Angus es la raza ideal para repoblar el hato bovino en Colombia: Antonio J. Piñeros

Por: 
Luis Humberto Caballero R.
15 de Enero 2018
compartir
Colombia, ganadería angus, Ganadería Tierraleja Aberdeen Angus, Antonio José Piñeros, Angus puro, producción de animales para sacrificio, produce carne de primera calidad, bonificaciones por calidad, Municipio de Algeciras, Huila y Caquetá, pastoreo racional voisin, silvopastoreo, 35.000 árboles, retención de hembras, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana
“El Angus tiene aptitudes de rusticidad, habilidad materna, marmóreo y precocidad que se deben mantener y fortalecer”, dijo Antonio José Piñeros. Foto: Ganadería Tierraleja Aberdeen Angus.
Antonio José Piñeros de la Ganadería Tierraleja Aberdeen Angus, considera que dicha raza es la ideal para repoblar el hato en Colombia ya que se adapta a cualquier piso térmico. 
 
“El Angus es por su habilidad materna, la raza ideal para repoblar el hato colombiano que en 1956 tuvo 35 millones de cabezas y hoy día es de 21 millones de cabezas”.
 
Así lo consideró Antonio José Piñeros de la Ganadería Tierraleja Aberdeen Angus y al mismo tiempo, agregó que el Angus es la raza ideal para cruzar en todo los pisos térmicos con el fin de mejorar la habilidad materna del hato y el inventario bovino nacional.
 
Su ganadería, Tierraleja, es productora de hace cuatro generaciones. “Mi bisabuelo fue el primero que importó el Angus a Colombia en 1889. Trajo bovinos de Escocia por mar hasta Barranquilla y luego por el río Magdalena hasta Neiva y de ahí, a pie los llevaron hasta el municipio de Algeciras en los límites entre los departamentos del Huila y Caquetá”, informó Antonio José Piñeros.
 
Actualmente continúa produciendo Angus puro y considera que es una actividad rentable y su carne es de primera calidad, incluso recibe bonificaciones por la misma en el momento del beneficio. (Lea: El ganado Angus como una opción rentable)
 
2.8 cabezas por hectárea
 
En los dos últimos años logró incrementar en Tierraleja Aberdeen Angus, su capacidad de carga de 1 a 2.8 cabezas por hectárea, basado únicamente en el esquema de pastoreo racional Voisin.
 
Esta gestión es producto de un propósito fijado hace 30 años, volver a traer la genética Angus escocesa -que Piñeros considera diferente a la americana- para recuperar las aptitudes de rusticidad, habilidad materna, marmóreo y precocidad desde que vino a Colombia.
 
Simultáneamente estableció un programa de ganadería sostenible agroecológica basado en el pastoreo racional intensivo y en el silvopastoreo.
 
El primero consiste en adoptar el esquema de pastoreo racional Voisin y sus 4 leyes universales -carga, reposo, utilización de las mejores pasturas para los animales más destacados y el salto de potrero que depende de la oferta de forraje en determinado momento para saltar del potrero uno al cinco-. (Lea: Silvopastoreo Racional Voisin: Integrando silvopastoriles con PRV)
 
El segundo -silvopastoreo- consiste en combinar pasturas con árboles, de hecho su unidad productiva ya tiene 35.000 árboles en 900 hectáreas (Cedro Negro y Rosado, Chachafruto, Sauco, Eucalipto rojo -para maderable-, Caucho, Árbol Loco y otras especies nativas).
 
“Debido al pastoreo racional hemos mejorado porque tengo mayor oferta de forraje fresco permanentemente. Asimismo las vacas producen más leche y eso hace que los terneros estén en buenas condiciones. Destetamos terneros machos a los ocho meses con 270 kilos y hembras con 240 kilos”, agregó.
 
Carbono negativa
 
No utiliza fertilizantes, correctores ni hervideros, enmiendas, arados, removedores, renovadores de pradera ni Ivermectina. Deja que los cucarrones estercoleros e insectos descompacten la tierra y además sirvan de aceleradores de la combustión de la materia orgánica. (Lea: Ganadería Agro Ecológica: Máxima producción al menor costo posible)
 
 “La visión que tengo del negocio es que el suelo que recibimos debe estar en mejores condiciones cuando lo entreguemos después de esta breve pasadita por el mundo”, replicó.
 
Añadió que es importante implementar los sistemas racionales y sostenibles que permiten que los suelos sean cada vez mejores y tengan mejor cantidad de materia orgánica y por lo tanto, capturen mayor cantidad de carbono.
 
“Emitimos al ambiente 640 toneladas de carbono al año, pero capturamos 2.980 toneladas en el mismo periodo. Nuestra operación es altamente carbono negativa. Eso se debe a que con las altas rotaciones de 45 días por potrero hacemos que las pasturas tengan una actividad de rápida fotosíntesis que permite capturar mayor cantidad de carbono”.
 
Manejo humano
 
“Aplicamos un manejo humano. Están prohibidos los perreros, no hay palos, no se grita al ganado, hablamos con los animales, les cantamos. Los consentimos diciéndoles mamita, niñas lindas. Tampoco se afana al ganado, no se corre, no se azota, ni se acosa”, resaltó.
 
Además, se le provee la suficiente comida, sombra y agua. “Nuestro principio es que a menor estrés, mejor rentabilidad de nuestra operación. Así los animales producen más carne, son más mansos y pierden menos peso. No solamente en la época de cría, sino en levante y ceba”, aclaró.
 
“Todavía en Colombia se utiliza la picana, la cerca con corriente, el perrero, el jaleo, la gritería y la asustada de los animales”.  (Lea: 7 aspectos importantes del Bienestar Animal)
 
El manejo es parte integral de la gestión y de los resultados. “Se trata bien al suelo y a los animales, y la actividad es formal con el personal de trabajo a quienes les damos estímulos y capacitamos en temas innovadores. De ahí hacia abajo se aplica para los resultados”.
 
Retención de hembras
 
“Gracias al sistema racional de pastoreo que permite ampliar y aumentar la capacidad de manera permanente, estamos aplicando un plan de retención de hembras”.
 
La Ganadería Tierraleja Aberdeen Angus tiene 450 hembras de raza pura y produce 250 animales para sacrificio al año.
 
En dos años casi triplicó su capacidad de carga al pasar de una a 2.8 cabezas por hectárea en los dos últimos años y proyecta aumentarla a 3.8 en los próximos dos años. “Para esto requerimos una mayor cantidad de retención de vientres para poder crecer en nuestro hato”.
 
“Como mi operación está totalmente dirigida a la carne, los que ordeñan son mis terneros. Tenemos ganancias diarias de peso que en lactancia pasan de los 1.100 gramos por animal al día. Entre los 12 y los 18 meses se reduce a 900 gramos y en la etapa final -entre 24 y 30 meses- sube a mil gramos por animal día. Para nosotros a los 470 kilos el animal ya está cebado”.
 
Pastos nativos
 
Piñeros utiliza pasto poa nativo, Kikuyo mezclado con Carretón Rojo y Blanco, arbustiva de Botón de Oro y otras arvenses que crecen y que son alimentos para el ganado. Son de hojas anchas y se llaman Patichiva y Mejoradita. “Son plantas segundonas de raíz profunda que tienen la enorme ventaja que en el verano son capaces de captar la humedad profunda y generan rebrotes”.
 
Basado en la información
 
Maneja un software ganadero en el que puede analizar índices de desempeño. Todo lo maneja basado en la información y consultas veterinarias.