Producción de leche en el norte de Magdalena cayó en un 80 %

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Marzo 2016
compartir
Magdalena, Norte de Magdalena, Santa Marta, Aracataca, Ciénaga, Fundación, Pueblo Viejo, Zona Bananera, Comité Departamental de Ganaderos del Magdalena, Cooperativa de Productores de Leche de la Costa Atlántica Ltda, Coolechera, precio del litro de leche en Magdalena, disminución en la producción de leche en Magdalena, afectaciones Magdalena Fenómeno de El Niño, Intenso verano, silo suplemento bovino, silo alimento principal, costo del silo en Magdalena, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El acopio de leche se redujo dramáticamente en casi todo el departamento caribeño. Foto: CONtexto ganadero
Los ganaderos de municipios como Santa Marta, Aracataca, Ciénaga, Fundación, Pueblo Viejo y Zona Bananera, están desesperados porque sus reses se están muriendo y ya no tienen pastos para alimentarlas.
 
Glen Valencia Montero, presidente del Comité Departamental de Ganaderos del Magdalena, Codegama, aseguró que antes las 3 primeras empresas recolectoras de leche acopiaban 250 mil litros de leche por día que se acopiaban. Hoy en día solo se recogen menos de 50 mil entre las 3.
 
En todo el departamento del Magdalena, y sobre todo en esta zona, la producción ha bajado entre un 75 y 80 %. Por ende, también cayó la producción de derivados lácteos como el queso”, señaló. (Lea: Magdalena, el departamento más afectado por el verano en 2015)
 
Escuche al presidente del Codegama
 
Según el dirigente gremial, la Cooperativa de Productores de Leche de la Costa Atlántica Ltda, Coolechera, recogía hasta 200 mil litros de leche por día, mientras que actualmente solo acopia 18 mil. Por su parte, Parmalat recibe 7.000 de los 40 mil litros que solía recolectar, y Alquería pasó de 7.000 a 2.500.
 
Estas empresas pagan a $850 en promedio por cada litro. En vista que el precio que ofrecen los queseros es superior, algunos productores deciden venderlo a los transformadores del lácteo, que compran el lácteo a un valor que oscila entre $1.000 y $1.100.
 
“Todos los ganaderos están pasando por la misma situación. No los solo a los pequeños y medianos se les ha bajado la producción, también a los grandes, a todos”, declaró Valencia Montero.  (Lea: Ganaderos de Magdalena buscan soluciones para enfrentar el verano)
 
Muchos de los productores que tienen una reducida explotación y que apenas se sostienen durante el invierno, desaparecen cuando las condiciones de verano se intensifican, como sucede en estos momentos.
 
Añadió que la falta de alimentación ha provocado un aumento del número de reses muertas desde el inicio de la sequía. Ya no hay pastos ni agua en los potreros, y por eso los ganaderos han tenido que recurrir a otros suplementos.
 
Los pequeños y medianos compraron silo subsidiado gracias a las bodegas ganaderas. Aquellos que tenían entre 1 y 50 animales recibieron 4 toneladas de suplemento, dependiendo de lo que podían adquirir. Los que tenían entre 51 y 100 animales lograron conseguir hasta 5 toneladas. (Lea: Ayudas para combatir El Niño llegan, pero no son suficientes)
 
Cada una costaba $136 mil pesos, porque estaban subsidiadas. Pero desde que se acabó, los productores se ven obligados a traer el alimento desde Cereté, Sucre. Ahora cada tonelada les cuesta $270 mil, e incluyendo el transporte se incrementa a $350 mil.
 
La solución es que el Ministerio siguiera subsidiando los alimentos para el ganado. Porque ahora se avecinan las lluvias pero eso no soluciona nada, porque los pastos tardarán en recuperarse entre 2 o 3 meses”, sostuvo el presidente de Codegama.
 
Para él, los subsidios deberían darse a todos los productores, porque el tener un mayor número de animales no significa que no se esté atravesando una situación difícil. La escasez de pastos es tan alta que el silo ha dejado de ser un suplemento y se ha convertido en la principal fuente de comida de los bovinos.
 
“Es el principal alimento diario de cada animal. Es lo único que tiene para comer. Claro, en algunas fincas, les dan frutos de árboles como el trupillo o el campano que sirven para el ganado, pero también hacen falta los pastos”, dijo.
 
Carlos Arturo Zambrano, profesional en Fundación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, manifestó que en la región se recurre mucho a la suplementación, ante la ausencia de pastos. (Lea: Niveles actuales del río Magdalena perjudican a la ganadería)
 
Aquí hay siembra de palma constante, entonces generalmente se da torta de palmiste casi todo el año. Hay otras personas que producen silo de maíz. El problema es la falta de agua, porque le toca al animal desplazarse hasta otro sitio, o el ganadero debe buscarla”, afirmó el profesional.