Negociadores esperan concretar el fin del conflicto en Catatumbo

Por: 
CONtexto Ganadero
28 de Junio 2013
compartir
protestas en Catatumbo
La mesa de diálogos cumple su segundo día en Tibú, Norte de Santander. Foto: Diario La Opinión.
Este viernes 28 de junio continúan las discusiones en Tibú entre el Gobierno nacional y líderes campesinos con presencia de los ministros del Interior, Fernando Carrillo, y de Agricultura, Francisco Estupiñán.
 
Tanto los ministros como Luis Eduardo Garzón, alto consejero para el Diálogo Social, esperan este viernes concretar acuerdos que ameriten el cese de las manifestaciones y el desbloqueo de vías.
 
“La crisis humanitaria ha presentado una connotación significativa, por lo que se hace necesario lograr una salida pronta al paro”, señaló Carrillo. (Lea: Gobierno y campesinos buscan llegar a un acuerdo en Catatumbo).
 
Las peticiones que dieron a conocer los manifestantes son la declaratoria de la zona de reserva campesina, la suspensión inmediata e indefinida de las erradicaciones de cultivos ilícitos, la suspensión de las iniciativas minero-energéticas en el territorio y la defensa de los Derechos Humanos en la región.
 
“Si no se llega a acuerdos, la situación seguirá siendo la misma. Todo depende de que el Gobierno cumpla y tenga voluntad política”, dijo Juan Carlos Quintero, líder campesino. (Lea: Comienzan a buscarse salidas a la situación en Catatumbo).
 
César Jerez, coordinador nacional de las zonas de reserva campesinas, manifestó: “Es un problema metodológico. Los campesinos siguen dispuestos a empezar ya mismo sin pérdida de tiempo a abordar los temas”.
 
La directora Nacional del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, Miriam Villegas, también se encuentra en la mesa de diálogo para escuchar los argumentos de los campesinos sobre la importancia de conformar la zona de reserva. Para eso, los líderes emplean mapas y citan casos de familias que quedarían en la extrema pobreza si les quitan sus cultivos. 
 
Las protestan cumplen 16 días y han dejan un saldo de 4 campesinos muertos en enfrentamientos con la Fuerza Pública en Ocaña y Tibú, Norte de Santander.