Colombia tiene que ser capaz de exportar leche y carne

Por: 
Julián Pérez Mujica
11 de Septiembre 2014
compartir
aurelio iragorri minagricultura
Aurelio Iragorri se posesionó como ministro de Agricultura el pasado 19 de agosto. Foto: CONtexto ganadero.
Aunque no ha pasado ni un mes desde que se posesionó, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri no ha perdido tiempo. Desde que comenzó su gestión se ha apersonado de temas de gran trascendencia para la ruralidad colombiana y se ha encargado de anunciar que en 2015 se dará lo que denomina ‘el startazo’ del sector.
 
Hablamos con él sobre el sector lácteo, el cárnico, los avances en trazabilidad y admisibilidad y de lo que desde el Ministerio se viene haciendo de cara al fenómeno de El Niño. Nuevos vientos soplan con su llegada a esta cartera.
 
CONtexto ganadero (CG): ¿Qué estrategias tiene definidas para el sector lácteo y lograr mejorar su competitividad?
 
Aurelio Iragorri (AI): Para el sector lácteo estamos buscando la posibilidad de exportar, pero antes de eso debemos volver competitivos a los productores. No podemos seguir trabajando con vacas que dan un promedio de 4 litros en el país; con solo incrementar 1 litro seríamos capaces de abastecer la industria nacional y con 2 litros que aumentáramos tendríamos la posibilidad incluso de exportar leche en polvo producida en Colombia. (Lea: En Colombia sí hay disminución en la producción de leche)
 
Mientras tanto, un llamado sentido a todos los transformadores de ese producto, de esa materia prima, en el sentido de que sin existir una restricción legal la importación de leche en polvo perjudica tremendamente a los productores nacionales. Busquemos la manera de no tener que acudir a esa leche en polvo, a otros precios, que acaban reventando el precio interno, o generando que no la recojan y eso afecta gravemente a los productores nacionales.
 
CG: ¿Y qué se piensa hacer en lo relacionado con el sector cárnico?
 
AIG: También es importante lo que tiene que ver con la exportación. Yo estoy convencido de que si en el país logramos superar unas barreras fitosanitarias o zoosanitarias que tenemos hoy, con un plan de trabajo organizado, con la agremiación de los ganaderos, las entidades territoriales, para mejorar calidades y conseguir autorizaciones de ingreso, nuestra carne podrá llegar a distintas partes del mundo.
 
Hay un gran mercado que se está abriendo en Asia. Apenas exportemos el primer novillo, inmediatamente mejoramos el precio a nivel nacional.
 
CG: ¿Podemos pensar que 2015 será el año en el que pueden iniciar esas exportaciones?
 
AIG: Yo hablo de que 2015 va a ser el año del ‘startazo’ agropecuario. Vamos a hacer una inyección de recursos que nunca se ha hecho en la historia de Colombia y que si lo hacemos de manera eficiente, aunque son limitados por grandes que sean, $5 billones parecen mucha plata, pero cuando una la distribuye entre las personas que están involucradas en la actividad es muy poco, pero si logramos invertirlos de manera eficiente y con la voluntad política de sacar adelante este sector y las instrucciones del presidente Santos y la determinación de que nunca más el sector agropecuario en Colombia sea la cenicienta de la política pública, sé que vamos a  tener un extraordinario resultado.
 
Lo demás lo va dando la dinámica misma del negocio y el empuje del sector privado. Si solos han logrado tanto, ¿usted se imagina ahora que nos vamos a poner de acuerdo y con todo el trabajo que vamos a hacer hasta donde podríamos llegar?
 
CG: Doctor Iragorri, ¿qué tan lejos está Colombia de lograr ser un país sin problemas de guías de movilización y con trazabilidad bovina?
 
AIG: Veo que el proyecto, que ya es un programa real es muy importante. En mi concepto cuando uno habla de 24 o 27 millones de cabezas de ganado y tiene orejeras para solo 2 está muy atrasado y tenemos que buscar la manera de agilizar y volver más eficiente ese proceso que se viene adelantando en cuanto a la trazabilidad animal, revisar lo que se viene haciendo para corregirlo. (INFORME: El ICA sigue sin cumplirle al país con la trazabilidad bovina)
 
CG: ¿Qué medidas seguirán tomando desde el Ministerio para evitar consecuencias por cuenta del fenómeno de El Niño?
 
AIG: El Ideam ha dicho que hay una gran sequía en el país, que afecta especialmente a la zona norte, a toda la costa, pero que las probabilidades que alcanzaron a estar en un 80 % de que se madure El Niño han bajado en las últimas semanas a un 60; esto quiere decir que es muy probable hoy que no tengamos incidencia alguna.
 
La verdad es que el cambio climático es una realidad y las entidades tienen que, como ya lo empecé a hacer con un proyecto que envié a Planeación Nacional, tener unos recursos disponibles para generar una política de ajuste en este tema, para ver como no solamente atendemos emergencias sino prevenimos que las mismas se sigan presentando.
 
Por último, hay otro pilar de esta política: la inversión social en el campo, el desarrollo rural, que no puede estar solo en manos de quienes han trabajado el campo como empresarios o finqueros.
 
El Gobierno nacional va a invertir unos recursos importantes en temas de política pública para eliminar esos niveles de inequidad que existen en el campo, en donde sus habitantes pueden ser hasta 3 veces más pobre que quienes viven en las ciudades.
 
CG: Para terminar, ¿extenderán el programa de las bodegas ganaderas que se viene trabajando con Fedegán?
 
AIG: Hay que ampliarlo, nosotros no podemos dejar tirado ante esta emergencia al sector. (Lea: Fedegán solicitó $13 mil 671 millones para enfrentar El Niño)
 
Nosotros venimos atendiendo a través de la Oficina de gestión del riesgo que es la encargada de esos fenómenos climáticos, aunque la prioridad de ellos es el tema humanitario no tanto la protección animal, por lo que se debe buscar la forma de que a través de las agremiaciones podamos atender los requerimientos para darle solución a los problemas, en este caso el ganadero.