Desde la Universidad elaboran bloques nutricionales para épocas de escasez

Por: 
Edgar Aldana Rosillo
15 de Junio 2021
compartir
Bloques nutricionales, concentrado, animales, Granja Experimental, Universidad Francisco de Paula Santander, Ocaña, maquinaria, molino de martillo, mezcladora de alimentos, peletizadora, semovientes, materias primas, altos costos, época seca, alternativas, ganadería, ganadería Colombia, noticias ganaderas Colombia, contexto ganadero
La Universidad es un buen inicio para enseñar a los estudiantes a elaborar los bloques nutricionales para el ganado y así reducir costos. Foto: Cortesía

La Granja Experimental de la Universidad Francisco de Paula Santander Seccional Ocaña adelanta un proyecto de alimentación de concentrado para animales de la institución.
 

En las instalaciones de la Granja Institucional, se ha adecuado la maquinaria necesaria, como molino de martillo, mezcladora de alimentos y peletizadora; esenciales para la generación de alimentos de concentrado para animales del Alma Máter.

 

Esta estrategia, nació con el objetivo de suplir las necesidades alimenticias de los semovientes y capacitar a estudiantes sobre el desarrollo de procesos de generación de alimento concentrado.

 

La idea nace para que los estudiantes tengan la oportunidad de conocer cómo se elabora un alimento concentrado porque generalmente se les enseña a balancear la ración pero muchas veces no se logra llegar a obtener el producto final. (Lea: Bloques nutricionales, una estrategia nutricional viable para esta época)

 

Igualmente se hizo pensando en el alto costo de las materias primas y de los concentrados comerciales, al tiempo que se desarrollan estrategias alimenticias a nivel de finca que puedan suplir la necesidad nutricional de los animales.

 

Dependiendo de las materias primas disponibles se formula el alimento de tal manera que cumpla con los requerimientos nutricionales de los animales a los cuales se les va a suministrar.

 

Según el Coordinador del Laboratorio de Nutrición Animal de la Universidad, José Efraín Salcedo Paredes, los primeros tres meses del año suelen ser difíciles por ser época seca y las materias primas y el forraje son de menor calidad por lo que se deben buscar alternativas para alimentar al ganado.

 

Para ello se realizan unas estrategias de alimentación entre las cuales hay una que es muy importante para el mantenimiento de los animales que son los bloques nutricionales que pueden ser proteicos o energéticos o una mezcla de los dos.

 

Se utilizan, fundamentalmente, para mantener los animales en cualquier época aunque en la granja de la universidad se usan en especial durante la temporada seca.

 

Para su elaboración se utiliza una fuente proteica, fibra y un aglutinante para que se compacte. En este caso se cuenta con pasto deshidratado en heno y la harina que sale al molerlo es una de las materias primas utilizadas en la mezcla. (Lea: Algunas fórmulas para elaborar bloques multinutricionales)

 

También se puede utilizar la harina de maíz, así como residuos de cosecha como el fríjol partido que queda en las trilladoras, afrecho, melaza para dar palatabilidad, y en este caso el aglutinante es la cal.

 

Igualmente es posible emplear pastilla de fríjol, harina de arroz, fuentes proteicas de origen vegetal, como harina botón de oro y matarratón, sal mineralizada, melaza, cebada y afrecho de maíz.

 

Una vez obtenido el alimento, se realiza un análisis para verificar que cumpla con los requerimientos nutricionales, que debe estar entre un 15 a 18 % de proteína.

 

Después que se tiene la mezcla homogénea se hace la compactación para lo cual se tiene una máquina que es una prensa hidráulica que le genera la presión suficiente para que el bloque no se desarme.

 

Este proceso demora alrededor de tres horas y después que se tiene el bloque armado se deja bajo techo pero con ventilación y se cubre con cal. Así se deja por ocho días para que seque y pueda ser ofrecido de una manera más eficiente al animal.

 

En la universidad se hace una mezcla para 100 kilos de donde salen diez bloques nutricionales de diez kilos cada uno. (Lea: Use los bloques multinutricionales como alternativa de alimentación bovina)

 

Este se le da a las vacas de ordeño, al ganado criollo y el de razas puras, al igual que a las cabras que son los rumiantes con los cuales se cuenta en la universidad.

 

El bovino debe consumir diariamente 300 gramos de este bloque y lo hace lamiendo con lo cual se van desprendiendo las partículas que lo conforman

 

Gracias a este proceso, se reducen los altos costos en la compra de concentrados comerciales, que debido a la contingencia de la COVID-19, el valor de los mismos aumentó en un porcentaje considerable.