7 dietas para suplementar ganado durante el verano según la región

Por: 
Julián Pérez Mujica
09 de Julio 2015
compartir
dietas suplementación bovinos fedegán
Este es el plan alimentario para suministrarle a los animales de acuerdo a la región del país en la que se encuentran ubicados. Foto: CONtexto ganadero.
De todos los rincones de Colombia se escuchan voces que piden al Gobierno ayuda para conseguir agua y alimento para los animales. El verano en muchos departamentos, el invierno en otros tantos, viene causando estragos que han provocado la muerte de miles de semovientes.
 
Hablamos con Hector Anzola, coordinador de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Fondo Nacional del Ganado, FNG, y una de las personas que con mayor rigurosidad le ha hecho seguimiento al tema climático en el país y sus consecuencias para el sector ganadero.
 
A partir de sus conocimientos, Anzola y un equipo de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, elaboraron un plan alimentario para suministrarle a los animales de acuerdo a la región del país en la que se encuentran ubicados. La dieta permite al productor mantener al ejemplar en buenas condiciones, evitar enormes pérdidas de peso e incurrir en un gasto menos oneroso que procurando obtener otro tipo de suplementos. (Lea: Fedegán envía propuestas al MinAgricultura para mitigar afectaciones por verano)
 
CONtexto ganadero (CG): ¿Qué es exactamente lo que está pasando con el clima en el país?
 
Hector Anzola (HA): Colombia está afrontando de forma simultánea una temporada invernal muy fuerte y por otro lado se está consolidando una temporada del Fenómeno de El Niño, problemáticas que inciden ambas en reducciones en la dispo­nibilidad de forraje y de agua limpia y potable para consumo de los animales, que por ello se ven sometidos a estrés calórico o hídrico.
 
Teniendo en cuenta lo anterior y que parece que el tema se prolongará por varios meses más es que hay que tener en cuenta algunas estrategias que permitan disminuir dichos impactos. (Lea: Cerca de $300 mil millones en pérdidas ha dejado verano en el país)
 
CG: ¿Cuáles serían en su concepto las medidas que vale la pena tener en cuenta?
 
HA: Hay que mejorar el manejo de las áreas de rastrojo, ya que su formación y crecimiento es una condición natural de las especies que con el paso del tiempo se han adap­tado a estados que les favorecen (llu­vias) y que les son adversos (veranos prolongados).
 
Durante el fenómeno de El Niño puede haber una disminución de la producción de forraje superior al 50 %, en relación con la producción durante el periodo de lluvias, se debe revisar si es posible sostener la misma cantidad de animales durante una sequía prolongada. (Lea: Cuando las reses caen como fichas de dominó por cuenta del verano)
 
De igual manera, hay que conservar alimentos alternativos que permitan ofertar comida al ganado cuando los pastos estén en su peor momento, por lo tanto sugiero una utilización estratégica de cercas vivas, de los frutos de leguminosas arbóreas, uso del totumo, conservación de frutas y tubérculos mediante el sistema de ensilaje salino, la producción de forraje en zonas con disponibilidad de riego y  de ensilajes, henos, henolajes, utilización de forrajes o residuos de cosecha amonificados, bloques multi nutricionales o subproductos de cosecha.
 
CG: Y con respecto a la suplementación nutricional, ¿qué deben tener en cuenta los productores?
 
HA: Se debe establecer planes con diversos subproductos como: afrecho de cervecería, tallos o vástagos de plátano,  melaza de caña, residuos de cosecha (zanahoria, remolacha, papa, yuca, etc.), henos, torta de palmiste, semilla de algodón, maíz molido y arroz pady. (Lea: Mezclagán, sinónimo de nutrición y ahorro para el ganadero)
 
Asimismo, hay que tener en cuenta algunos subproductos del procesamiento de oleaginosas (semilla entera, torta, cascarilla y cacota de algodón), además, hay forrajes de alta factibilidad de utilización en varias zonas ganaderas; como son la Cratliea o veranera, Matarraton, Leucaena y el Totumo, entre otras.
 
CG: Usted ha estado trabajando en la elaboración de unas dietas para esta temporada, ¿qué nos puede decir sobre eso?
 
HA: Así es, de la mano de Corpica venimos adelantando un trabajo de investigación al respecto. Lo hicimos con el fin de identificar y seleccionar los recursos alimenticios, que por su disponibilidad, calidad y precio, son los más adecuados a usar en cada región. (Lea: Aliste su bolsillo, precio del concentrado subirá 16 %)
 
Para ofrecer un mayor grado de certeza hice también una exhaustiva revisión de literatura para la elaboración de las diferentes dietas a suministrar en forma de suplemento. En el proceso intervinieron expertos en nutrición de la Corporación Colombiana Agropecuaria y de la Federación Colombiana de Ganaderos.
 
CG: ¿Estas dietas son la única manera para alimentar al ganado durante este tiempo o existen otras alternativas?
 
HA: De ninguna manera. Las dietas alimenticias que presentamos en esta entrevista solo son una ayuda para que los productores de carne y leche bovina puedan ofrecer al ganado una ración alimenticia que mitigue la escasez de alimentos forrajeros de buena calidad, pero en ningún momento, se presentan como la única alternativa alimenticia para el ganado. (Lea: Rotación de potreros, herramienta para incrementar la producción)
 
De hecho, la mejor opción nutritiva para un país ecuatorial como lo es Colombia sigue siendo la combinación de árboles y arbustos forrajeros, gramíneas y leguminosas, junto con un adecuado suministro de agua limpia y ojala potable y sal mineralizada, adecuada para cada región geográfica.
 
Estas son las dietas de acuerdo a la región del país 
Haga clic en la imágen para ampliar