Nestlé donó 10 “vacas por la paz” en Caquetá

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Enero 2014
compartir
Vaca por la paz en Caquetá
El programa busca que los beneficiarios favorezcan a otros en las mismas condiciones. Foto: Mauro Rojas
En el municipio de Valparaíso, con el programa ‘Una Vaca por la Paz’, que lidera Fundagán, la multinacional suiza hizo entrega de 10 semovientes con los que esperan darle una nueva oportunidad de sustento a las familias beneficiadas.
 
En el marco del programa ‘Una Vaca por la Paz’ que lidera la Fundación Colombiana Ganadera, Fundagán, 10 familias se beneficiaron con la entrega de igual número de vacas preñadas en el municipio de Valparaíso, en Caquetá.
 
En esta oportunidad la compañía europea Nestlé participó en esta iniciativa, la cual busca generar crecimiento empresarial para las familias beneficiadas, reincorporarlas de una mejor forma a sus comunidades rurales y a la sociedad en general, dándoles la posibilidad de construir un proyecto de vida y por último, mejorar las condiciones nutricionales de todos los miembros. (Galería: Regalar una vaca incrementa el nivel económico y nutricional de un campesino)
 
Iván Scarpeta, beneficiario del programa, explicó que siempre estuvo buscando un mejor futuro para él y su familia, en especial luego de los constantes hostigamientos de los cuales eran víctimas por parte de grupos al margen de la ley. “Este programa es muy bueno, porque luego de 2 años de haber estado en Ecuador, regresar y recibir la ayuda de la gente, puedo decir que este es un nuevo inicio y esperamos salir adelante con esta vaquita, y que no sea una sino varias”.
 
Por su parte, Walter Velaides, técnico de la empresa Nestlé en Colombia, aseguró que este es un beneficio que se le está dando a quienes más lo necesitan e invitó a otras empresas a participar en esta iniciativa que le da una nueva oportunidad a quienes sufrieron afectaciones por parte de grupos ilegales.
 
“Nosotros vivimos de milagro en Puerto Milán porque aquí llegaban grupos armados de todo lado, a tal punto que la región fue declarada como ‘zona roja’ y entonces desde hace 5 años vivimos aquí en Valparaíso, con el ánimo de que todo mejorara y creemos que así va a ser con esta nueva oportunidad que nos brindan”, explicó Martha Gómez, una de las personas beneficiadas. (Lea: Niño víctima de la violencia recibe Vaca por la paz)
 
“Por historias como esas hay que continuar con esa tónica y la idea es ojalá entregar cada año más vacas. Vemos que las personas quedan muy felices y notamos el compromiso que tienen por mejorar y también las ganas de contribuir con otras familias que están en la misma situación. Hay que beneficiar a más ganaderos cada año”, puntualizó el técnico de Nestlé.
 
Continuar con el programa es un compromiso de todos
 
Al recibir los bovinos, las personas beneficiadas se comprometieron a mantener a los animales en condiciones adecuadas y una de las estrategias es mediante el servicios de asistencia técnica que suministra el mismo programa.
 

De igual forma, luego de la entrega de los animales, los ganaderos no deben enajenar las vacas durante los 5 años siguientes. Finalmente, los beneficiarios deben hacer entrega de la primera cría del semoviente recibido, con el fin de que otras personas en igualdad de condiciones se vean favorecidas. (Informe especial: El impacto de regalar una vaca en Colombia)