Productores de Boyacá están alertas por posibles derrumbes en vías

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Abril 2016
compartir
Boyacá, La Uvita, Socha, Buenavista, Coper, Muzo, La Victoria, Quípama, Chivor, Guayatá, San Luis de Gaceno, Santa María, lluvias Boyacá 2016, derrumbes, deslizamientos, interrupción acopio leche, transporte de carne, maquinaria amarilla, Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres en Boyacá, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Los ganaderos boyacenses comenzaron a sufrir los deslizamientos de tierra ocasionados por las lluvias. Foto: @elguayatunoinfo.
Aunque los ganaderos reciben con alegría las primeras lluvias del año, expresaron preocupación porque se podría interrumpir el acopio de leche o el transporte de carne debido a las afectaciones en varias vías del departamento.
 
Víctor Barrera, ganadero de La Uvita, aseguró que a pesar de las leves lluvias, ya se registraron algunas interrupciones en las carreteras que conducen al pueblo y a las veredas.
 
Apenas iniciaron las lluvias, la vía de acceso al pueblo empezó a ceder por lo que es roca, entonces tan pronto llegó el agua se vieron algunos derrumbes. (...) Hay que tener precaución por la caída de rocas llegando al pueblo”, contó. (Lea: Ganaderos de Boyacá aconsejan no desanimarse y continuar asociados)
 
El ganadero de La Uvita habla sobre las afectaciones en vías por la llegada de las lluvias
 
Sin embargo, el productor no dejó de agradecer, se mostró aliviado con las precipitaciones constantes, pues se empieza a ver la recuperación de los pastos. Además, ya puede recolectar agua para dar de beber a sus reses e irrigar los predios más adelante.
 
Lo que más los preocupa es la interrupción del acopio de leche, que en épocas pasadas ha tenido que suspenderse porque las carreteras no lo permiten. Esto, sumado a la ubicación geográfica y por la poca disponibilidad de empresas que recojan el lácteo, hace que los ganaderos se vean apremiados por llevar el líquido hasta el centro de acopio.
 
“El transporte se nos dificulta un poco con las lluvias, pues hay vías de muy difícil acceso. Pero, por el manejo de la zona, uno ya sabe hasta qué punto llega, y busca nuevas alternativas, como el transbordo en otro vehículo, o se mira una vía alterna”, aclaró.
 
Pedro José Cely, ganadero de Socha, manifestó que a pesar de que se presentan algunos deslizamientos en la vía de acceso al municipio, por ahora no han tenido dificultades. (Lea: Heladas, lluvias y verano afectan a ganaderos en Boyacá)
 
En esos casos, se hacen desvíos o pasos provisionales con maquinaria. Generalmente, las carreteras duran cerradas 2 o 3 días, aunque el transporte de carga pesada sí se demora más”, dijo.
 
Al igual que los productores de La Uvita, en Socha también se buscan otras alternativas para hacer que la leche llegue a su destino, sin importar el estado del corredor vial. Según Cely, existen carreteras alternas pero el problema es el incremento en el costo del transporte, que puede ser entre $30 y $50 mil.
 
Víctor Manuel Fajardo Becerra, presidente de la Federación de Ganaderos de Boyacá, Fabegán, aseveró que hasta el momento no ha habido derrumbes considerables porque no se han dado lluvias torrenciales en períodos breves como en otras épocas.
 
Es importante que los municipios que tienen maquinaria amarilla la pongan a disposición para cuando se den afectaciones en las vías. Hay municipios que no tienen las retroexcavadoras o las aplanadoras en las condiciones óptimas para responder rápidamente a estos problemas”, indicó. (Lea: Por derrumbe, 60 animales al día quedarían represados en Caquetá)
 
El director del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres en Boyacá, Jhon Carrero Villamil, hizo un llamado a las autoridades locales, especialmente a los consejos municipales de gestión del riesgo, para atender las emergencias ocasionadas por las lluvias.
 
Por ejemplo, deben estar atentos en la limpieza de las redes de alcantarillado, sistemas de desagüe, conductos de recolección de aguas. Esto se debe a que las primeras inundaciones se presentaron en los sectores urbanos de Duitama y Sogamoso.
 
Sin embargo, hacia el occidente y suroriente se registraron lluvias más fuertes. En Puerto Boyacá, se presentó el desbordamiento del río Guaguaqui, que afectó cerca de 15 viviendas. (Lea: Productores en departamentos con alerta roja no saben cómo mitigar sequía)
 
Debido al incremento considerable de las lluvias, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, declaró que el occidente de Boyacá está en alerta Roja, pues pueden ocurrir deslizamientos en Buenavista, Coper, Muzo, La Victoria y Quípama.
 
En este sentido, se declaró la alerta naranja en municipios que limitan con Cundinamarca, como Chivor, Guayatá, San Luis de Gaceno y Santa María. La recomendación es no bajar la guardia para poder reaccionar ante cualquier emergencia.