril 2014
compartir
expendios de carne ilegal
En total, 16 expendios de carne fueron sellados en el operativo. Foto: MinAmbiente.
Gracias a un operativo sorpresa que realizó la Secretaría de Ambiente, se cerraron 16 locales informales que vertían contaminantes cárnicos a la ronda del río Tunjuelo.
 
El pasado miércoles 2 de abril, la Secretaría Distrital de Ambiente y la Alcaldía Local de Kennedy realizaron una intervención en los expendidos de carne ubicados en el barrio Guadalupe de Bogotá, en donde ya es habitual encontrar fétidos olores y venta ambulante de productos cárnicos a bajos costos.
 
El propósito del operativo, de acuerdo con la información emitida por la Administración Distrital, fue constatar si 16 establecimientos dedicados a la venta de los productos continuaban funcionando de manera ilegal, ya que se encuentran situados en la zona de manejo y proyección ambiental del río Tunjuelo. (Lea: La Sevillana, carne de todo tipo sin estándares de calidad)
 
Ninguno de los expendios acató las medidas preventivas de suspensión de actividades impuestas por la Secretaría de Ambiente desde diciembre de 2013, razón por la cual la Alcaldía procedió a sellar los predios”, explica el comunicado.
 
Multas de 5.000 salarios mínimos
 
Al finalizar el operativo, que contó con la presencia de funcionarios de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, UAESP, y la Policía Metropolitana de Bogotá, anunció que los dueños de estos locales ya cuentan con procesos sancionatorios en curso, lo que les podría acarrear multas de hasta 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes (SMMLV).
 
Néstor García, secretario distrital de Ambiente, manifestó que esta zona de Bogotá es una de las que más contamina al río Tunjuelo en su paso por la ciudad, pues al afluente de agua se descargan ilegalmente todo tipo de vertimientos como sangre, vísceras y hasta huesos. (Lea: En Valledupar se vende carne sin medidas higiénicas)
 
Además de contaminar, los dueños cuentan con un amplio historial de desacato de las medidas impuestas por el Distrito, razón por la cual pasaremos los casos a la Fiscalía General de la Nación para que tome medidas drásticas”, agregó García.
 
Por su parte, el alcalde de la localidad de Kennedy, Luis Fernando Escobar Franco, advirtió que a causa del comercio ilegal de cárnicos en esta zona de la capital colombiana, se evidencia una crisis de salubridad.
 
"Aquí tenemos problemas relacionados con la calidad de la carne que se comercializa. Nos preocupa que, además, existe un depósito de escombros al fondo de este barrio", puntualizó Escobar Franco. 
 
Aún existe falta de control
 
A su vez, Ignacio Amador, zootecnista, máster en tecnología de carnes y subgerente de Cadenas Productivas de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, le explicó a CONtexto Ganadero que hasta hace poco el país comenzó a preocuparse por estos temas. (Lea: Denuncian mal estado en plantas de sacrificio en Atlántico)
 
El funcionario del gremio bovino informó que la única norma que existe en Colombia la expidió el Ministerio de Salud y Protección Social a raíz de la creación del Comité Intersectorial para el Contrabando y el Control de la Clandestinidad, y exige que todos los expendios de carne sean registrados ante las Secretarías de Salud municipales.
 
Esta exigencia permite perfectamente ir a los expendios y pedir la guía de movilización de la carne, documento que debe expedir la planta de beneficio y así poder conocer su lugar de procedencia, lo cual protege al consumidor final”, señaló Amador.
 
Mientras tanto, las autoridades de la capital colombiana aseguraron que la problemática en Guadalupe es permanente, debido a que los negocios que son cerrados por las autoridades vuelven a abrirse una vez los operativos terminan, por lo que realizarán un seguimiento constante en la zona.